• Oct. 8, 2008, 9:02 a.m.
¡Que alguien me explique!

¿Cómo podía dormir el señor ex presidente Arnoldo Alemán, cuando tenía la cárcel a unas cuantas horas?  ¿O cuándo sus amigos y familiares eran visitados por la parca? ¿O sus mejores “amigos” lo traicionaban al estilo César?

Creo que la dosis era unos buenos tragos técnicos, pues éstos te adormecen la lluvia de problemas efímeramente aunque nada mas sea un engaño, sino pues, díganmelo a mí que debo hasta la cama en que duermo, me le escondo a un tal Wilfredo, y me quedé sin gasolina a la hora pico en un semáforo.

¿Pero de una persona que nunca tuvo romance con el maldito Dios Baco? ¿Tendrá nervios al estilo Van Helsing? Veamos.    

Querido señor presidente Ortega, venga a dar una caminata conmigo pretendamos que sólo somos dos personas y que usted no es mejor que yo. Me gustaría hacerle algunas preguntas, si podemos hablar honestamente. ¿Qué siente cuando ve a todas las personas sin hogar en la calle? ¿Cómo reza en la noche antes de irse a dormir? ¿Cómo se siente cuando se ve en el espejo? ¿Está orgulloso?

¿Cómo duerme mientras el resto de nosotros llora? ¿Cómo sueña cuando una madre no pudo pagar a la dueña de pulpería? ¿Cómo camina con su cabeza en alto? Puede mirarme a los ojos, y decirme ¿Cómo jodido?

Querido señor presidente ¿fue usted un chico solitario? ¿Cómo puede decir que los jóvenes que protestan son unos vagos? Acuérdese que no son mudos y no están ciegos, todos ellos están sentados en sus ideas, ilusiones, aspiraciones, mientras usted pavimenta cada día con sus grupos CPC, el camino al infierno.

¿Qué clase de padre puede ver a sus hijos a la cara, cuando feministas, y ministras de estado, lo acusan de un desliz similar al del Rey David? ¿Y qué clase de amigo puede odiar a sus propios camaradas de lucha? Yo imagino lo único que la adulación, el dinero, sus guardaespaldas, Chávez y Bush - menos Fidel- lo mantienen lejos de la realidad.

¿Cómo duerme mientras el resto de nosotros y nosotras llora? ¿Cómo sueña cuando una madre no pudo decirle que su casa esta inundada, que su hijo no tiene leche, que sus grupos de CPC la amenazan con la cárcel si usa de alimento una baquilla, un cerdo, y una gallina para la comida del día? ¿Cómo camina con su cabeza en alto? Puede mirarme a los ojos, y decirme ¿como?  Pero mejor… Déjeme hablarle del trabajo verdaderamente duro del buen Nicaragüense, del obrero que no tiene INSS, de la domestica que es asediada por su patrona, de la ama de casa que hace de tripas corazón para tenerle comida al marido borracho, al frilands que tiene que trampear para obtener una pequeña labor, del verdadero periodista independiente, que vive de 2,000 córdobas de publicidad sin posibilidades de triangular recursos, del medico que no conoce a su flamante Gustavo Porras, del comerciante que no tiene acciones en Wall Street, del lava autos que se alegra al encontrar un Córdoba en el piso de cada automóvil, del cargador que huele todas las pestilencias de los mercados, de tener salario mínimo con un bebé en camino, etc.  

Querido Sr. presidente usted seguro que nunca dará una caminata conmigo...  pues después de este articulo pasare a ser oligarca imperialista, pero se equivoca. Tan solo quiero decirle que demasiado calmantes y aduladores tiene usted a la par, pues si quiere confirmar lo anterior… ¿Se dio cuenta como lo apoyó mi pueblo y mi persona cuando actuó como verdadero presidente y, nos hecho una manita con los vampiros llamados Unión Fenosa y Tropigas, que se amparan ante el COSEP?

Finalmente señor presidente ¡larga vida a usted, los que están por morir por usted, lo saludan!   

El autor es periodista de la Red de Comunicación Ambiental
ecologiadavidquintana@univision.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus