• Ago. 30, 2017, media noche

En los últimos años se ha hecho muy frecuente encontrar a las personas queriendo utilizar suplementos de proteínas que vienen en polvo y que se preparan como batidos. Estos se han popularizado en dos grupos principales: el primero es en quienes hacen ejercicio, desean fortalecer la masa muscular y estar más definidos en su figura; y el otro es en las personas que quieren disminuir peso para reemplazar alguno de los tiempos de comida.

Estos preparados de proteína se derivan del suero de la leche que tiene lactoalbúmina y caseína y es el que popularmente se denomina “Whey” y hay otros que tienen proteína derivada de vegetales y leguminosas, que son los suplementos de proteínas veganas.

Su composición es variable, pues muchas veces vienen combinados con otro tipo de nutrientes como carbohidratos, grasas, vitaminas y micronutrientes o solamente está la proteína con oligoelementos, que es la famosa “proteína limpia”. Estos últimos (los de proteína limpia) tienen menos calorías que los que tienen más componentes.

¿Cuándo es útil usar suplementos de proteína?

En caso de haber tenido alguna enfermedad o pérdida proteica importante, estos suplementos pueden usarse para reemplazar el déficit y recobrar el equilibrio. La indicación debe ser hecha por el médico.

Cuando se desea tonificar la masa muscular y se quiere incrementar el aporte de proteico con este fin, 22 a 25 gramos de proteína luego del ejercicio son muy útiles para lograr este objetivo.

En caso de querer disminuir el consumo de calorías con el fin de  bajar de peso estos preparados de proteína combinados con leche, alguna fruta y/o fibra son muy prácticos en reemplazo del desayuno o la cena y deben ser introducidos de forma adecuada dentro de una alimentación balanceada, diseñada por algún profesional.

Estos suplementos pueden consumirse luego de la práctica de deportes, en alguno de los tiempos de comida principales o en las meriendas, según la indicación,  gusto y necesidad de cada persona.

¿Qué desventajas tienen los suplementos de proteínas?

Algunas personas usan estos suplementos sin dirección profesional y, en vez de ayudar, pueden generar desbalance nutricional, pues no están dentro de una alimentación balanceada y completa.

En algunos casos se abusa de la cantidad de  suplementos de proteína y nuestro organismo puede perder su equilibrio, generando alteraciones en el funcionamiento hepático y  renal.

La mayoría de estos suplementos de proteína tienen gran cantidad de vitaminas y minerales, sobre todo complejo B y esto en algunos casos facilita la aparición de acné inflamatorio en la espalda y en la cara, lo que resulta muy molesto.

Estos batidos de proteína son preparados químicos y la tolerancia es variable de persona a persona. Dentro de los efectos adversos está la intolerancia digestiva, flatulencia fétida y distensión abdominal.

Para consumir cualquier tipo de suplementos nutricionales y, en este caso, de batidos de proteína debe haber una evaluación médica y asesoría especializada para evitar cualquier molestia, desequilibrio  y  alteración en la salud.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus