• Oct. 24, 2008, 9:49 a.m.
Hoy, yo anónimo como muchos en este país, he decidido, no salir del anonimato, sino más bien alzar un poco mi voz y al mismo tiempo mi dignidad y dejar ver un poco mi punto de vista, que es sin duda alguna el punto de vista de muchos en esta nuestra querida Nicaragua.

Qué nos está pasando? Sería la pregunta del millón, pero más bien es que estamos dejando que nos pase?, a mi criterio la respuesta es muy sencilla, estamos hechos a criticar todo, si son los de la derecha los que están en el poder, pues a despotricarlos, y si es el otro bando por igual, creo que estamos envueltos en un ir y venir de quejas incansables y que no más lo que hacen es hacernos más daño.

Nuestros sueños no van a estar cumplidos para nosotros ni para las generaciones venideras, mientras no seamos beligerantes con las personas que buscamos para que nos gobiernen, hay clases políticas en este país que han sabido darse cuenta de esto y a lo cual le sacan una gran ventaja y por eso no dejan de existir en este país los mismos apellidos políticos de antaño a lo que se ha sumado a partir de los 80’s los apellidos nuevos, que son los que están en estos momentos al bate.

Ahora porque estos gobernantes que hemos tenido a partir de esta década de los 80, no han podido hacer un plan de nación a largo plazo, que sea un plan que obligue a los que están llegando al poder a ajustarse al mismo, sea quién sea el que llegue?, simple y sencillamente que esto no es ventaja para ellos.

¿Será un plan de nación entregar una gallina, un cerdo y una vaca a una persona?, pregunto, o simplemente será un plan personal de quererse jubilar como gobernante de este país, será plan de nación regalar un tractor a una sola persona? Con la gran experiencia que se vivió en los 80?

Porque no mejor, si sabemos que somos un país netamente agrícola destinar todos estos recursos a crear empresas estatales con visión a largo plazo y con proyecciones a futuro sin importar quiénes lleguen al poder, y que esto  nos logren entregar precios más justos en los mercados, saben por qué no va a ocurrir esto? Porque a las clases gobernantes que han venido manoseando el poder en este país no les interesa un plan de nación y desgraciadamente no les interesa este país, porque se hizo una gran piñata con los recursos del país a finales de la década de los 80, supuestamente para crear empresas para sostener al partido derrotado, mantener el trabajo a miles de nicaragüenses, y miles de pretextos más, pero qué se hizo realmente con esto?, entregar miles de empresas estatales a manos militantes y convertir a toda esta gama de beneficiados en nuevos oligarcas, que ni siquiera pudieron mantener dichas empresas que realmente pertenecían al pueblo, y así un plan que parecía ser de nación en los 80 se convirtió en un plan privado despotricando las arcas estatales.

Me parece que quieren hacer de este país un país industrializado, sin ni siquiera tratar de explotar en lo más mínimo en lo que realmente somos fuertes, que es el agro. Entonces qué persona con un poco sentido común va a querer poner una refinería de productos de petróleo sin ni siquiera ser productor del oro negro? Será que no están al tanto de que las reservas mundiales de este producto no renovable están por agotarse y que si en un dado caso se logra concretar este proyecto, que solamente puede estar vivo en las cabezas de personas sin un poco de amor a esta nuestra Nicaragua, tengamos que desmantelarlo y venderlo como chatarra a El Salvador a como sucedió con el ferrocarril, será esto lo que estamos buscando o simplemente será tirar las grandes promesas para jubilarnos como gobernantes.

Realmente podría pasar escribiendo todo un día de las cosas que acontecen, pero está de más escribir sobre los últimos acontecimientos que se están dando con las organizaciones civiles, ¿hasta dónde vamos a permitir en este país que se atropelle a todo mundo?, ¿hasta cuándo vamos a decir basta?, será posible que nos corra horchata por nuestras venas y dejemos pasar la oportunidad de poner las cosas en su lugar este nueve de noviembre.

No dejemos más que nos atropellen, y el voto por las alcaldías ya no es un voto que sea por fulano o mengano es un voto que tiene que ir firme por la mejor opción que esté en tu municipio, que no sea del partido gobernante, si sos nicaragüense y querés este país tenés que hacer que tu voto valga y el valor de tu voto es votar masivamente por una casilla digna de tu municipio cualquiera que sea, menos la casilla que va implantar el terror y la persecución, menos la casilla que no va a trabajar por tu municipio, sino que va a tratar de formar más órganos de control ciudadano.

Por nuestra Nicaragua ha demostrar que todavía somos hijos de esta tierra de lagos y volcanes y que en nuestro corazón está el rugir de los cañones apagados, que con el voto masivo y consiente va hacer que estos no resuenen nuevamente más, que para declarar una victoria más en contra de los que quieren implantar una dictadura de sumisión, de miedo y a demás de esto tratar de perpetuarse en el poder haciendo creer a los humildes y más necesitados de este país que son la salvación divina.

Con mucho más que escribir y poco tiempo.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus