• Nov. 29, 2017, media noche

El liderazgo es una disciplina compleja, como mencionábamos la semana pasada, éste requiere visión, pensamiento estratégico, inteligencia financiera, entre otros comportamientos. Cuando los líderes son confiables de forma interna constantemente (fieles a sus creencias y principios), los colaboradores tienen casi siete veces más probabilidad de estar muy satisfechos con su trabajo que aquellos cuyos líderes pocas veces lo son.

En cuanto a comportamientos de liderazgo esenciales para comprometer a los colaboradores, surgieron cuatro hallazgos de alto nivel en el estudio que llevamos a cabo:

1.    Los líderes deben dar a sus colaboradores elogio y aprecio sincero

Lo anterior se puede perder en el ajetreo del día a día por cumplir con la fecha límite del siguiente proyecto o entrega de programas, pero un simple elogio, aprecio y reconocimiento sincero son esenciales para motivar a los colaboradores en todo el mundo. Ochenta y cinco por ciento de los encuestados en todo el mundo dijo que obtener aprecio sincero de su jefe era algo o importante o muy importante para que deseen dar lo mejor de ellos en el trabajo. Más de tres cuartas partes (76%) dijo que un líder que da elogio y aprecio sincero y honesto es más probable que los inspire que alguien que está más enfocado en realizar el trabajo. Considera un suministro continuo de elogio honesto y aprecio sincero bien fundado como combustible para que las personas sigan dando lo mejor de sí.   

2.    Los líderes hacen un buen trabajo en reconocer cuando se equivocan

Todos nos equivocamos algunas veces. Así es la vida y cometer errores es parte de ella. La forma en que manejamos las situaciones en las que nos damos cuenta de que cometimos un error, habla mucho del tipo de persona que somos. Se requiere mucha honestidad, integridad y valor para reconocer cuando nos equivocamos. Tal vez es por eso que pocos líderes lo hacen. Más de ocho de diez encuestados en todo el mundo (81%) dijo que tener un líder que reconoce que se equivocó es importante o muy importante para inspirarlos a dar lo mejor de ellos en el trabajo. Reconocer que estás equivocado demuestra que el ambiente es seguro para tomar riesgos calculados, cometer errores y aprender de ellos. Y aunque los buenos líderes normalmente toman las mejores decisiones, aún hasta el mejor, sin duda, tendrá la oportunidad de probar su confiabilidad, honestidad e integridad al reconocer cuando se equivoca.

3.    Los líderes efectivos son buenos oyentes, respetan y valoran las opiniones de los colaboradores.

Las personas quieren aportar a la misión y marcar la diferencia, pero eso solo puede pasar cuando los líderes son buenos oyentes. Sin esto, los colaboradores se quedan sintiéndose desconectados y rechazados. Dos de los tres comportamientos del liderazgo más importantes que los colaboradores identificaron más veces en el estudio como comportamientos vitales para su motivación fueron que el líder “sea buen oyente” y “respeta mi opinión”. Las oportunidades para una comunicación directa y frecuente entre las empresas y sus colaboradores nunca habían sido tan abundantes dado la tecnología disponible. Si se usa de forma inteligente, los líderes que son buenos oyentes pueden tener un impacto tremendo. Henry David Thoreau escribió “El mayor elogio que me dedicaron en toda mi vida fue cuando alguien me preguntó qué opinaba y esperó mi respuesta”.

4.    Los colaboradores quieren líderes en los que puedan confiar que son fieles a sí mismos y con los demás.

El estudio analizó la confianza de dos formas que se describen como ser confiable de forma interna y externa. Ser confiable de forma externa se refiere a que los líderes son íntegros, dicen lo que piensan y hablan con sinceridad; las personas pueden contar con ellos. En general, aproximadamente el 30% de los encuestados dijo que siempre puede confiar en su jefe inmediato en que va a ser honesto y confiable cuando habla con otras personas.

Ser confiable de forma interna se refiere a que los líderes son congruentes con sus palabras y acciones. Son fieles a sí mismos y evitan comportarse en formas que sean opuestas a sus principios y creencias base. El treinta por ciento de los colaboradores en el mundo dijo que siempre puede confiar en su jefe para decir y hacer cosas que son congruentes con sus creencias. 

La confianza es la base de cada relación y los líderes que entienden que esto no solo se trata de decir la verdad cuando es necesario, están en el camino correcto para crear una cultura que comprometa a los colaboradores.

La herramienta de liderazgo más poderosa que tenés es: dar el ejemplo.– John Wooden
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus