• Sept. 22, 2015, media noche

Como una cuarta prioridad debemos de ubicar el tema de cuántas comidas comer y la frecuencia de estas. Ahora, este es un tema sensible, así que, como todo lo que comparto, por favor tomen lo que les funcione según su experiencia. Existen estudios que demuestren que no es necesario comer cada 3 horas por un total de 6 a 8 comidas para “acelerar el metabolismo”. La frecuencia de las comidas no es tan importante como pensamos para la pérdida de grasa o ganar músculo. Con eso dicho, es una buena idea asegurarse que está comiendo lo suficiente durante el día. Hay personas que con dos comidas grandes pueden lograr el total calórico requerido. 

Pasar mucho tiempo sin comida puede afectar su hambre de forma negativa, ya que pasa constantemente pensando en comida. Les recomiendo apuntar entre 3 y 5 comidas durante el día en dependencia de su preferencia y estilo de vida. Conozco personas que por caer en el esquema que deben comer cada 3 horas comen cualquier cosa que esté a su alcance en vez de comidas óptimas y saludables. Piensen en una galleta en vez de una fruta. Para aclarar, una comida en este contexto se refiere a cualquier cosa desde una merienda (un batido o una fruta) a comidas reales (proteína, vegetales, carbohidratos). 

Lo que debe tomar en cuenta con el tema de las frecuencias son sus metas calóricas y de nutrientes, de forma que encuentre la frecuencia que funcione para ustedes. Si tiene un requerimiento de 2,000 calorías y una meta de proteína de 150 gramos por día, si come tres veces al día, cada comida deberá ser de 660 calorías más o menos y 50 gramos de proteína. ¿Puede usted consumir esa cantidad o es demasiado? De ser demasiado posiblemente puede ser necesario agregar una comida adicional y reducir la cantidad de calorías por sentada. La idea es encontrar lo que pueda ser sostenible.

La gente se vuelve loca buscando la ruta más fácil sin poner ningún esfuerzo. Y aunque poner en orden los tiempos de las comidas tiene un efecto favorable en la composición corporal, sin prestarle atención a los niveles de mayor impacto, simplemente están perdiendo su tiempo y esfuerzo por razones como el ejemplo que di de las opciones de alimentos. Dado que la adherencia es la principal preocupación cuando se trata de nutrición, el número de comidas consumidas diariamente debería terminar siendo una decisión personal si la meta de uno es mejorar su composición corporal. Recuerde que mientras más sencillo hagamos el proceso, tendremos una mayor tasa de adherencia y por ende una mayor tasa de éxito a largo plazo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus