• Nov. 3, 2008, 10:06 a.m.
Decía en mi blog y artículo del 15 de Octubre que hay un poder más allá de la fuerza; un poder que se impone por su consecuencia, a pesar de cuantas amenazas y persecución deba sufrir por sus convicciones. Pues bien, las acciones agresivas e injustas contra CINCO, el Movimiento Autónomo de Mujeres, la Coordinadora Civil y otras cinco ONG’s, causaron, a nivel mundial, una protesta significativa. Personalidades del mundo, organismos de Derechos Humanos y los 27 países de la Unión Europea, expresaron su alarma por el giro autoritario del gobierno de Daniel Ortega y por la utilización de instituciones como la Fiscalía para reprimir a los opositores de la agenda partidaria del Gobierno. A pesar de la demagogia empleada en discursos descartando la importancia de estos señalamientos, es obvio que dichas protestas preocuparon al binomio presidencial.

No son tan ciegos como para no darse cuenta de que el aislamiento internacional no conviene a sus aspiraciones, ni a su imagen de redentores “revolucionarios”. Sin embargo, su espíritu pendenciero, incapaz de recapacitar o hacerse una madura auto-crítica por la desmesura de sus acciones internas, ahora los tiene intentando crear el espejismo de que esta reacción internacional frente a hechos que ellos mismos provocaron  obedece a una campaña internacional para desprestigiarlos y entorpecer las elecciones municipales. Un comunicado repartido en El Salvador por la Embajada de Nicaragua, a los asistentes a la Cumbre Internacional, afirma:
 “Los argumentos para denigrar al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, corresponden a esfuerzos de organizaciones políticas que en su afán de hacer proselitismo político en  el actual contexto electoral, recurren a la mentira y manipulación mediática, tanto a nivel nacional como internacional, intentado polarizar el clima electoral, incidiendo en la tranquilidad que ha caracterizado nuestros comicios.” 
 
 Pero no se queda allí. Prosigue:
“Es de sobra conocido el involucramiento de algunos embajadores de la Unión Europea desde la campaña electoral del 2006, actuando de manera abierta o encubierta, alineándose a los ejes de confrontación que la derecha opositora de nuestro país despliega políticamente en contra del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional….” “Todo con el objetivo de dejar la impresión de que debido a esas preocupaciones de la UE y de los autollamados Amigos de la Carta Democrática Interamericana, la ayuda iba a ser retirada al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y con ello afectar a la población nicaragüense, para desnaturalizar el proceso electoral venidero, utilizando la adjetivización de escenarios como “fraude electoral” que pondría en “riesgo” el proceso político institucional democrático que se vive en Nicaragua.”

O sea que ahora resulta que las críticas al abuso de poder del Gobierno Ortega-Murillo, a raíz de la ocupación ilegal de CINCO y de la campaña de difamación y manipulación contra las feministas que se oponen a la penalización del aborto terapéutico (con todo derecho) ¿fue una campaña orquestada por la derecha internacional, el imperialismo y “sus agentes locales”?  Resulta que los ofendidos y agredidos periodistas y mujeres, cuyos derechos fueron abusados e irrespetados con lujo de violencia por la Fiscalía, por los medios oficialistas, por el mismo presidente y la primera dama (ésta última mantiene en la página web oficial del Gobierno de Nicaragua, un panfleto titulado: Una agente llamada Sofía Montenegro) ¿son ahora los instigadores también del desprestigio internacional y la condena que estas acciones provocaron?

¿Qué acaso no se les ha ocurrido pensar de que nada de eso habría sucedido si fueran menos viscerales, si se apegaran a derecho y se dieran cuenta que, como gobernantes, no pueden agredir a quien les da la gana y menos a gente que se ha ganado con su vida y su trabajo íntegro y profesional un prestigio que les da precisamente ese poder intangible y revolucionario del que sus agresores carecen?

En estos tiempos, todo se sabe en el mundo. Los seres humanos estamos conectados entre nosotros, al margen de los medios y de la voluntad de quienes nos gobiernan. Son tiempos donde la democracia está encontrando campos de acción y de ejercicio mucho más amplios. Por eso mismo, es y será cada vez más difícil proceder con impunidad y actuar con impunidad. Por eso mismo, por esas redes magníficas que hoy nos unen en el mundo, los ciudadanos tenemos recursos para llevar nuestros casos, cuando la justicia en nuestros países nos deja en la indefensión y nos acorrala, al tribunal de la opinión pública internacional. Podemos hacernos oír, podemos lograr que otros nos apoyen, puesto que nuestros propios con-ciudadanos no pueden hacerlo, dado que este gobierno se ha instalado en los espacios públicos con sus rezadores asalariados y manda hostigar y golpear  a quienes se atrevan a salir a la calle. Sucedió en León, en Managua. Hay heridos, golpeados. Y estas agresiones las puede ver quien quiera en el mundo en You Tube.

Puede ver a los jóvenes frente a Multinoticias, cuando eran pateados y golpeados por adultos enardecidos por el “amor” que pregona Doña Rosario; puede ver los sucesos de León, cuando enmascarados cateaban vehículos, golpeaban personas, incendiaban el carro de Enrique Sáenz del MRS.

Pero nuestro presidente dice que los embajadores y quienes critican lo que está pasando en Nicaragua en los medios internacionales, “están manipulados”, como si fuera difícil para cualquiera que disponga de una computadora, comprobar el tono, la alevosía, la violencia de esta marca de “amor” que se nos está queriendo obligar a aceptar en Nicaragua, a nombre de un proyecto supuestamente mejor que el capitalismo “salvaje”; un proyecto que llaman socialismo, pero que de socialismo, por lo que hemos visto, sólo tiene el autoritarismo y el acorralamiento a las libertades que precisamente llevó al socialismo del siglo XX, al fracaso.

 La mentira es corrosiva. Corroe lo que toca. Oscurece la mente y el ambiente tanto del que la imparte, como del que la sufre y empieza a desconfiar de cuanto ve y cuanto oye. Tantas cosas se están viendo en estos días en Nicaragua que dan angustia y lo dejan a uno deprimido: Dora Zeledón, esa histórica dirigente de Amnlae, obligada a renunciar; una supuesta reunión con ONG´s, montada para dar la impresión de que todo está bien, cuando las amenazas y las descalificaciones contra estas organizaciones las hemos oído a diario por los medios oficialistas.

Uno se pregunta: ¿era necesario llegar a esto? ¿a qué este afán de aplastar, de echarnos a pelear unos contra otros, de usar todos los instrumentos del poder para exacerbar lo más bajo e inmaduro de las pasiones humanas?

Está claro que uno debe pensar bien en qué dirigentes escoge. Porque lo personal, es político.

Y porque este blog es el último que haré antes de las elecciones del 9 de Noviembre, termino dando mi opinión sobre las mismas: Me preocupa la negativa sistemática del CSE a acreditar observadores. La revancha contra Ética y Transparencia e Ipade al negarles una función que han venido realizando con excelencia en todos los últimos procesos electorales; la acreditación únicamente de un organismo de observación venezolano del que poco se conoce, pero cuya tendencia es fácil de intuir; hacen temer por la transparencia de estas elecciones. Estas serán, sin duda, las elecciones más cuestionadas y cuestionables desde 1990. Difícil pensar en elecciones limpias cuando hay un control tan extendido de un solo partido en todo el proceso.

Aún así, estoy por el voto. Creo que hay que votar. En algunos casos hay que votar por personas. Algunos departamentos tienen candidatos que valen por sí mismos, no por el partido que representan. En esos casos, pienso que hay que votar por esas personas. No aplicarles el voto castigo. En mi caso, siendo de Managua, si no me hubiesen quitado mi opción, yo habría votado por Enrique Sáenz del MRS, un hombre honrado. En vista de que mis opciones son Montealegre o Arguello, votaré por Montealegre. No considero que él sea más responsable que Arnoldo Alemán por los CENIS. Y respeto su abierta discrepancia con Alemán en la pasada campaña electoral.

Espero que, de llegar a alcalde, pueda influir dentro de su partido para debilitar el pacto de Alemán y Ortega, una alianza estratégica, que ha permitido a los dos compartir el poder y salirse cada quien con la suya. Mi voto por Montealegre no será estratégico, será coyuntural. Creo que él es un hombre con experiencia de trabajo. Creo que no será títere de Alemán, como lo será Alexis, me parece, de Daniel Ortega y su esposa.

Por eso, pienso que podría ser un mejor alcalde. Alexis, la verdad, no me inspira confianza como administrador, ni como persona consecuente. Pasarse de la contra al sandinismo es un giro demasiado radical para que yo me lo crea. De Eduardo al menos sé que es lo que parece ser. Y espero que su compromiso con la democracia y la libertad sea cierto. Como alcalde, no me importa su tendencia ideológica pues no tendrá el poder para variar nada, ni para afectar el nivel de vida del pueblo trabajador. Por otra parte, me parece que, si estas elecciones son limpias, y expresan un voto de censura contra el Orteguismo, es posible y es mi esperanza, que Daniel Ortega reflexione sobre el rumbo en que nos lleva, que se sienta menos “gallo ennavajado”, que se dé cuenta de que sin el consenso de sus gobernados, podrá imponerse pero no será popular.

Terminará solo, temido, sin prestigio, soñando con una grandeza que, al paso que va, no pasará de ser un espejismo, una ilusión de feria, que lo convertirá, en el mejor de los casos, en personaje de alguna  novela de dictadores, de esas que se han escrito en América Latina. Por eso espero que su partido no sea mayoría en estas elecciones. Y me da gran tristeza desear esto y verme obligada a marcar una x en la casilla uno. Pero lo haré. Y algún día, espero,  quizás cuando ya no pueda ni caminar sola a la mesa de votación porque estaré muy anciana, algún día, si es que sobrevivo todas estas terribles encrucijadas en que el afán de poder de este señor nos ha puesto, espero poder volver a creer que el FSLN ha vuelto a representar ese heroísmo de Patria Libre o Morir, que hoy se ha perdido en el marasmo de tanta ambición y mentira.


1 de Noviembre, 2008


Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus