• Ago. 3, 2008, 3:23 p.m.

I Entrega

Aquí van tímidos aún. Me cuenta alguien a quien le comenté del tema, que en México los anuncios clasificados, ya personalizados y con todos los detalles del rigor que merece un negocio serio, van avanzados en osadía y descaro, frente al incipiente mundo de los anuncios clasificados de Nicaragua.

Tiene pruebas: un tabloide gratuito que se reparte en los kioscos de revistas, y que él trajo de muestra de entre cientos más. En ellos se anuncia el amplio mundo de los clasificados personales, con fotos, direcciones y números telefónicos donde lo que más se ofrece, y se busca, es el sexo.

Por ejemplo: “Alma Rosa. Universitaria en apuros. ¿Me ayudas a continuar mis estudios? Lo que quieras, como quieras, cuando quieras. Complaciente”.

La oferta de ese tipo no es nada nueva en Nicaragua: ya hace muchos meses desapareció de los clasificados el anuncio solapado de los masajes-prostíbulos que por años estuvo presente en los cuadros de las paginitas de ofertas y demandas de servicios.

Pero eso fue sólo en los diarios más conocidos del país. En ese poco explorado pero cada vez más accesible universo del internet, los anuncios clasificados de ofertas y demandas en Nicaragua van creciendo a un ritmo “importante”, según el criterio del gerente de una de las principales páginas electrónicas de anuncios gratis en Nicaragua.

Y al ritmo que ofrece el espacio para quienes buscan, y de quienes ofrecen, lo que se vende y se compra va apareciendo inquietante, crudo y mágico en las pantallas de las computadoras, adonde no pueden llegar los ojos masivos de los consumidores de las tradicionales páginas tabloides de los periódicos.

Desde un riñón...
Salvo raras excepciones, en ese mundo no hay muchas barreras ni reglas para ofertar y demandar cualquier cosa, y las que hay, constantemente son burladas por los busca-encuentra cosas. Y la palabra “cosa”, por favor, entendida en su más amplio significado de todo y nada a la vez.

La oferta más impactante, a mi criterio, fue la de una joven señora del Banco Central de Nicaragua, que mandó a colocar un anuncio que quiso ser saludable, pero olía atrozmente a lúgubre: “Vendo mi riñón por motivos económicos. Persona sana y joven. Chequeos médicos al día”. ¡Dios poderoso!
Una reportera siguió la pista al anuncio hasta dar con la señora que, horrorizada por la efectividad del mensaje gratis, pidió tiempo para pensar la entrevista.

Al final se arrepintió de la cita varias veces postergada y de la venta irreflexiva de su órgano; lo único que pudo decir sobre el asunto, a manera de justificación, fue una frase desconsoladora: “Discúlpeme, estaba desesperada por una deuda”.

Hasta fusiles AK
En otro sitio, Mundoanuncio.com, alguien de Managua puso en venta dos fusiles de guerra Avtomat Kalashnikov, mejor conocido por sus siglas como AK.

Entre ofertas de carros usados, casas con leyendas de “no piñateadas”, perros para cruce y el típico adolescente de hormonas alteradas que busca mujeres que quieran sexo gratis, apareció la oferta del arma: “Vendo 2 AK-47 en perfecto estado. Su precio: $ 2,000 dólares. Me puedes contactar al siguiente correo: quericoson@yahoo.com. Importante: no se aceptan intermediarios, pago en efectivo contra entrega”.

De acuerdo con la ley de armas (Ley 510), los fusiles de guerra están vedados a la venta del público, y salvo los militares o la Policía Nacional, nadie más los puede portar. Pero en este mundo raro de anuncios de internet, no hay leyes que valgan y la imaginación vuela muy alto entre lo absurdo y lo genial.

“Por accidente genético se venden lindos cachorros de perra dálmata con macho pekinés. Predominio de la madre en la raza. Llame y no se pierda la oportunidad de tener en casa un exótico ejemplar nunca antes visto”.

¡Que perros más raros!
El anuncio tenía un número y una leyenda agregada: “Anuncio retirado”. Nunca se sabrá si los perros “exóticos” se vendieron o los dueños del accidentado cruce se cansaron de esperar un cliente.

Nos quedaremos con las dudas del experimento genético, o de averiguar si alguien dejó abierta la puerta y el atrevido pekinés se cruzó con la perrita en celo y dio origen al “exótico ejemplar nunca antes visto”. De igual modo el lector, el comprador, el curioso, podría tener más adelante la embriagante oportunidad de probar el famoso, glamoroso, inédito y exquisito líquido que el mundo esperaba: brandy de jícaro. Sí. Alguien que busca la fama inventó el brandy de esa fruta y parece que le fue bien, porque en el número telefónico aparecido en Xolo.com, donde se plasmó la oferta, respondieron que se habían agotado las botellas: “Volaron, pero en un mes tendremos más. ¿Cuántas le apartamos?”

Macabras ofertas
De quien nunca se sabrá cómo le fue en el negocio, si acaso existió y no fue una broma pesada de algún universitario, es del “Doctor Clean”. Éste se anunció en el sitio encuentra24.com, con sede en Panamá, pero con sección especial para Nicaragua, al igual que una página para cada país de Centroamérica.

Ahí ofertó su macabro servicio al mejor estilo de la película Cleaner, con Samuel L. Jackson: “Limpio sus recuerdos más oscuros. Especialista en limpiar manchas de sangre, remodelar escenas de crímenes y ambientar espacios donde hubo violencia. Discreción y calidad. Preparado en Estados Unidos y con tres años de experiencia. Llame después del mediodía al 88-56XXX. Managua”. A pesar de que le llamamos al número, nadie respondió. Seguro se retiró del negocio porque la fecha del anuncio se colocó en enero de 2007. Mal mercado fue Managua para un interesante limpiador de evidencias. ¿Y qué hay de los que buscan la fortuna, el amor y la suerte? Para ellos también hay ofertas en los anuncios clasificados del internet.

Entrenamientos para Casanovas
Mauricio López, así identificado, anunció en Xolo.com, una de las páginas más populares de clasificados gratis, su famoso método “para agrandar el pene”.

“Realmente funciona”, dice el astuto vendedor: “Tengo el manual 100 por ciento natural para agrandar el pene a través de ejercicios manuales, junto con videos y una explicación detallada sobre el tema. Si lo quieres, te lo vendo por la suma de cien córdobas”.

El manual te lo hago llegar por tu e-mail en 2 documentos zip. Si te interesa escríbeme y dame tu número de teléfono para comunicarme contigo. Si eres de Managua, Masaya, Carazo, podemos hacer la transacción en persona. Sólo escríbeme para cita. PD: Además tengo en PDF el manual Cómo seducir mujeres, Cómo vencer la eyaculación precoz, y un instructivo muy útil para conquistar por medio de masajes. Rápido y confidencial”.

¡Hágase rico o pierda 500!
Aún sigo esperando mi pedido. Quien sí se puso en rápido contacto, con llamada telefónica y todo desde Bolonia, fue Enrique García: orador innato que insistió en sacarme de la pobreza por 500 miserables córdobas.

Su producto: la máquina de la suerte. Un reloj Casio, manufactura china, capaz de calcular los números de la suerte de la lotería. En oferta, el producto venía acompañado con una cartilla de ejercicios matemáticos para calcular logaritmos y probabilidades conforme al estudio de los principales premios de la lotería del último año, recopilados personalmente por él.

¿Usted se ha ganado la lotería alguna vez con su producto?, le pregunté, y me respondió con un no desesperanzador y un corte brusco de la llamada. Lo debí denunciar por estafa en el sitio web de desahogos: denuncieabusos.com, hallado al azar en la sección “personales” de Xolo, donde figuraba abandonado, entre muchos y muchos mensajes de personas solitarias pidiendo compañía y miles, realmente miles, pidiendo empleo de lo que sea.

“Denuncie abusos, cobros ilegales, embargos, facturas alteradas, etc. Visite nuestro sitio: http://www.denuncieabusos.9f.com”.

Más fiestas, menos reclamos
El lugar existe realmente, no oferta nada a primera vista y sólo invita a denunciar su caso. “Este sitio fue diseñado con el fin de recibir las denuncias del pueblo nicaragüense que se encuentran en situación de indefensión ante facturas alteradas por energía eléctrica y otros servicios públicos, amenazas de embargos ilegales por parte de seudo bancos, acoso por parte de los emisores de tarjetas de crédito”, explica Jorge Alberto Montiel, creador del sitio.

Increíblemente, a pesar de la cotidiana y generalizada voz de clamor por los brutales precios de la energía, y de los abusos conocidos y por conocer que ocurren a diario contra los usuarios de todos los servicios, no hay una sola queja en el sitio.

Caso contrario, y vaya paradoja, a los muchachos del anuncio “Disco móvil Fiesta 911” sí les va bien. Ellos brincaron la cerca de los anuncios tradicionales y tuvieron éxito: Ahora los llaman a cualquier hora del día, cualquier día de la semana, para pedir fiestas inmediatas a los aburridos.

“Disco móvil Fiesta 911: ¿Está aburrido y no haya qué hacer? Llamemos de emergencia y le sacamos el aburrimiento: Llevamos todo”. Y efectivamente, llevan todo: El desvelo, las cervezas, los cigarros, las luces, el humo y el alboroto. Válido únicamente para Managua y en casas propias. No aceptan calles ni esquinas públicas. Tampoco parques públicos.

Licenciados con grúas
La oferta es menos conflictiva que este grupo de profesionales del plagio o maestros en desempleo: “Hacemos monografías, tesis de grado, ensayos y trabajos universitarios. Garantizamos aprobación mínima de la clase”. Una monografía: dependiendo del tema, varía de 200 a 300 dólares. Si es urgente, como para un mes, vale 500. No preguntan nada, piden la mitad del dinero por adelantado, pero advierten: “Esta monografía ya tuvo éxito, alguien la defendió en la UCA y la UNAN con buenas calificaciones, nosotros la actualizamos a su criterio. ¿En qué universidad estudia?”

Completa oferta de reflexión, pero menos dramática que el caso de este doloroso anuncio clasificado: “Vendo vestido de novia sin usar. Vendo arreglos florales plásticos, manteles y adornos para casamientos. Motivo de viaje”.

Del amor y de otros negocios
Llamé al número, y aunque la dueña del anuncio no estaba, sí había quien explicara el motivo del negocio: la señora no se casó porque el aterrorizado marido huyó dos semanas antes de la boda, planificada para mayo de 2007.

Desde entonces han puesto varias veces el anuncio y no han podido deshacerse del lote.

Superstición o mala suerte, pero nadie ha querido ponerse los zapatos de una mujer que tuvo la mala suerte de ser abandonada a días de llegar a un altar.


Hasta "contratos" de muerte por Internet

II y última entrega


“María José, sabemos donde vivís maldita. Sabemos lo que hiciste y adónde vas. Te tenemos ubicada. No llegás viva al 24 de diciembre. Te lo aseguramos, así que cambiá de trabajo, de casa o andate del país”.

Y por supuesto que María José, que existía y estaba en un lío judicial, se escapó de volver loca del miedo y en un momento de desesperación, pidió auxilio a la Policía Nacional. Los investigadores llegaron hasta la empresa de anuncios clasificados a averiguar si sabían quién era el autor de la tétrica advertencia que se filtró entre ofertas de zapatos deportivos y plegarias de siete rezos de Ave María para ver logrado el milagro de que AAS regresara a casa.

A José Abelardo Sánchez Cardoza no le puede extrañar lo que ahí se ofrezca. Como gerente general de Xolo, una compañía nicaragüense de sistemas y servicios de información, ha visto crecer el mercado de los anuncios clasificados gratuitos, y con ello, el aumento de los anuncios subidos de tono y las mil y una mañas para burlar los sistemas de filtro.

Xolo comenzó en 2000 con sus servicios diversificados de software, sistemas y utilitarios de computación en su página web. Como complemento, crearon una sección gratuita de anuncios clasificados gratis y envío de mensajería de textos y postales sin costo alguno.

Para entonces, en Nicaragua la supremacía de los anuncios estaba y sigue, en los periódicos e internet, era un servicio limitadísimo en alcance y efectividad.

Poco a poco, con la creciente popularidad de los cyber-cafés, internet se volvió más accesible y con ello, mucho más gente pudo acceder a las páginas web de anuncios clasificados que se multiplicaron en secciones especializadas a un ritmo vertiginoso.

“Cuando comenzamos en 2000, las estadísticas de usuarios de internet en Nicaragua eran de 20 mil, ahora hablan de 80 mil o de 100 mil con el boom de los cyber-cafés, pero además hay un tráfico externo de unas 400 mil personas más que revisan a diario desde el exterior los sitios de Nicaragua, principalmente de Estados Unidos, Costa Rica, El Salvador, Panamá y España”, explica.

Más control
Hoy se puede acceder a más de 100 sitios de anuncios clasificados de ofertas y demandas directas en Nicaragua.

Y sigue creciendo, junto a un grave problema: la oferta sexual descarnada, la posibilidad de negocios oscuros, la promoción de la trata de blancas y otros males globales.

“Ahora se controla el contenido de los anuncios en nuestro sitio.

Al inicio se verificaba con los clientes el anuncio, si existían las personas, si los números eran reales y si en verdad ofrecían o pedían algo.

Conforme fue creciendo el negocio, se hizo imposible controlar el flujo de la información y se crearon mecanismos electrónicos para asegurar el filtro de los mensajes, y se estipuló que la empresa no se responsabilizaba por la veracidad de los anuncios, pero sí por el contenido de la página web”, explica Sánchez Cardoza.

Ahora en el sitio no permiten el anuncio de masajes eróticos ni ventas de productos piratas, ni de armas ni de mensajes que alienten el tráfico ilegal de cualquier cosa, ni permiten denuncias específicas contra personas o empresas, ni pornografía ni promoción de juegos de azar. Pero entre la marejada, siempre habrá algún pez listo que se escabulla entre los hoyos de la red.
No es fácil: cada semestre hay más de 100 mil anuncios entre todos los archivos y cada trimestre, solo en este sitio, se actualizan 40 mil nuevos anuncios.

Sánchez Cardoza confiesa que el sitio a diario recibe entre 12 y 13 mil visitas a sus páginas, donde se publican de 100 a 150 anuncios clasificados gratis cada día.

Cada anuncio es una lucha. “Hay gente que publica cosas y a los días se vuelven locos con tantas llamadas, hasta que finalmente solicitan el retiro del anuncio, y, como siempre, hay gente bromista, o resentidos, que publican anuncios contra terceras personas que no son ciertos”, cuenta.

Uno de ellos decía más o menos esto: “La comida de doña Juliana, en el comedor tal, es cochina y hiede. No vayan a ese lugar que queda del Palito tres cuadras para allá en el barrio tal”.

Ex empleado resentido, buscó venganza
Aunque Sánchez ha visto de todo, recuerda el caso de una mujer a la que un antiguo empleado la ofrecía como prostituta. Ella era jefa de recursos humanos de una empresa y despidió al empleado, quien molesto con su ex jefa, ofreció el cargo de ella, y no contento, colocó otro anuncio donde ella ofrecía servicios sexuales remunerados.

Casi los demandan, pero lograron explicar el asunto.

“Es muy difícil verificar eso, nosotros tratamos de eliminar los carteles con ese tipo de mensajes, pero a veces los usuarios burlan los filtros del editor y se cuelan, pero en cuanto los detectamos, los eliminamos”, explica.

Anuncios reflejan crisis económica
Sánchez explica que sus ojos han sido testigos de cómo la crisis económica que afecta al país desde hace muchos años, se refleja en esas impersonales páginas web, donde cada día llegan miles en busca de encontrar un trabajo, un amor, un golpe de suerte o lo que sea.

De las secciones de anuncios clasificados, las más buscadas y leídas, en este orden, son las de empleos, bienes, raíces y autos usados.

En el caso de la sección empleo, el 90 por ciento de los anuncios son para demandar trabajos y el otro 10 por ciento es la escasa oferta de puestos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus