• Jun. 21, 2017, media noche

Al regresar de mis estudios doctorales, con el apoyo de la fundación Hanns Seidel de Baviera, Alemania, logramos traducir y publicar nuestra tesis doctoral y ello nos permitió, entre otras cosas, establecer una bonita amistad con el entonces presidente de Costa Rica, don Luis Alberto Monge, y desarrollar una serie de diálogos nacionales en varios de los países de la región centroamericana.  Posteriormente publicamos nuestro primer libro, titulado precisamente, “El empresario y su entorno económico”, en el cual nos vimos forzados a poner el análisis del entorno económico al alcance del sector empresarial y de los estudiantes de maestrías en Administración de Empresas de la región.  El reto fue muy motivador, ya que con anterioridad, el entorno económico, por lo general, era una ciencia oculta o innecesaria para estos sectores, en parte, debido a la estabilidad y al crecimiento económico del que habían gozado por mucho tiempo.

Ahora y especialmente después de las experiencias que enfrentamos en la región en la década de los 80, la situación ha cambiado radicalmente y el análisis del entorno se ha vuelto, si no prioritario, al menos importante para los presidentes, directores y gerentes generales que quieren aumentar sus posibilidades de éxito en un mediano plazo.  

Por eso, con frecuencia los vemos asistiendo a conferencias y seminarios que abordan el tema de las perspectivas económicas del país, la región y la economía mundial.

Por lo tanto y para que le saque el jugo a este tipo de actividades hemos querido compartir con usted lo que a nosotros nos gustaría obtener como resultados de estas conferencias o asesorías individuales.

Naturalmente que lo primero que esperamos es que el conferencista o consultor nos hable con sencillez, en un lenguaje que nosotros podamos comprender y lo segundo, es que lo que nos diga sea útil para las decisiones gerenciales que debemos tomar y que no sea un discurso académico bueno solo para ser presentado en esas sociedades de elogios mutuos que abundan en todos los campos del saber.

Al concluir estas actividades usted debe tener una idea del comportamiento futuro de las siguientes variables, el crecimiento del producto interno bruto, tanto en términos reales (sin tomar en cuenta la inflación) como en términos nominales; el incremento en los precios, es decir, la inflación (ojo: cuando la inflación baja, no es que los precios bajen; es que están subiendo más lentamente); el comportamiento de la inflación mundial y el comportamiento esperado de la tasa de cambio nominal.  Si usted sale de estas reuniones sin esta información, usted fue a perder su tiempo y su dinero y mejor no asista a ellas.  Consejo de amigo.

Además, es conveniente tener información sobre el comportamiento esperado de los volúmenes y precios de los principales productos de exportación e importación, es decir, los términos de intercambio, especialmente si nuestra economía es “pequeña y abierta”, ya que su ejecutoría depende enormemente del comercio internacional.  Es más, la capacidad de crecer depende de la capacidad de importar y por eso es fundamental tener una idea de cuál será el comportamiento del nivel de las reservas internacionales, las cuales, por lo menos deben ser equivalentes al valor de tres meses de importaciones, ya que esto nos da cierta tranquilidad sobre la estabilidad monetaria y por lo tanto, sobre la estabilidad cambiaria.  Naturalmente que esta situación puede cambiar muy rápidamente, ya que no hay nada más cobarde que un millón de dólares y naturalmente que dos millones son dos veces más cobardes.  Por eso, siempre es bueno tener una idea de cómo se está comportando la cuenta de capitales de la balanza de pagos y especialmen
te el movimiento del capital privado.

Finalmente y solo para tener una idea de la solidez y coherencia de las conclusiones del conferencista, es muy útil tener una idea de qué ocurrirá con el déficit del sector público como porcentaje de la producción nacional y cómo será financiado este déficit, para saber si será financiado sanamente o inflacionariamente; pero más importante es tener una idea de cómo estará creciendo el crédito total del sistema financiero, tanto al sector público como al privado, en relación al crecimiento de la producción nacional, ya que si el crédito nominal está creciendo mucho más rápidamente que la producción real, estaremos endeudándonos en el extranjero, perdiendo reservas o creando un proceso inflacionario.

Naturalmente que también es útil tener una idea de qué ocurrirá con los ajustes salariales, con el precio del combustible y las tarifas de energía eléctrica, pero esto básicamente nos ayudará a ver si las proyecciones de inflación que nos ha brindado el conferencista son consistentes con estos parámetros adicionales.

Y si desea tener una mejor idea de cómo saber que pasará a mediano plazo, le recomiendo leer el libro de Alan Greenspan, “The map and the territory”.

Espero que estos rápidos comentarios le permitan sacarle realmente el jugo a este tipo de conferencias y a poner “en tres y dos” a los conferencistas, tanto para beneficio de usted como de ellos mismos.  nramirezs50@hotmail.com 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus