• Sept. 13, 2017, media noche

¡Felices fiestas patrias! Desde hace unos días vemos cómo nuestro país se viste de azul y blanco, los niños van con sus trajes típicos y las bandas de guerra están listas para su presentación,  se dirige la atención a celebrar las fiestas de nuestra patria (digo nuestra pues me acoge hace muchos años).

Creo que es muy importante para todos entender que esta celebración tiene un contexto especial, ya que honrar nuestra nación nos da sentido de pertenencia, arraigo y orgullo.

En todo esto de celebrar las fiestas patrias no podemos dejar por fuera la importancia que tiene la comida y la gastronomía típica, culturalmente desde nuestros ancestros las costumbres alimenticias se han ido trasmitiendo de generación en generación y por estos días salen a relucir platillos muy interesantes y “divinos”.

Como lo he compartido en otras ocasiones, esta variedad de alimentos pueden ser de distinta riqueza nutricional y por eso hoy quiero rescatar los beneficios para nuestra salud de ciertas comidas que son Muy Nicas y Muy sanas. 

Frijoles y gallopinto: la alimentación nicaragüense tiene como base este par de  alimentos, recordemos que los frijoles son una leguminosa, estos granos tienen una composición mixta, son proteína vegetal que aporta aminoácidos, útiles para que nuestro organismo pueda generar células, regenerar tejidos, anticuerpos, sintetizar sustancias,  etcétera. Los frijoles son una  proteína vegetal que no tiene colesterol y que al ser acompañados  de algún cereal como el arroz o la tortilla alcanza la riqueza nutricional de un pedazo de carne o de pollo. Por lo anterior es que el gallopinto es una fuente nutritiva de alta calidad que debe estar en las mesas de todos los nicaragüenses. Para consumirlo de forma saludable debe prepararse con poca cantidad de aceite y que sea de buena calidad (canola, girasol, maíz). 

Tortilla de maíz: somos de la cultura del maíz y por esto la tortilla es uno de los alimentos que está presente con mucha frecuencia. Las propiedades nutricionales más importantes las encontramos generalmente en aquella tortilla preparada de forma tradicional con el maíz que se muele, amasa y se “echa” la tortilla. De esta forma el aporte de fibra es mayor y de igual manera el aporte de calcio. Los procesos industriales que hacen tortilla de maíz enriquecen sus preparados con vitaminas, pero la fibra del maíz se pierde. A nivel metabólico, sobre todo en el control de los niveles de azúcar, el consumo de la tortilla de maíz natural es más adecuado.  

Sabiendo que el consumo de estos alimentos es muy saludable, lo ideal es recordar el balance del plato: es decir incluir una proteína como el huevo, queso, pollo, carne o cerdo, acompañado bien sea de una porción moderada de gallopinto, frijoles  y/o una tortilla (esta al natural o tostada y no frita) más una buena porción de fibra dada por el tomate o por el repollo.

Te invito a disfrutar de forma sana los alimentos que te hacen pinolero.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus