• Oct. 20, 2015, media noche

Muchas personas comentan que una de las dificultades que tienen para comer sanamente está en que gastan más dinero y se salen del presupuesto que tienen para hacer sus compras o para escoger los lugares que van a visitar.

Por eso quiero compartir algunas estrategias que puedes implementar para iniciar a comer de forma más saludable sin que tus finanzas se vean afectadas.

Comer sano es invertir

Recuerda que somos lo que comemos y por tanto priorizar la calidad de lo que comes es asegurar tu salud en diferentes aspectos. Cuando de salud se trata vale la pena hacer las ganas de querer comer cada día mejor y considerar tus alimentos como fuente de vida, por tanto esto te ayudará a motivarte a priorizar la comida sana para todos en casa. También debes tener en cuenta que muchas enfermedades como la diabetes, la hipertensión, alteraciones del colesterol y los triglicéridos dependen de una alimentación saludable para controlarse, por eso si modificas tus hábitos y optas por unos más sanos la cantidad de medicamentos que tendrás que utilizar será menos y así desplazarás parte de tu dinero en comer bien más que en comprar medicinas. Lo más barato no siempre es lo más sano por esto debes revisar lo que compras y no dejarte llevar por las promociones de alimentos que para nada son saludables.

Planificación

Te sugiero levantar una lista de tus compras semanales o quincenales y antes revisar lo que hace falta o no a veces el desperdicio y acumulación de algunos alimentos hace que no tengas disponibilidad para comprar otros. Es muy útil también hacer una lista de lo que comeremos en la semana, así se compra solo lo que se va a utilizar y no se gasta tanto. La planificación de tu menú y la lista de compras te ayuda a comprar sólo lo que está ahí y no te llenas de golosinas, chips, salsas y alimentos que no son sanos y que tenerlos en casa es una tentación.

Cocinar en casa

Es mucho más económico comer en casa que fuera de ella, por tanto idea menúes agradables, unan esfuerzos en familia y disfruten de comer rico y sano con el aporte de todos. Cocinar y comer en familia es una de las mejores herramientas que puedes usar para compartir con tus hijos, para que ellos aprendan a realizar tareas en la casa y que valoren el esfuerzo que implica cualquier tipo de actividad.

No comprar doble

Comer sanamente no es solo para el enfermo o el que quiere estar flaco, los buenos hábitos son para todos, por tanto, en vez de compra lo de “de dieta” y lo “normal” más bien compra lo saludable y nutritivo para todos y así los buenos hábitos se irán estableciendo en toda la familia.

Comer saludable es ahorrar en la alcancía de la salud.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus