• Oct. 15, 2008, 11:45 a.m.
El caso del colega y compañero de labores Oliver Gómez no puede menos que preocuparnos. No tanto porque se trate de un periodista y trabajador de un medio de comunicación, sino por el grave precedente que está sentando Patricia Vásquez, funcionaria -quizás de décima categoría-, del Ministerio de Salud, al brindar atención en salud de forma sectaria.

Al negarse a vacunar a Oliver, Vásquez violó el artículo 59 de la Constitución Política el cual establece claramente que “los nicaragüense tienen derecho, por igual, a la salud…”, suficiente para aclarar a esta funcionaria que bajo ninguna circunstancia le podía negar a Oliver, o a cualquier otro ciudadano, la vacuna requerida.

Si por aquello de las dudas esta señora no quedó clara, le recuerdo que el artículo 27 de nuestra Carta Magna señala taxativamente: “Todas las personas son iguales ante la ley y tienen derecho a igual protección. No habrá discriminación por motivos de nacimiento, nacionalidad, credo político, raza, sexo, idioma, religión, opinión, origen, posición económica o condición social”.

Quiero recalcar las últimas dos condiciones, “posición económica o condición social”, porque, según la funcionaria en cuestión, Oliver “es un oligarca” y por tanto no tiene derecho a la vacuna.

Si tomamos en cuenta que el Presidente de la República, Daniel Ortega, considera “oligarca” a todos aquellos que lo adversan y que tiene una “posición económica o condición social”, distinta a la de él, pues también la Constitución Política protege a los “oligarcas” contra cualquier discriminación institucional.

Pero además, habría que recordarle a doña Patricia Vásquez, qué es un oligarca, según el diccionario Larousse, oligarca es: “toda persona que forma parte del gobierno en una oligarquía”. Por supuesto, oligarquía, tiene dos acepciones. La primera, según Larousse, es un: “régimen político en el que, entre los antiguos griegos, ostentaba el poder una minoría”.

La segunda definición señala que oligarquía: “es una forma de gobierno en la que el poder es ejercido por un grupo limitado de personas o una clase social dirigente”. Hasta donde yo sé, Oliver no pertenece ni al gobierno, y mucho menos, a ese “grupo limitado de personas o clase social dirigente” que hoy “ejerce el poder” alrededor del Presidente Ortega.

Entonces la pregunta es ¿quiénes son los oligarcas? o ¿quiénes representan una oligarquía actualmente?.

Pero no nos salgamos del tema. El meollo del asunto es que esta señora Vásquez ni siquiera a un oligarca le puede negar el derecho a la salud, conforme con los artículos 27 y 59 de la Constitución Política que ya mencioné antes.

De acuerdo con el artículo 27, Vásquez ni siquiera puede alegar que la persona sea de ideología liberal, conservadora, o de religión musulmana, o que opine a favor del aborto, que es morena, o de origen miskito, o esgrimir cualquier otro argumento para negarle atención médica un ciudadano de este país o que, aún siendo extranjero, resida en Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus