• Jul. 27, 2015, 10:26 a.m.

Etapa uno: Formación

El enfoque principal durante la etapa de formación es crear un equipo con una estructura, metas, dirección y funciones claras para que los miembros comiencen a crear la confianza. Durante la etapa de formación, gran parte de la energía del equipo se concentra en la definición del equipo y sus responsabilidades. Los miembros del equipo tienden a ser optimistas y muestran interés en esta etapa.

Una hora de planeación puede ahorrar tres horas de ejecución y este principio ciertamente se aplica al ciclo del equipo. Mientras más completo y organizado sea en la etapa de formación del desarrollo del equipo, es más probable que el equipo realice la transición de manera exitosa a través de las etapas de estabilización, actualización, maduración y término.

Etapa dos: Estabilización

En esta etapa, el equipo se conoce entre sí y recibe las misiones o tareas que le hayan asignado.  Comienzan a adaptarse a sus funciones en el equipo.  Los patrones de interacción y comunicación comienzan a surgir a medida que los miembros del equipo experimenten el proceso de trabajar en forma conjunta.

Esta etapa es crítica para obtener resultados exitosos en el equipo.  Algunos equipos nunca experimentan la estabilización.  Trabajar en esos equipos es una experiencia difícil porque el equipo nunca logra el equilibrio.  Las definiciones de las funciones no son claras, las responsabilidades son inciertas y los miembros del equipo nunca se sienten cómodos entre sí.

Etapa tres: Integración

Los miembros del equipo sienten una creciente aceptación de los demás en el equipo y reconocen que la variedad de opiniones y experiencias fortalecen al equipo y enriquecen el producto o resultado.  Los miembros comienzan a sentirse parte del equipo y pueden sentirse satisfechos de una mayor cohesión en el grupo.  En esta etapa, el equipo se concentra en sus metas; se dividen las metas grandes en pasos pequeños que se puedan lograr.  Es probable que en esta etapa, el equipo necesite desarrollar las habilidades relacionadas con las tareas, habilidades del proceso de grupos y manejo de conflictos para que la transición fluya sin problemas hacia la siguiente etapa.

Etapa cuatro: Actualización

Durante la etapa de actualización del desarrollo del equipo, los miembros del equipo se sienten más cómodos para expresar sus ideas y sentimientos. Desarrollan la aceptación de los demás miembros del equipo.  Aprenden a valorar la variedad de experiencias y conocimiento de los miembros del equipo.  Durante la etapa de actualización, los miembros del equipo comienzan a realizar un esfuerzo consciente para apartar las diferencias y lograr una armonía de grupo. Se hace énfasis en la comunicación y comienza a ser más eficiente.  Los miembros del equipo se toman más en serio y surge un sentido de humor del equipo.  Normalmente, el equipo se vuelve más productivo en esta etapa.

Etapa cinco: Maduración

En la etapa de maduración del desarrollo del equipo, los miembros sienten satisfacción por el progreso del equipo.  Comparten sus opiniones y están conscientes de sus fortalezas y debilidades.  Los miembros se sienten más cómodos con los patrones y procesos del equipo, y sienten más confianza en sus habilidades personales y las de sus compañeros de equipo. Los miembros del equipo se aceptan más entre sí y valoran las diferencias.  En la etapa de maduración, el equipo logra avances importantes hacia sus metas. El compromiso y competencia de los miembros del equipo son elevados. Los miembros del equipo continúan obteniendo mayor conocimiento y habilidades, y trabajan para desarrollar al equipo.  Se miden y celebran los logros en el proceso o progreso del equipo.

Etapa seis: Término

Algunos equipos, como equipos para proyectos específicos o equipos con funciones específicas se terminan una vez que se concluye el trabajo o cuando la organización necesita un cambio.  Es importante para cualquier equipo poner atención al término o conclusión del proceso. Es probable que, en cualquier momento, las personas del equipo experimenten diferentes emociones sobre el término del mismo.

Durante la etapa de término, quizás algunos miembros del equipo se concentren menos en las tareas del equipo y es probable que se reduzca su productividad. Quizás otros miembros del equipo sientan que concentrarse en las tareas a realizar es una respuesta efectiva del cambio de su participación en el equipo.  Es probable que la productividad de estos miembros del equipo incremente.

 * Directora de Entrenamiento Dale Carnegie Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus