• Sept. 27, 2017, media noche

El próximo 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, por esto quiero dedicar este espacio para revisar algunas estrategias que permitan mejorar la salud cardiovascular.

Una de las causas principales de muertes a nivel mundial son los infartos y enfermedades del sistema cardiovascular. El famoso infarto del corazón se presenta por falta de irrigación sanguínea a una porción de este órgano.

El estilo de vida saludable es  fundamental  para mantener un corazón sano:

1Mantener un peso saludable: Un índice de masa corporal superior a 30 incrementa el riesgo de infarto cardíaco. Tener un peso adecuado y sano de acuerdo a nuestro género , edad y condición física es indispensable.

2Evitar grasas saturadas y colesterol: Las placas de grasa que ocluyen las arterias cardíacas  se forman por el consumo excesivo de grasas dañinas , estas las encontramos en productos animales como las mantecas de cerdo, pellejos, grasas procesadas o grasas “trans”, en las carnes rojas y embutidos y en los lácteos como la crema y el queso. Tener niveles de colesterol adecuados son necesarios para un sistema cardiovascular sano. Consumir grasas sanas como las del aguacate, semillas, aceites de oliva, girasol y canola es lo ideal.

3Moderar el consumo de sal: El consumo adecuado de sal es indispensable para mantener el control de la presión arterial y además para evitar la elevación de la misma. La sal se encuentra mayormente en productos sintéticos, condimentos envasados, cubos y caldos que dan sabor, en los embutidos, enlatados y los quesos. Consumir alimentos preparados de forma natural, sazonados con cebolla, tomate, naranja agria y especias es lo más saludable, al igual que evitar los excesos de los otros previamente mencionados.

4Consumir abundantes antioxidantes: Los vegetales verdes y rojos (espinacas, frijol verde, brócoli, remolacha, zanahoria) aportan sustancias importantes que ayudan a que nuestro organismo elimine toxinas, es por esto que consumir 1 ½ a 2 tazas de vegetales de colores variados en nuestros tiempos principales de comida es lo ideal.

5Incrementar las fibras: Los productos integrales, las frutas, los vegetales, cereales cargados de fibra ayudan al sistema cardiovascular a estar más limpio. Estas fibras reducen la absorción de grasa desde el intestino a la sangre, manteniendo los niveles de colesterol y triglicéridos en rangos saludables.

6Evitar el consumo de cigarrillo: Los químicos del cigarrillo facilitan que las paredes de los vasos sanguíneos depositen grasas y formen lesiones oclusivas, por esta razón, evitar el consumo del mismo es fundamental para asegurar una salud arterial adecuada.

7Hacer actividad física de forma regular: 30 a 45 minutos de caminata o ejercicio cardiovascular es importante para la salud del corazón, facilita su oxigenación, ayuda en el control del peso, disminuye la presión arterial y niveles de grasas en sangre.

8Controlar el estrés: La vida agitada y sin tiempos de descanso y relajación incrementa la cantidad de adrenalina y sustancias químicas que tienen impacto en la salud del sistema cardiovascular. Tener un adecuado descanso y controlar el estrés es saludable para nuestro corazón.

Si quieres un corazón sano comienza a hacer cambios para mejorar tu estilo de vida!!!!.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus