• Feb. 20, 2017, 9:54 a.m.

Una amiga lectora, nos decía que alguien afirmaba que la perfección es condición indispensable para alcanzar el éxito, y sugería que escribiéramos al respecto.

Desde nuestra perspectiva la perfección es un mito, un ideal inalcanzable, que en ciertas circunstancias es utilizado como motivador para potenciar esfuerzos en la búsqueda de alcanzar un propósito.

Creemos que no existe ser humano perfecto, por lo que, aceptar la perfección como condición sine qua non para ser exitoso equivaldría a negar el éxito, el cual es real y palpable en la vida cotidiana.

Lo perfecto, por definición está referido a lo que no tiene errores, defectos, desaciertos, etc... ¿¡y quién es aquella o aquel que alguna vez no se ha equivocado, o ha actuado incorrectamente?.

Jesús de Nazaret, el Maestro de maestros, que poseía una capacidad inigualable para administrar y direccionar sus emociones, a tal punto que hoy por hoy, es la viva representación de la esperanza, del amor, de la dignidad y de la compasión, cuando un joven se dirigió a él diciéndole: maestro bueno, su respuesta fue: ¿por qué me llamas bueno?, nadie es bueno, solo uno, Dios. Pareciera que en este pasaje, bueno se entiende como sinónimo de perfecto. Por lo tanto, la respuesta de Jesús es: perfecto solo Dios. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus