• Oct. 26, 2007, 2:34 p.m.
Los nicas al parecer queremos siempre los extremos. Muchos se han pronunciado en contra de la protesta que los panificadores hicieron en Granada, por la carestía de la vida, y como una forma de llamar la atención a la sociedad y al presidente Daniel Ortega.

El motivo del disgusto de los críticos: Que unos cuantos participantes de la protesta se bajaron los pantalones y mostraron sus traseros, por cierto sólo hombres lo hicieron, y eso “ofende” la moral y es un espectáculo no apto para niños.

¡Ay, por Dios! Pienso, si es que somos espíritu de contradicción, porque cuando ha habido violencia, al estilo asonada, lamentamos los métodos utilizados, porque todos somos víctimas de los mismos, directa o indirectamente.

Yo no veo qué malo puede haber en que las personas protesten quitándose las ropas y para no entrar en más reflexiones, quiero enumerar algunas ventajas de que la gente utilice el nudismo para llamar la atención por una causa justa:

- Es una forma de protesta que no contamina, amistosa con el medioambiente. Los nudistas no queman llantas, no destruyen calles, ni buses, ni lanzan “miguelitos” a las vías para sabotear a los transportistas, privados o públicos, que se aventuran a pasar a su lado.

- Los que se desnudan llaman la atención sin violencia. Apartando todos los chistes que sobre su apariencia estética pueda haber, es preferible ver a una persona a como Dios la trajo al mundo, que ocultando su rostro tras una capucha y lista para cometer cualquier delito.

- Las más nobles causas del mundo son defendidas por los nudistas. En Europa y otros países desarrollados, los activistas de Peta, la organización defensora de los animales, se despojan de sus vestimentas para reclamar los derechos de las mascotas o de las especies criadas en cautiverio. De igual forma muchos ecologistas se oponen a la destrucción de la selva tropical o de los bosques, al contrabando de animales exóticos, y se pronuncian a favor del uso de la bicicleta, como un medio ecológico ¿Entonces por qué no hacerlo porque el pan subió de precio?

- El cuerpo del ser humano no es perverso. Lo que hacemos con él es lo que puede o no serlo. En una época en que Internet y la televisión nos atiborra de pornografía, ver a unos cuantos hombres mostrando el trasero me causa más simpatía y solidaridad por su causa, que “perversas” ideas sobre posturas sexuales. Una cosa no es equivalente a la otra.

- Quizá esta sea una forma de protesta más efectiva para otras causas, o por lo menos en círculos periodísticos sí lo fue. Ninguna ley prohíbe a los ex trabajadores afectados por el Nemagón, o a las feministas que exigen la restitución del aborto terapéutico.

- Alguien mencionó que esta forma de protestar no es autóctona. No sé para este crítico qué es lo autóctono, porque tampoco lo son las llantas que ponen a quemar en tranques, ni las capuchas que usan los que dizque protestan cuando hay un paro de transporte.

- Y por último, no me vengan con el cuento de que los niños no pueden ni deben ver este tipo de actos. En primer lugar, ningún niño o menor de 18 años debe participar en protestas o actividades políticas, y en segundo lugar ¿expondría usted a sus hijos a una llanta incendiada, con toda la cantidad de sustancias cancerígenas que emite, o preferiría explicarles el sentido del nudismo de un panadero?

Analicemos sin apasionamientos ni falsas moralidades. Yo sí apruebo esta forma de protesta y aunque dudo que algún día participe en ella, le encuentro su sentido y su razón de ser.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus