• Nov. 21, 2008, 2:24 p.m.
Diversos juzgados argentinos están investigando actualmente los casos que han surgido como consecuencia de la comisión de delitos en nuestro país por parte de ciudadanos mexicanos vinculados con el narcotráfico y otras actividades criminales, causas que incluyen asesinatos que son de público conocimiento. Con ese motivo se han publicado informaciones confusas sobre el a veces mal descripto “Cartel de Sinaloa”, su perfil, estructura organizacional y grupos criminales asociados.

Resulta oportuno aclarar entonces la situación actualizada de la denominada Federación de Carteles de Sinaloa, gracias al valioso aporte del experto estadounidense en contraterrorismo, Scott Steward, quien actualmente revista en la renombrada firma Strategic Forecasting, más conocida como Stratfor (www.stratfor.com), la que acaba de publicar un artículo que contiene una sección titulada: “Mexicans Detained in Buenos Aires-Area Cocaine Seizure”.

Ha comentado Scott Steward en una serie de mensajes intercambiados con quien escribe estas líneas -siempre con referencia a la muy difícil tarea de analizar y mantener actualizado el perfil de la Federación de Sinaloa-, que Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera y su propio cartel es tal vez la organización de tráfico de drogas más capaz de México en este momento. Afirma asimismo el citado experto de Stratfor que turbulencias recientes dentro de la citada federación condujeron a la escisión de la Organización Beltrán Leyva, como también la “pérdida” de la red liderada en Ciudad Juárez por Vicente Carrillo Fuentes. La mencionada federación estaría al borde de su total desarticulación, quedando el cartel de Guzmán Loera al comando del narcotráfico en Sinaloa, al menos mientras siga en libertad y con vida, o sus rivales conquisten este apetecido Estado mexicano.  

Resulta importante destacar asimismo que Guzmán Loera mantuvo durante los últimos tiempos su alianza de larga data con los más altos lugartenientes del cartel que lidera: Ismael “El Mayo” Zambada García e Ignacio “El Nacho” Coronel Villareal. Estos no retacearon su lealtad a “El Chapo”, a pesar de que este, su organización y sicarios se encuentran bajo ataque permanente
 

por parte de los otros carteles de la droga, del gobierno mexicano y varias agencias extranjeras de lucha contra el narcotráfico. El jefe mafioso se encuentra casi tan escondido y protegido como el qaedista Ayman Al-Zahuahiri y su jefe Osama Bin Laden, aunque algunas fuentes descuentan la captura del narcoterrorista mexicano en cualquier momento; tal vez en Brasil, si es que logró abandonar su país…           

Las operaciones militares de los miles de efectivos desplegados en Sinaloa por parte del gobierno de Felipe Calderón, no parecen haber afectado en demasía las que desarrolla el mismo cartel de “El Chapo” Guzmán Loera, aunque hayan sido afectadas maniobras de lavado de dinero y algunas otras vinculadas a la infraestructura de la organización.  

Lo más importante a tener en cuenta por los medios de comunicación argentinos, además de la actualización arriba mencionada, es que las operaciones contra el cartel de Guzmán Loera parecen no haber causado merma alguna de sus capacidades para continuar con el contrabando de drogas desde América del Sur a los EE.UU. Ergo, los carteles mexicanos seguirán plantados aquí en la Argentina con sus negocios criminales, a menos que se identifique, capture y encarcele a sus jefes y “soldados”.

En definitiva, el principal remanente de la Federación de Sinaloa que permanece activo es el cartel de Guzmán Loera, organización que continúa manejando el contrabando de cocaína, a juzgar por los secuestros de esta droga concretados durante los últimos tiempos.

En lo que concierne a la Argentina y si bien no hay actividad enraizada del narcotráfico mexicano en nuestro país por el momento, la captura de sospechosos de ese origen y la serie de causas judiciales que están afrontando, constituye un serio indicador de una actividad que debe ser erradicada de cuajo de nuestro medio.

La Argentina es desde hace mucho tiempo un país de tránsito y transbordo de la cocaína colombiana, peruana y boliviana con destino a Europa, como también de heroína para el mercado estadounidense, aunque en este último caso con menor alcance. También, una casi inagotable fuente de provisión de casi todos los precursores químicos necesarios para la fabricación de la droga, gracias a la avanzada industria química de nuestro país.

Otro de los últimos logros de las fuerzas de seguridad y policiales de la Argentina ha sido la localización y secuestro de pequeños laboratorios para tratar y convertir la pasta base de coca en hidrocloruro de cocaína del 98% o más de pureza. No obstante, el número de unidades neutralizadas de ese tipo, demuestra por sí solo el incremento de la actividad tendiente a procesar esa droga a escala local.

Las principales acciones desarrolladas por los operadores mexicanos pertenecientes a un nivel aún no fehacientemente determinado de las redes que responderían al cartel de Sinaloa liderado por Guzmán Loera, actualmente detenidos o buscados por la justicia argentina -al igual que sus cómplices domésticos-, parecen demostrar claramente que han logrado iniciar acciones coordinadas y/o conjuntas en países vecinos y/o de la región, sobre lo cual no había registro alguno hasta hace poco tiempo. Algunos especialistas han comenzado incluso a sospechar que los carteles mexicanos -como otros grupos criminales, basados en la Triple Frontera y otras regiones vinculadas a la seguridad interior de la Argentina-, puedan tener ya contactos estrechos con organizaciones terroristas de todo signo, de acuerdo a modelos de convergencia entre ellos, debidamente probados en casos similares por la realidad en el terreno.

Entre los principales negocios montados por los mexicanos en nuestro país, en distintos grados de asociación con redes criminosas locales, se encuentra la fabricación ilícita de sulfato de anfetamina y clorhidrato de metanfetamina, que tienen en la efedrina a uno de sus principales componentes.
 

Como consecuencia de los cruentos acontecimientos conocidos y las posteriores capturas de individuos y secuestros de mercaderías, parecen haber sido momentáneamente neutralizadas algunas de las operaciones mexicanas en curso en la Argentina hasta hace pocos meses atrás. Vale decir, recalcando, todas aquellas operaciones que en su mayor parte tenían como destino los mercados estadounidenses y europeos.

Sería realmente también de primordial importancia que los tres poderes del Estado comenzaran alguna vez a articular entre sí y con todo el arco político y la sociedad en su conjunto, un plan estratégico destinado a erradicar no sólo el contrabando de narcóticos, estimulantes y precursores hacia el exterior, sino también el consumo de drogas en nuestro país, a menos que se quiera convertir a la Argentina en una suerte de entidad quasi fallida, como es México en la actualidad.

¡Con un especial agradecimiento a Scott Steward, Strategic Forecasting, Inc. (Stratfor)!

Será hasta la semana próxima!

El autor es Analista Internacional
Experto en Medio Oriente y Africa del Norte
Especialista en Contraterrorismo
www.horaciocalderon.com
hc@horaciocalderon.com   horaciocalderon@hotmail.com
54-9-11-5937-7694 (011) 15-5937-7694

Buenos Aires, 19 de noviembre de 2008
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus