• Sept. 7, 2015, 12:44 p.m.

Cada año, el 8 de septiembre, izamos la bandera de la alfabetización como derecho humano, como fuerza esencial para la dignidad y como fundamento de sociedades cohesionadas y del desarrollo sostenible.

Este mensaje reviste especial importancia este año, ya que los Estados adoptarán una nueva agenda de la educación y el desarrollo que proporcionará orientaciones para los próximos 15 años. La promoción de la alfabetización deberá ocupar un lugar preponderante en esta nueva agenda. Al empoderar a las mujeres y los hombres, la alfabetización contribuye al avance del desarrollo sostenible en todos los ámbitos, desde la mejora de la asistencia sanitaria y la seguridad alimentaria hasta la erradicación de la pobreza y la promoción de un trabajo decente.

Se han realizado progresos en todo el mundo desde el año 2000, pero aún persisten problemas considerables. En la actualidad, 757 millones de adultos siguen sin poseer competencias básicas en lectura y escritura, dos tercios de los cuales son mujeres. El número de niños y adolescentes sin escolarizar está aumentando y asciende a 124 millones en todo el mundo. Además, unos 250 millones de niños en edad de cursar enseñanza primaria no dominan las competencias básicas en lectura y escritura aunque estén escolarizados.

No podemos permitir que esto continúe. La alfabetización es indispensable para alcanzar el objetivo de desarrollo sostenible propuesto de promover “una educación de calidad, inclusiva y equitativa y un aprendizaje a lo largo de la vida para todos.”

Este es el mensaje de la UNESCO con motivo del Día Internacional de la Alfabetización. Para permitir a todos los hombres y las mujeres participar plenamente en sus sociedades, necesitamos una mayor inversión y políticas más eficaces para integrar las medidas relativas a la alfabetización en las políticas generales sobre desarrollo sostenible, respaldadas por mecanismos innovadores que generen sinergias positivas en todas las esferas de políticas que son primordiales para edificar sociedades más justas y cohesionadas. Esto es esencial para todas las iniciativas encaminadas a la construcción de un futuro mejor para todos, sobre la base de los derechos humanos y la dignidad.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus