• Sept. 10, 2016, 9:15 a.m.

Tomando en cuenta que nos acercamos al 14 y 15 de septiembre, queremos ilustrar a nuestros lectores sobre el tratamiento aplicable para los días feriados nacionales que establece el Código del Trabajo de la República de Nicaragua.

Es importante tomar en cuenta que los días Feriados Nacionales son obligatorios, con derecho a descanso y goce de  salario. Según el artículo 66 del Código del Trabajo, estos son: 1 de enero, Jueves y Viernes Santo, 1 de mayo, 19 de julio, 14 y 15 de septiembre, 8 y 25 de diciembre.

Por lo anterior, debemos de estar claros de cuál es el tratamiento legal y fiscal  que se le da a estos días, en tal sentido y desde el punto de vista legal, como mencionábamos en líneas anteriores, estos días deben ser descansados y pagados, es decir no pueden ser disfrutados a cuenta de vacaciones.

Los días feriados nacionales son días adicionales de descanso establecidos por la Ley; el disfrute de las vacaciones es un derecho adquirido por el trabajador al descanso por un período determinado con goce de salario, por haber laborado un determinado tiempo, siendo esta la razón que marca la diferencia para no contabilizar los días feriados nacionales dentro de las vacaciones al momento de programar las mismas.

Ahora, que la pregunta crucial es cuál es el tratamiento legal en caso de que debamos trabajar en los días feriados; en el párrafo segundo del artículo 57 del Código del Trabajo, se establece: “El trabajo extraordinario es el que se realiza en los días séptimos, feriados nacionales y asuetos decretados...”.

Por su parte el artículo 62 determina que, tanto las horas extraordinarias, como las que deban ser trabajadas en los días de descansos o compensatorios (del séptimo o feriado nacional) por cualquier causa, deben ser remuneradas doble, es decir con el 100% más de lo que corresponda en este día.

Entrando ahora en materia fiscal y tomando en cuenta los feriados de la próxima semana, es importante manejar qué debemos de hacer como contribuyentes en estas fechas, particularmente ante la Dirección General de Ingresos, por ejemplo,  en la situación en que se deba interponer un Recurso, o bien que se nos deba notificar una Resolución dentro de este período, en tal sentido debemos remitirnos en materia fiscal a la normativa específica que resuelva este escenario y que a la misma vez proteja el derecho del contribuyente.

Así, nos remitimos a la  Disposición Técnica Número 20-2007, que establece que “los plazos establecidos en día o días hábiles se computaran de lunes a viernes, no tomando en cuenta para dicho cómputo los días sábado y domingo, así como tampoco los días de asueto y feriado”, por lo que quedan suspendidas cualquier actuación, notificación o solicitud de información de las autoridades.

En relación a otros procesos administrativos u otras instituciones, quedan suspendidas, cualquier actuación, notificación o solicitud de información de las mismas, así como términos y también cualquier actuación por parte del contribuyente. 

*Especialista en temas tributarios

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus