• Sept. 10, 2008, 2:23 p.m.
¿Alguien se ha preguntado por qué, si en nuestra plataforma marítima del Caribe hay grandes yacimientos de petróleo, el dictador Anastasio Somoza Debayle no los explotó y usufrutó antes?

De todo corazón deseo que exista petróleo en nuestro territorio, y es más, quiero creer que esa podría ser la vía hacia nuestro desarrollo. Pero la historia no debe ser ignorada y la búsqueda de petróleo en el Caribe nicaragüense no es de hoy, sino que se remonta a los años 60.

Resultados decepcionantes

A finales de la década hippie el multimillonario Howard Hughes, amigo personal de Somoza y quien poseía una empresa exploradora de yacimientos de petróleo, trajo a nuestro mar Caribe equipos gigantescos que durante unos años rastrearon el llamado oro negro.

Conocí muy bien a una persona que estuvo en ese proyecto y me relató que los hombres que se hacían a la mar en las plataformas de exploración pasaban meses sin ver a sus familias e iban a paso de tortuga por las aguas, anclando en el fondo para perforar, estudiar mediante buzos expertos que sacaban muestra, y luego sellar con dispositivos especiales que serían la “seña”, en caso que se encontrara suficiente petróleo.

Las pruebas de aquella época –antes de 1970— fueron decepcionantes. Si bien había oro negro no era suciente existencia como para construir pozos para su extracción.

Se me ocurre que Hughes, siendo íntimo de “Tacho”, no hubiera ocultado la existencia de enormes depósitos del combustible que mueve al mundo, y quizá hasta se hubiese aventurado a invertir en su explotación.

Hughes visitó por última vez nuestro país en 1972, según entiendo, y estaba hospedado en el mejor hotel de Managua de esa época cuando lo sorprendió el terremoto del 23 de diciembre, del cual salió ileso. Murió a los 71 años, en 1976.

Para la fecha de la muerte del excéntrico multimillonario y aviador ya había transcurrido suficiente tiempo para que “la gran verdad” de que los pinoleros vivimos sobre un lecho de petróleo hubiese sido utilizada y aprovechada en ese tiempo por Somoza.

Pero bien, si hoy se nos hace la expectativa quizá es porque la tecnología ha avanzado mucho en el campo de la exploración y es posible encontrar el petróleo, aunque según leí sobre la empresa Noble Energy, la nueva encargada de hacer esta labor, los posibles yacimientos están en aguas poco profundas.

De ser cierta esa información surgida 40 años después de la búsqueda emprendida por la empresa de Hughes, ojalá que hubiera suficiente petróleo para que Nicaragua salga adelante, y que no nos ocurra lo de otros países, donde esta riqueza quede en manos de pocos personajes y el pueblo cada día se empobrece más.

(*) kcastillo@elnuevodiario.com.ni

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus