• Sept. 8, 2008, 11:12 a.m.
Los grandes pensadores modernos han coincidido en una “crisis” de valores, la desmoralización de la sociedad debido al incremento de la violencia, la droga, el armamentismo, la depravación sexual entre otros temas relevantes. La palabra crisis significa en el lenguaje común disminución, depresión, desanimo, desorientación, en el lenguaje culto y en sentido semántico significa cambio, discernimiento, purificación. La palabra Ethos originalmente designaba “hogar ético”, así por tanto se llega a afirmar que el sujeto actual esta en desamparo, sin hogar significativo. El hogar sin duda, sigue representando el manantial de los valores, virtudes, orden y disciplina.

Las causas de la crisis  varían pero resumiré en las que más se destacan. En primer lugar un resentimiento social ante la injusta distribución de los bienes y la ausencia de oportunidades. En segundo termino un falseamiento ideológico-opresor o una justificación de la debilidad y el opacamiento humano que dieron nacimiento a la modernidad destacándose sus precursores Marx, Nietzche y Freud, como una tercera posible causa, es una corriente mal entendida y aplicada de la autonomía de la voluntad, en combinación con el subjetivismo, que ha hecho florecer el relativismo ético. Y por último una respuesta rebelde y poco crítica a inadecuados enfoques éticos del pasado, por un rigorismo moral, o lo que comúnmente conocemos como “doble moral”.

Todas estas causas mezcladas entre sí, producen un vacío interior, un vacío ético, fortaleciendo de esa manera una concepción de la vida de manera superficial o lo que conocemos como “Light”, una permisibilidad a los antivalores, una cultura sin compromiso, sin responsabilidades, una sociedad robot y conformista que no busca la verdad de las cosas y las realidades.

La nueva brújula del hombre moderno se estructura basando el Norte en el hedonismo, el sur en el consumismo, la permisividad pertenece al Este y su Oeste será el relativismo. (Hedonismo, doctrina que considera el placer el fin último de la vida./Consumismo, tendencia social propia de economías desarrolladas a adquirir y desechar, en ciclos breves, gran cantidad de bienes de consumo./Permisivo, que permite, tolerante./Relativismo,actitud filosófica que rechaza la verdad absoluta.)

La vida “Light” es un espejismo, una falsedad, un constante aparentar bienestar, un fingir, creando un ser infeliz, frustrado, donde se rechaza los valores mas elementales y humanos. Esto da paso a una sociedad mediocre donde el éxito se pondera al solo éxito económico y deja a un lado la realización de la interioridad, una sociedad dividida en su sustancia fundamental la familia, ploriferación de relaciones efímeras, que carecen de compromiso y lealtad.

Se hace urgente la apropiación de la Ética, tanto en el hogar, como en el trabajo, la escuela, el vecindario, la política e inclusive en la propia religión. La ética como la ciencia de la razón que reflexiona sobre el sentido de licitud, bondad, o maldad de los actos humanos es al parecer una materia nueva no por su aparición sino por su aplicación.

Es necesaria su aplicación porque evita y contrarresta la arbitrariedad, el instinto, los caprichos de la actuación humana, lo antitético se acerca a lo animal o lo bestial, así el filosofo Sócrates proclamaba con claridad que una vida que no se examina no vale la pena vivirla.

¿Porque hay cada día mas violencia, prostitución, droga, arma, trafico de personas, terrorismo y corrupción? -¿Que hacer ante este tsunami de crisis social y antivalores?

Ya se ha ampliado las cárceles, se han endurecido las penas y se ha dictado leyes y preceptos jurídicos, pero sigue creciendo, no sólo basta lo jurídico debe haber recurso psicológico sociológico, puesto que si no existe conciencia ética no serán acatadas las normas. Pero aun así, la ética sola no da abasto, se hace necesario la religión como lo expone Hans Kung (filosofo suizo y el mayor exponente moderno sobre ética) “para reforzar la ética es imprescindible la religión”, así afirma también que “solo lo incondicionado puede obligar incondicionalmente”.

Un peligro visible y latente actualmente es el peligro de la democracia, las utopías revolucionarias artificiales (revolución de Chávez por ejemplo) el uso precipitado de la fuerza (invasión de EEUU a Irak) y las funestas concepciones jurídicas deshumanizante.

Nicaragua no escapa de esta crisis, la ausencia de la ética en las instituciones gubernamentales o privadas en su caso evidencia ésta decadencia de valores.
Las cifras mundiales sobre la crisis de la sociedad actual son escalofriante pues cada minuto  se gastan 1.8 millones de dólares en armas, cada hora mueren 1,500 personas de hambre. (Cifras aportadas por Hans Kung).
Mientras no iniciemos una verdadera revolución para liberar al hombre de la opresión del hedonismo, relativismo, consumismo y la permisividad seguirá creciendo la destrucción de la especie humana.

La ética conlleva progreso, desarrollo integral del ser humano, y se abarata el costo de la vida, por el contrario la corrupción acarrea suicidio, elevación del costo de la vida, porque se invierte mas en cuidar el dinero que en hacerlo producir, millones de dinero en seguridad, vigilancia para evitar el robo y poca inversión por ejemplo en educación, salud e infraestructura. A todos nos conviene la ética pues nos trae bienestar común.

El nuevo reto del milenio no es solo erradicar la pobreza material sino primero la pobreza espiritual y la mediocridad. El verdadero desafío personal para el hombre actual será ser cada día más ético por tanto mas humano.


La autora es jurista

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus