• Oct. 7, 2014, media noche

Uno de mis profesores favoritos, Donald Shoup, encontró que los automóviles pasan más o menos el 95% de su tiempo estacionados. ¿Y qué hay de nosotros, practicamos el sedentarismo tanto como los automóviles? Según un estudio reciente,  pasamos de 9 a 10 horas sentados durante el día. Si asumimos que dormimos 8 horas diarias, esto significa que pasamos el 63% de nuestro tiempo “estacionados” o “parqueados”, como algunos colegas dirían.

 

Un estudio en Australia encontró que pasar 8 o más horas sentados se asocia con un incremento en el padecimiento de diabetes y otras enfermedades crónicas en hombres de más de 45 años. Y si crees que haciendo ejercicio 30 minutos al día resuelves el problema, pues te equivocas, porque no es suficiente. Lo peor de todo es que el tiempo que pasamos inactivos va en aumento y hay personas que pasan hasta 15 horas inactivas entre trabajo y entretenimiento, ¡lo que equivale al 94% del tiempo que permanecemos despiertos! ¿Ahora ves por qué digo que nos parecemos cada vez más a un automóvil estacionado?

 

Usar más el “transporte activo”, como andar en bicicleta o transporte público y desplazándonos a pie puede ayudarnos a vivir más, ser más saludables y reducir el impacto en el medio ambiente. El programa de Responsabilidad Social Empresarial (CSR) del BID, en el marco de su Semana sin Impacto, celebrada del 28 de septiembre al 3 de octubre de 2014, retó a que los empleados del BID en Washington, D.C. se desplazaran de una manera más saludable durante su día de transporte activo. El BID reservó 4 estacionamientos en las plazas situadas en la entrada del edificio del Banco y los convirtió en espacio público con la ayuda las organizaciones  EMBARQ, WABA y goDCgo.

 

El objetivo de esta original actividad fue motivar a los empleados a usar su propia energía para desplazarse y cuidar el medio ambiente. También hubo un panel con expertos que hablaron de los incentivos económicos que el BID podría implementar para fomentar más el transporte activo contribuyendo a mejorar la salud de su fuerza laboral y la disminución de la huella de carbono.

 

Hoy en día, la sede del BID en Washington, D.C. cuenta con estacionamiento para 188 bicicletas y, en algunos casos, ya llega a ser insuficiente. Los expertos anotaron que el BID, al igual que otras organizaciones similares, puede hacer más para motivar a sus empleados para que usen transporte más activo. Por ejemplo, se puede desincentivar el uso del automóvil a través de una política tarifaria de estacionamientos más agresiva y proveer beneficios económicos para la utilización del transporte público. Y tú ¿durante cuántas horas estacionas tu cuerpo ya sea sentado en el coche, en el trabajo o viendo la televisión?

 

Síguenos en Twitter: @BIDTransporte

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus