• Sept. 26, 2008, 10:57 a.m.
I. EL CREYENTE DEBE VIGILAR BAJO UNA POSTURA ADECUADA v.35

Los llamados “serenos” o vigilantes nocturnos tienen, por naturaleza, que estar despiertos toda la noche. A la mayoría se les entrega un arma reglamentaria y un uniforme para que hagan honor a su investidura también para que defiendan los intereses de la empresa o familia que los contratada. Muchos de ellos se han enfrentado a todo tipo de peligros, y en algunos ocasiones su función les ha costado la vida.

En todo caso ese “vigilante de valores perecederos” mantiene una postura adecuada para la que fue llamado. Al creyente se le ha entregado la inigualable tarea de ser el único “vigilante de los valores eternos”; algo así como “el guardián de los tesoros celestiales”. Por lo tanto su postura como vigilante supera la de cualquier otra en la tierra. Y en ese imperativo de vigilar lo imperecedero se nos da la orden de: “Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas”. La Nueva  ersión Internacional traduce: “Manténganse listos, con la ropa bien ajustada y la luz encendida”. Las túnicas al cinto  ndicaban que estaban listos para cualquier actividad.

Y la lámpara encendida ilustraba el sentido de la espera. Así, pues, al creyente se le ordena vivir con la “ropa puesta” y con su “vida iluminada”. Sobre su postura con respecto a “ceñirse sus lomos”, se le recomienda: “Vestíos de toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo” (Ef. 6:11), “despojaos del viejo hombre que está viciado conforme a los deseos engañosos...y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad” (EF. 4:22, 24). Con relación a su lámpara, debe estar equipaba con “aceite”, puesta en un lugar visible, y nunca debe ser apagada. La lámpara oriental fue como una mecha de algodón flotando en un recipiente de aceite.

La mecha tenía que estar siempre recortada y la lámpara bien llena para que la luz no se apagara nunca. Así es la naturaleza y la postura del creyente. La parábola de las “diez vírgenes” ilustra esto. Todas fueron dominadas de un gran sueño mientras  esperaban la llegada del esposo, pero cinco de ellas, quienes eran “prudentes”, lograron tener sus lámparas encendidas porque habían hecho la previsión del aceite. Pero cinco de ellas, conocidas como “insensatas”, se quedaron fuera cuando el esposo llegó porque sus lámparas no tuvieron aceite (Mt. 25:1-13) El creyente debe vigilar con una postura adecuada; su vestido y su lámpara deben estar siempre listos, como si se tratara de un vigía durante toda una noche. El creyente tiene la ventaja que el Espíritu Santo llega a ser su “aceite” para que su vida ilumine, pero también le da el vestido de su santidad para que siempre esté preparado.

II. EL CREYENTE DEBE VIGILAR EN LAS HORAS MÁS AVANZADAS v.38

En la parábola hay un elogio para los “siervos vigilantes”. Se les llama “bienaventurados”, especialmente cuando han podido soportar las horas más avanzadas de la noche. Para el tiempo en que vivió Jesús, los que tenían a cargo las vigilias de la noche sabían que las horas más pesadas estarían entre aquellas a quienes el Señor llama “la segunda” y “la tercera” vigilia, o sea la media noche o la madrugada. Los que hemos participado en vigilias de oración sabemos que esos son los tiempos más críticos para permanecer despiertos. El sueño es pesado y domina con frecuencia a esa hora.

Me llama la atención que Jesús precisamente destacara este hecho en la vigilancia cristiana. Aquí hay sabiduría. En la vida espiritual llegan las “horas más avanzadas”. Aquellas donde podemos ser sorprendidos sino estamos preparados y vigilantes. Una enfermedad puede llegarnos de repente. Las pruebas y tentaciones pueden venir a esas “horas avanzadas”, y mover los cimientos de nuestra fe. Nadie sabe cuando puede venir un desánimo, un infortunio, una tragedia natural, etc. De modo que si logramos permanecer despiertos en esas horas de la vida, “bienaventurados somos”. Cuando Jesús presentó esto a sus discípulos seguramente estaba pensando en la noche del Getsemaní. Allí él se enfrentaría a esa “hora de la media noche”. Su mente iba a ser asaltada por la tentación de rehusar la cruz del calvario, hasta pensar en la posibilidad de pedir al Padre que usara otro instrumento para salvar a los hombres.

Ninguna noche fue tan larga y donde Jesús necesitara estar tan despierto como aquella. La agonía de aquel tipo de muerte que se le avecinaba y el deseo de hacer la voluntad de Dios, le llevó a una feroz batalla en aquella inigualable noche hasta convertir su sudor como “grandes gotas de sangre”. Fue por eso que les pidió a los soñolientos y cansados discípulos: “Orad y velad para que no entréis en tentación”. La pregunta hecha no pudo ser más elocuente: “¿No habéis podido velar ni hora?”. El descuido en las horas más críticas de la vida cristiana son las tremendas oportunidades para que el tentador gane terreno. “Por tanto, no durmamos, como los demás, sino velemos y seamos sobrios” (1 Tes.5:6)

El objetivo de la COLUMNA 'PALABRAS FIELES' con el Dr. bJuan Barek es llegar al corazón del lector con el deseo de rescatar los valores morales y espirituales en nuestro mundo moderno. Deseamos animar al lector desde el comienzo del artículo, a fin de asegurar que sus lectores vuelvan a leer la columna en las siguientes ediciones. Le extendemos, pues, una
invitación a participar, sin ningún costo para usted, en proveerles esta columna a los miles de hogares hispanohablantes que leen su periódico.

Cada semana, usted recibirá una columna por servicio postal o correo electrónico. Para indicarnos su deseo de publicar la columna en su periódico, sólo necesita enviarnos un correo electrónico a info@revistalogos.com Cuando su solicitud nos llegue a nuestras oficinas serán transmitidos directamente a nuestra coordinadora de medios de difusión. Tan pronto como ella los reciba, añadirá su nombre a la lista de los medios que reciben los artículos semanalmente. Con toda libertad puede publicar nuestras columnas.

Publicación en el Internet. Deseamos informarle que si esta permitido publicar nuestra columna en otros sitios en la red. Si usted quiere que otras personas aprovechen nuestros mensajes, noticias es muy fácil lograrlo. El administrador de su
sitio puede poner un (link) en su página para dirigir las personas a revistalogos.com donde hay un cuadrito que tiene noticias que giran y que con solo copiar el código de nuestra pagina este cuadrito de noticias servirá como un medio de noticias para su pagina Web. Estos titulares son actualizados diariamente. Para más información, favor de hablar con su propio administrador.

REVISTA LOGOS
P.O.Box 521494 Miami,
Florida USA 33152
772.634.5524   www.revistalogos.com
www.radiologosnetwork.com
      WWW.EVIVELAPRODUCTIONS.COMWWW.RADIOLOGOSNETWORK.COM      
WWW.LOGOSRED.COM   DIOS LE BENDIGA!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus