• Jun. 18, 2008, 3:25 p.m.
Es una pregunta que nos hacemos todos ahora que la figura ascendente del senador Obama, ha venido obteniendo una seguidilla de victorias que tienen a las encuestas en apuros y a los mismos analistas políticos quienes daban por un hecho que la figura de la señora Clinton iba a ser contundente en estos meses para dilucidar al representante de los demócratas; todos saben que ganó la Nominación, en tanto por el lado de los republicanos Macaine se yergue como figura contestaria, de carácter beligerante, para pretender seguir aplicando el mismo estilo de gobernar del actual presidente estadounidense.

El color negro en los Estados Unidos siempre ha sido un problema de nunca acabar, históricamente los hechos son como recientes, pues en todos los aspectos se ha evidenciado como la raza en el poder maltrata, ataca y extermina a través de los famosos grupos del Ku Ku Klan, por ejemplo o actúa con premeditación y alevosía cuando sorpresivamente salta la vista algún hombre que rápidamente se convierte en líder y éste pone en peligro lo que el poder negro pudiese revertir. Recordemos al doctor Martin Luther King, quien por tan solo expresar sus sueños, sucumbió. I HAVE A DREAM.

Es una cultura del Apartheid, la exclusión hacia la raza negra, la cual se ha mantenido y extendido siendo un estilo peculiar, pero tenebroso que dio oportunos resultados a quienes lo aplicaban, pero ésta fue vencida en Sud África por el señor Nelson Mandela,   no sin antes dicho triunfo para ser posible significó el que  millones de seres humanos, representados en el mundo entero quedaran  inermes y huérfanos, en tanto  el único pecado  precisamente era, ser de color negro.

Existe preocupación no solo en la nación del norte, lo hay también en donde se practica todavía este tipo de racismo, pero la más difícil de enfrentar para la maquinaria recurrente, es que existe un Discurso distinto, nuevo, lleno de alternativas, que trata de ponderar la palabra misma. Algunos lo llaman la Nueva Esperanza para el mundo. Las contradicciones, las quiebras, la recesión, el miedo financiero a nivel interno, son algunos de los factores que no ha podido contestar la facción conservadora y recalcitrante, es obvio entonces el temor de que pueda llegar a presidente una persona con pensamiento propio que responde al símbolo del liderazgo y que siendo de color negro pueda conciliar a las razas.

El pueblo estadounidense requiere urgentemente de seguridad, tranquilidad con las hipotecas, más y mejores inversiones, atractivas tasas de interés que respondan a multiplicar el comercio y las finanzas. Los pronósticos no son de los mas frescos para una economía que se puede desviar del objetivo primordial de alcanzar sus mas elementales derechos, fundamentalmente el de la paz, con economía sana y por supuesto, un no a la beligerancia militarista.


Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus