• Ago. 8, 2008, 5:42 p.m.
Es lo que siguen preguntando los familiares y amigos, desde la tarde del 28 de abril de 1971, cuando no regresó a casa, después que recibió una llamada misteriosa de una persona, que constantemente lo llamaba. Después de su regreso de uno de sus viajes a Nicaragua donde había sido trasladado para encargarse de abrir la Sucursal de Sears en el país de los volcanes, estableciendo allí su residencia y lugar de trabajo.  En un viaje de regreso a Panamá  se le citó en el Café Angelini, ubicada en la Plaza 5 de mayo, lugar muy frecuentado en la época.  Y treinta y siete años después, se preguntan donde esta CAAB, cariñosamente llamado Tito.  CAAB es hermano de Raúl Araya Bernal, recordado miembro de la Democracia Cristiana de Panamá.
 
¿Y quién es CAAB?  Muchos lo ubican en el recordado Sears de la Transísmica, donde trabajó como dibujante, pero nunca se le conoció militancia política alguna, y dado su talento y capacidad de trabajo,  fue enviado a abrir la sucursal de  Sears en la hermana República de Nicaragua. En ese momento bajo la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, y residía allá.  Es importante señalar  que el 16 de diciembre de 1969, se da un intento de derrocamiento de Omar Torrijos, mientras se encontraba en México viendo el Clásico del Caribe, y en el viaje de retorno a Panamá, hicieron escala en la Finca Las Mercedes, propiedad de Anastasio Somoza Debayle, donde fueron abastecidos de combustible.  La relación de Torrijos y Somoza, se rompe a mediados
de los años 1973, cuando este último recién había conquistado a Dinora Sampson, quien laboraba en Radio Mundial de Nicaragua, y era conocida como la verdadera primera dama de Nicaragua.
 
El 11 de octubre de 1968, fue derrocado Arnulfo Arias Madrid, Presidente de Panamá, por el Coronel Boris Martínez.  Y en Nicaragua a CAAB lo sorprende el Golpe de Estado. CAAB, iba y venía, por razón de que sus familiares vivían acá en Panamá.
 
Muchos panameños, fueron a dar al exilio, y uno que estuvo en el exilio [y ex miembro de los Boinas Negras], quien me hablo de CAAB, recuerda que se encontró a CAAB, en Nicaragua y comenzó a ayudar a los panameños que estaban en el exilio.  Tal cual quedó plasmado en el informe de La Comisión de La Verdad de Panamá, [ICV] “un ex miembro de los Boinas Negras, indica que a CAAB le tendieron una trampa los nicaragüenses Orontes Ortega y ¨”El Turco”.  

Trajeron a la víctima de Nicaragua a Panamá, para entregarlo a los agentes del G2, ya que le habían dicho al gobierno panameño que CAAB estaba conspirando contra el gobierno del General Torrijos y por su entrega cobrarían una recompensa.  Al parecer Orontes Ortega se jactaba de esa entrega.

Según un familiar, CAAB, estaba en el negocio de armas para ayudar a los
opositores del gobierno”.  
 
Igualmente señala el ICV, que “a CAAB lo llamaba con frecuencia un señor Domitilo Córdoba que era agente del DENI.  El 28 de abril lo llamó una persona y se citó con  él, en el Café Angelini ubicada en la Plaza 5 de mayo.  CAAB le dijo a su madre antes de salir al Café, si no regreso, pon la denuncia en el DENI, la Policía y en las Oficinas del FBI en la Embajada de los Estados Unidos.  Como no regresó, hicieron las denuncias respectivas, inclusive pagando anuncios en los periódicos de Panamá y Nicaragua, sin obtener resultados”.  El ex  Boina Negra me contó que Orontes y “El Turco”, se hospedaron en el Hotel Continental y desde allí observaron, cuando CAAB fue introducido dentro de un automóvil, que se lo llevo sin retorno.

El 22 de septiembre de 1999 se exhumaron seis restos en el Motor Pool del Cuartel de Los Pumas de Tocumen, que se pensó correspondían al del padre Héctor Gallego, pero resultaron ser de Heliodoro Portugal y Ever Kintanar, identificados con los números 724 y 732.  Quedan cuatro restos por conocerse a quien corresponden.  Héctor Gallego desapareció el 9 de junio de 1971 y CAAB, no regreso el 28 de abril de 1971, o sea dos meses antes de la desaparición de Héctor Gallego.  
 
Quizás los restos que reposan en la morgue judicial correspondan a  CAAB, quien no fue visto más, y solo la prueba de ADN descartará esta hipótesis.  ¡Algún día CAAB tendrá un gabán con que arroparse, y los familiares entonces tendrán una tumba donde llevarle flores y no ser uno mas  de los restos desconocidos encontrados en el Motor Pool del Cuartel de los Pumas de la Guardia Nacional en Tocumen, cuyo jefe máximo era Omar Efraín Torrijos Herrera!
 
* El autor es Contador Publico Autorizado y fue investigador en La Camisón de La Verdad de Panamá

a2twin@msn.com
Celular 64641707
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus