• Sept. 9, 2014, media noche

Por:

 

El debate sobre datos abiertos y gobierno abierto avanza con rapidez en el Caribe, y ya somos testigos de algunos buenos ejemplos del beneficio de los datos abiertos en la región.

En esta publicación, me gustaría repasar brevemente el progreso obtenido en la creación de un ecosistema de Datos Abiertos en el Caribe y ver unos pocos ejemplos que han sido útiles para los gobiernos en esta región.

 

Favorecen la transparencia gubernamental

 

Solamente dos países del Caribe —la República Dominicana y Trinidad y Tobago— han tomado medidas para participar en la Alianza para el Gobierno Abierto (OPG, Open Government Partnership), una organización intergubernamental que reúne a 63 países en pos de la transparencia y la rendición de cuentas.  Ser miembro de OPG es una buena señal de que los gobiernos nacionales han entendido la necesidad de adoptar marcos de trabajo más abiertos.

 

No obstante, aunque la participación de la región en OPG es aún incipiente, el Caribe ha demostrado un sólido compromiso institucional con la libertad de información (FOI, Freedom of Information). En 2011, de los 16 países que son miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM), 7 habían promulgado leyes FOI, 4 habían elaborado proyectos de legislación FOI y 2 habían garantizado la libertad de información como un derecho constitucional.

 

Fortalecen a la sociedad civil y la integración regional

 

El dinamismo de la sociedad civil es uno de los aspectos positivos y más destacados de los datos abiertos. En los últimos tres años, hemos visto diversas iniciativas regionales lideradas por actores de la sociedad civil que vale la pena mencionar.

 

Desde 2011, el Instituto Abierto del Caribe (Caribbean Open Institute), una coalición de organizaciones que apoyan los enfoques abiertos para abordar temas de desarrollo en la región, organiza la Conferencia de Desarrollo de Datos Abiertos Caribeños y Código Común (DevCa, Developing the Caribbean Open Data Conference and Code Sprint).

 

DevCa es un evento regional anual para el desarrollo de datos abiertos y tecnología que se lleva a cabo en forma simultánea a lo largo de muchas islas distintas del Caribe. Combina una conferencia de dos días en la que se destacan las mejores prácticas globales en datos abiertos y el progreso logrado a nivel regional en la elaboración de un código común durante 24 horas en la que tecnólogos y no tecnólogos de toda la región trabajan en respuestas a problemas regionales, usando datos del Caribe.

 

Aprovechando el impulso y el alcance más amplio de DevCA, la iniciativa Código para el Caribe fue recreada por SlashRoots Foundation para profundizar el compromiso con los organismos gubernamentales respecto de los desafíos de brindar servicios que respondan a las prioridades que enfrentan los ciudadanos. En el primer piloto, el programa de Código para el Caribe trabajó con el Organismo de Desarrollo Agrícola Rural (RADA, Rural Agricultural Development Agency), para explorar soluciones creativas que aprovecharan la tecnología para combatir el robo de productos agrícolas o ganado, uno de los principales problemas que afectan la industria agrícola jamaiquina.

 

Solucionan problemas endémicos

 

Es en áreas temáticas tales como, la agricultura y la piscicultura, la educación y el  periodismo de datos, donde se ha obtenido mayor progreso.

 

Uno de los casos más notables es HarvestAPI, una plataforma de datos abiertos para compartir y publicar datos del sector agrícola, a la que pueden acceder tanto el Gobierno como el público. HarvestAPI fue creada para eliminar los obstáculos que impedían a actores clave en la agricultura, como la policía, los funcionarios de extensión de RADA y la Sociedad Agrícola de Jamaica, coordinar esfuerzos y acceder a los datos de los unos y los otros, para mejorar la toma de decisiones basada en datos.  HarvestAPI hizo posible que RADA fuera el primer organismo gubernamental en la región que publicó información sobre agricultura, como datos de precios y producción.

 

Además del compromiso con los organismos gubernamentales, la región también ha visto un creciente interés de parte de los intermediarios de datos abiertos, como los medios de comunicación. El año pasado, Panos, una organización regional que ayuda a los periodistas a cubrir temas sobre desarrollo sostenible, organizó un encuentro de periodismo de datos para crear capacidad regional en el periodismo basado en datos. Quince periodistas de toda la región recibieron capacitación y apoyo sobre cómo analizar información para notas en  áreas temáticas.

 

Para complementar estas colaboraciones interinstitucionales de la sociedad civil, como DevCa y Código para el Caribe, el Banco Mundial también inició un diálogo sobre políticas de alto nivel con varios gobiernos del Caribe, para apoyar la implementación de iniciativas de Gobierno Abierto y Datos Abiertos. Santa Lucía y Antigua y Barbuda han completado una Evaluación de Preparación para Datos Abiertos. Este es un instrumento que ayuda a los gobiernos a definir planes orientados a la acción para desarrollar iniciativas de datos abiertos. En el caso de Antigua, el Gobierno también estableció una unidad de preparación para datos abiertos para que conduzca la implementación.

 

Aunque aún hay mucho trabajo por hacer, en la región crece el interés por la apertura como un medio para abordar los problemas que son más relevantes para la región. A pesar de que el Caribe tal vez aún no tenga un papel protagónico en compromisos de alto nivel, como la Alianza para Gobierno Abierto, está desarrollando poco a poco su propio modelo para adoptar los principios del gobierno abierto.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus