• Dic. 8, 2015, media noche

En este mes las tentaciones estarán presentes y tendremos que luchar para controlar la ingesta calórica y priorizar la comida saludable. Los objetivos en este mes deben ser: mantener el peso y evitar el exceso de libras en enero o  mantener controladas ciertas condiciones de salud como la diabetes, hipertensión y alteraciones en el colesterol y los triglicéridos.

Ten en cuenta estas recomendaciones

Disminuye la cantidad de azúcar: las bebidas azucaradas aportan gran cantidad de calorías, por tanto prefiere el agua o las bebidas simples o con edulcorante, también usa tés naturales, evita los jugos enlatados, instantáneos, gaseosas y si la tentación es mucha controlá el volumen de lo que consumes. 

Evitar las frituras: recuerda que las frituras triplican las calorías, por esto escogé preparaciones asadas, a la plancha o cocidas.

Tomar un desayuno saludable: si comenzás el día con un buen desayuno lleno de nutrientes y calorías saludables, de cierta forma te ayudás a mantener un equilibrio, debés hacer la mayor parte de los tiempos de comida en casa con cocción sana.

Caminar 30 minutos al día: durante este mes mantén un ritmo de caminata diaria de media hora, podés seguir en tu gimnasio o idearte una rutina “express” en casa.

Evitar las bocas: los bocadillos son muy grasosos y calóricos, tratá de evitarlos o restringir su consumo a las más sanas como carnes, mariscos, vegetales al horno, asados o con escabeche, los vegetales o frutas con alguna salsa, los jamones y quesos con moderación.

Priorizar las proteínas: recordá comer una cantidad grande de proteínas como carne, pescado, pollo o cerdo a la plancha y luego el resto del plato llenalo con los vegetales, las ensaladas y las harinas de tu preferencia.

Moderar el relleno: el relleno es una gran tentación y comerlo de forma desmedida y durante todo el día puede ocasionar importante aumento de peso, más retención de líquido, descontrol de la presión arterial, etc. Reduce el consumo a media taza 3 a 4 veces por semana.  Probá consumirlo con vegetales, dentro de los omeletes, acompañado por una ensalada o con alguna carne, pollo, pavo o cerdo, sin incluir el pan o la harina de trigo blanca.

Las ensaladas en la mitad del plato: en esta época consumir ensaladas a base de lechuga y vegetales es necesario. Asegurá el 50 por ciento del plato con ensaladas.

Consumir poca cantidad de postre. Los postres son altamente calóricos, así que evitá su consumo o quitá el antojo con una  o dos cucharadas.

Compensar los extras: Luego de los excesos podés incluir uno o dos días de limpieza o desintoxicación, esto es útil y además te permitirá estar más liviana.

Diciembre es un mes difícil que pone a prueba nuestra voluntad y sentido de responsabilidad con nuestra salud. Anímate a tener un diciembre saludable!!!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus