• Jun. 27, 2008, 3:49 p.m.
Dadas los últimos acontecimientos que aquejan nuestro país (carestía de la vida, mensajes agresivos contra donantes, entre otros), y motivado a opinar como ciudadano nicaragüense sobre la acción legal que está tomando nuestro compatriota Carlos Mejía Godoy, es necesario en verdad decir la verdad: el Frente Sandinista de Liberación Nacional, el movimiento liberador que nació de la necesidad de liberarnos de la dictadura y tiranía de los Somoza hace ya mucho tiempo murió.

En la actualidad lo que existe es un partido político ávido de poder y riqueza que utiliza el nombre de aquel movimiento que se forjó con el sacrificio de grandes personas, ahora mártires y héroes todos ellos (aunque muchos desconocidos aún). No se puede negar que todavía existen personas fieles a esos ideales de libertad e igualdad con que se forjó la lucha hace tantos años, pero tampoco puede negarse que el Frente ya no representa más esos valores.

El actual FSLN está dirigido por y para la figura de Daniel Ortega, ¿qué hay de Carlos Fonseca, o del mismo Sandino? Nadie parece recordarlos más que para adornar discursos y justificar sus acciones. Nuestro ilustre señor presidente parece haber olvidado el por qué se formó el FSLN, lo que significa FSLN, pero aún así se enaltece de estar a la cabeza del FSLN.

También considero necesario llamar a la reflexión a todo el pueblo nicaragüense, como lo ha hecho el maestro Serrano Caldera, Nicaragua no debe esperar hasta el último minuto a que el país este a punto de derrumbarse para actuar, no podemos seguir indiferentes ante una problemática nacional, no debemos esperar a que el vecino actúe, a que los políticos actúen (ya que nunca lo harán, o solo lo harán en su beneficio), cada uno de nosotros debe poner su grano de arena en esta nueva lucha contra la tiranía.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus