• Oct. 6, 2015, media noche

El cáncer de mama es una enfermedad multifactorial y hay algunos factores modificables sobre los que podemos intervenir. Por tanto, es importante que conozcás estos cinco errores que frecuentemente cometemos a la hora de alimentarnos y que de una u otra forma incrementan la posibilidad de tener cáncer de mama o de favorecer su reaparición.

1. Exceso de grasas saturadas: Se acostumbra a consumir grandes cantidades de crema, mantequilla, manteca de cerdo, carnes con grasa, además se fríe con aceites vegetales  como el de palma, algodón y otros que se reutilizan múltiples veces. Se debe preferir grasa polinsaturada o monosaturada como la del aceite de oliva, canola, maíz o girasol; además usar lácteos descremados y por supuesto evitar la manteca de cerdo. Asimismo, preferir las carnes blancas antes que las rojas y dos veces por semana reemplazar la proteína animal por proteína vegetal.

2. Exceso de azúcares simples: Se emplea gran cantidad de azúcar para endulzar frescos y de estos se consume una cantidad importante. Además existe mucha preferencia por los  jugos, bebidas gaseosas, dulces, cajetas, postres y reposterías. Los azúcares consumidos de forma exagerada tienen un efecto a nivel de nuestro cuerpo, pues genera obesidad, y esta influye en el desarrollo de ciertos de tipos de cáncer, pero además acidifica nuestro organismo, lo que facilita el crecimiento de células inmaduras o cancerígenas. Limitá el consumo de azúcares a 10 cucharaditas al día, usá las frutas para calmar la ansiedad de dulce.

3. Poco consumo de vegetales, frutas y ensaladas: En nuestro país el consumo de este grupo de alimentos es poco, los platos están llenos en su mayoría de harinas y carbohidratos, además las frutas se consumen más en frescos que al natural. Recordemos que cada tiempo de comida (almuerzo y cena) debe incluir por lo menos 2 tazas de vegetales y de ensaladas, combinando todos los colores de manera que recibamos las vitaminas y los antioxidantes adecuados. Sobre todo priorizar los rojos y los verdes y de las frutas los cítricos por la gran cantidad de vitamina C, al igual que los anaranjados por la vitamina A.

4. Exceso de enlatados, procesados, colorantes y preservantes: El corre-corre de la vida diaria nos ha llevado a utilizar alimentos más sintéticos, comida rápida, alimentos en lata y todo lo que nos haga la vida más fácil. Esto se traduce en exceso de sustancias que pueden ser nocivas. Lo ideal es consumir la mayor cantidad de alimentos saludables y naturales, dejando los enlatados y artificiales para asuntos muy especiales y ocasionales. Estos no deben ser los principales.

5. Sedentarismo: Todavía en nuestro país vemos a la población en general muy quieta y sedentaria. Recordemos que los efectos del ejercicio son diversos, aparte de ayudar a quemar calorías y a controlar el peso,  debemos reconocer que mejora nuestro estrés, da sensación de bienestar, permite conciliar el sueño, nos disciplina y nos conecta con nuestra responsabilidad por vigilar nuestra salud.

¡Viví de forma más saludable y prevení el cáncer de mama!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus