• Ago. 25, 2015, media noche

A veces nos pueden causar gracia y risa aquellas personas que insisten en que su voluminosa protuberancia abdominal o barriguita “no es de gordura”. Te invito a que les des el beneficio de la duda, pues existen algunas causas no tan pensables de aumento del perímetro abdominal que están lejos de ser por acumulación de grasa.

Lo importante de este asunto es recordar que el aumento del perímetro abdominal por encima de ciertos límites (80 cm para mujeres y 92 cm para hombres) incrementa el riesgo de presentar enfermedades como infartos al corazón, hipertensión, diabetes, alteraciones en el colesterol y triglicéridos. Este aumento del riesgo se debe a que la grasa que se acumula en el abdomen es la representación equivalente de la grasa que se deposita sobre los órganos intrabdominales como el hígado, intestinos, peritoneo y demás. De aquí la necesidad de modificar hábitos y estilo de vida para disminuir el perímetro abdominal.

Sin embargo, existen otras posibles causas de incremento de la circunferencia abdominal. Una de ellas es el síndrome de colon irritable, esta patología cada vez más frecuente consiste en una alteración de la función del colon, este órgano por estrés disminuye o aumenta su movilidad, acumula gases, altera el patrón de la defecación presentándose diarrea o estreñimiento y se acompaña con flatulencia, incremento del perímetro abdominal  y muchas veces dolor. 

Esta aparición de la “barriguita” ocurre luego de comer la mayoría de las veces o se establece por varios días de forma progresiva.  El control incluye el consumo de tés calientes luego de las comidas, evitar flatulentos como el melón, sandía, lechuga, repollo, brócoli, coliflor, pepino, espinaca, yuca y frijol entero. Además, también los lácteos producen muchos gases y distensión del abdomen y en algunas personas el consumo de panes y harinas de trigo es causante de esta molestia. Si sospechas que algo de lo anterior puede ocurrirte elimina estos alimentos de tu dieta diaria y observa la mejoría.

El perímetro abdominal también puede aumentar por crecimiento anormal de alguna estructura y con esto hay que tener mucho cuidado, pues lo más frecuente es que sean tumores de ovario en las mujeres.

Situaciones como la falla cardiaca y la cirrosis también pueden ser causantes de un abdomen prominente. En estas dos causas se debe a la acumulación de líquido en la cavidad abdominal, a lo que se le llama ascitis. Esta condición debe ser manejada por el médico, pues debe incluir diuréticos, restricción del consumo de líquidos y sal como una alimentación saludable y adecuada a la condición médica que se tenga.

Cuando tu perímetro abdominal crece no asumas que se debe a tu desorden alimenticio, consulta a tu médico de cabecera para descartar causas de esta alteración que requieran tratamiento complementario a tus buenos hábitos de comer y estilo de vida.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus