• Jul. 26, 2017, media noche

Estimado lector, como usted sabe, Alan Greenspan ha sido uno de los mejores y más famosos presidentes de la Reserva Federal de los Estados Unidos y, entre otras cosas, ha publicado dos libros, uno que es clásico: “The Age of Turbulence”, publicado por The Penguin Press en 2007, donde básicamente nos comparte su desarrollo profesional como economista y sus experiencias al frente de la Reserva Federal; y “The Map and The Territory”, publicado por la misma casa editorial, en 2013, donde nos muestra, a los 90 años, su originalidad y brillantez como economista, aunque no se hubiese graduado en Yale, sino que en New York University. 

Me encantó leer el primero de sus libros, ya que siempre me gusta conocer las experiencias de los colegas presidentes de bancos centrales, pero el segundo me hizo reflexionar mucho y aprender mucho.  Por lo tanto, si le interesa conocer cómo este hombre analiza la economía de un país, cómo se toman las decisiones de inversión a nivel corporativo y cómo la incertidumbre incide en ellas, lea este libro.

Y para motivarlo voy a compartir con usted algunas de las principales lecciones que Greenspan nos ofrece en esa última obra.

La primera conclusión, a pesar de que Greenspan es un hombre ante todo racional y está convencido de que en general las decisiones económicas son decisiones racionales, es que “el espíritu animal”, es decir, el temor o el pánico, la euforia y la presión del grupo, muchas veces juegan un papel fundamental en estas decisiones, y que el peso emocional relativo a la euforia es mucho menor que el del temor o el pánico.

La segunda gran conclusión, y posiblemente la más importante, es que la incertidumbre es el peor enemigo del bienestar económico y social, ya que destruye la recuperación y el crecimiento económico. Recordemos que para que un grupo empresarial apruebe una nueva inversión su “tasa interna de retorno” debe ser superior a su “tasa de corte”, que es el rendimiento que exige el inversionista para correr ese riesgo, pero cuando la incertidumbre crece, la tasa de corte crece y muchos proyectos de inversión dejan de ser rentables.  Y no solo eso, sino que normalmente al crecer la incertidumbre, esta tiende a ser mayor a medida que el horizonte de la inversión es mayor y, por lo tanto, las tasas de interés de largo plazo tienden a subir más rápidamente, por lo que las inversiones que son más afectadas son las inversiones de largo plazo, que normalmente son las inversiones que tienden a aumentar la capacidad productiva y por lo tanto el crecimiento de la economía en el largo plazo. 

La tercera conclusión es que toda “burbuja” eventualmente llega a explotar, pero que siempre, una vez que se han producido las correcciones en el mercado y los precios han llegado, debido al pánico, a su nivel más bajo, estos volverán a sus niveles normales y volverán a ser consistentes con el “valor intrínseco” de los activos que estuvieron sujetos a la “burbuja”. Además, nos dice que las burbujas siempre aparecen después de períodos de estabilidad y bonanza, donde el riesgo y la incertidumbre se han reducido sustancialmente o incluso han llegado prácticamente a desaparecer. Pero lo más interesante es que nos dice que cuando, por razones políticas, el Estado interviene para evitar que el ajuste se produzca o evitar que se produzca rápidamente, lo único que se logra es simplemente alargar la crisis económica que se produce al estallar la “burbuja”.

La cuarta conclusión es que si desea realmente saber cuál es el nivel de confianza que los agentes económicos tienen en un país, lo importante no es escuchar lo que dicen, sino lo que realmente hacen. Y en este sentido Greenspan nos brinda algunos consejos específicos, por ejemplo, que cuando realmente hay un clima de confianza en un país, las empresas utilizan un mayor porcentaje de su flujo de caja para financiar inversiones de largo plazo. A medida que esa confianza disminuye las inversiones pasarán de ser de largo plazo, que aumentan la capacidad productiva, a ser de corto plazo, por ejemplo las inversiones para reducir costos. Y si la confianza se reduce aún más, entonces aún estas inversiones de corto plazo desaparecerán y el flujo de caja se utilizará para pagar deudas, y si se reduce todavía más, entonces solo se utilizará para acumular efectivo y nosotros le agregamos, que si todavía la confianza se reduce más y llega a desaparecer totalmente. Entonces ese flujo de caja se utiliza para fugar capitales y si el sistema financiero, por inexperiencia o complicidad, lo permite, pues los niveles de endeudamiento del sector empresarial se incrementarán para financiar la fuga de capitales.

La quinta conclusión es que la confianza en el sector familiar se puede observar de forma similar, ya que cuando hay un clima de confianza, las familias destinarán una buena parte de sus recursos disponibles a la adquisición de bienes raíces, especialmente sus casas de habitación, pero a medida que la confianza se reduce pasarán a simplemente acumular efectivo y si la situación se deteriora aún más, pues procederán a fugar capitales. 

En resumen, según Alan Greenspan, si usted observa que el edificio contiguo a su terreno se está vendiendo, gracias al clima de confianza que prevalece en el país, a un precio superior al costo actual de reponerlo, usted correctamente procederá a construir otro edificio en su terreno y en caso contrario, no hará la inversión. Como usted recordará, esta es la famosa “Q” de nuestro profesor James Tobin, premio nobel de Economía, que en Yale nos decía que cuando la “Q” es mayor que 1.00, la inversión crece, que cuando es igual a 1.00 permanece estable, y cuando es menor que 1.00, la inversión cae. Por lo tanto, cuando analice las cifras macroeconómicas de su país, no solo revise las tasas de crecimiento global, observe si el crecimiento está basado en más inversión o si simplemente es un aumento en el consumo. Este simple detalle le ayudará a tomar mejores decisiones y no se olvide de tener en cuenta en cuánto se está vendiendo el edificio de su vecino en relación con su costo actual de reposición. 

nramirezs50@hotmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus