• Ago. 9, 2017, media noche

En nuestro país es muy frecuente que las reuniones entre familiares y amigos se hagan alrededor de una mesa, y los asados realmente son muy alegres, por lo que se come y por la informalidad y ambiente relajado que ofrecen.

De pronto a muchos el término “asado light” les quitó las ganas de seguir leyendo, aunque creo que a otros  más bien les atrae aprender a hacer un asado que se disfrute de forma saludable.

Lo primero que les recomiendo es que si deciden optar por alguna de las sugerencias que les hago, sorprendan a sus invitados con algo diferente, sin mencionarles que es algo “saludable”. En general, a la gente la palabra le asusta y supone que no va a estar tan rico. 

Para comenzar les sugiero tener bebidas variadas y no limitarse solo a  gaseosas. Recuerden servir agua, bebida gasificada sin sabor, limones partidos para combinar, algún té natural o limonada. Además es importante incluir siempre alguna bebida sin azúcar, light o con sustituto de azúcar; en nuestro país el 12% de la población tiene diabetes y para estas personas no hay opciones. Dentro de los invitados, siempre habrá alguien que tiene esta enfermedad o que simplemente quiere ahorrarse unas cuantas calorías.

Lo de picar es toda una aventura, pues generalmente se colocan chips, frituras, patecitos o dips a base de queso filadelfia o cremas (es decir, muchas calorías en grasa)… yo sugiero colocar yoltamales o tamal pizque con queso, rosquillas, palomitas, tortillas de maíz con frijolitos molidos y queso seco rallado encima, coctel de aguacate,  semillas. Si el presupuesto es más amplio, los ceviches son una excelente opción o ir colocando salchichas asadas en trozos  (las alemanas, polacas y parrilleras son las menos grasosas) puede ser un preámbulo bastante saludable que no dispara tanto el consumo de calorías. 

Ya entrando en lo más fuerte sugiero buscar cortes que sean magros, quitar la mayor parte de la grasa de los pellejos, marinar de forma sana con mostaza, ajo, cebolla o naranja agria; combinar entre pollo, carne, cerdo y hasta mariscos si se quiere. Por supuesto, acompañar con guacamole, pico de gallo o cebollitas encurtidas es una opción rica sin exceso de aporte calórico.

Para variar hacer papas, maduro o plátanos asados, otra opción es la yuca cocida con cebollitas o unos frijoles riquísimos. No se puede quedar atrás una buena ensalada de repollo o de lechuga con tomate, pepino, cilantro y un buen aderezo tipo vinagreta. Además incluir vegetales asados como tomates, chilotes, zuccini, zanahoria, cebollas y chiles dulces.

Por costumbre los dulces siempre van al final y aquí podemos hacer un despliegue de cajetas, paletas de agua naturales, frutas en miel o un rico helado.

Ofrece opciones saludables a los que más quieres…

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus