• Nov. 26, 2008, 9:32 a.m.
De acuerdo al diccionario Wikipedia, Theobroma cacao L. es el nombre científico que recibe el árbol del cacao o cacaotero. Theobroma. El nombre científico en griego significa 'alimento de los dioses'; pero cacao viene del maya Ka'kaw.
 
Por otro lado a estas alturas, todos los nicaragüenses sabemos que el cacao, fue una de nuestras monedas de cambio hace más de medio siglo. Hoy en día lo novedoso es saber que esta planta puede sacar de la pobreza a miles de nicaragüense, que han o habían abandonado, esta práctica autóctona.
 
También a estas alturas no necesitamos estadísticas para darnos cuenta que la pobreza nicaragüense está alcanzando niveles catastróficos similares a un terremoto de 10.1 a la escala de ritcher. La gente del campo irónicamente son los más afectados.
 
No obstante, hay miles formas de acabar con esta pobreza y, tenemos varias luces al final del camino, si se trata de romper paradigmas de la pobreza y,  no es mentira… pues una de ellas es el cacao. Las ventajas para Nicaragua son absolutamente notables si consideramos que nuestro cacao tiene una alta calidad única en el mundo, misma compartida por países como Venezuela, México, etc.   
 
Aclaro antes, que no soy ningún experto en estadísticas ni del tema en mención, pero durante mi última visita a un programa de asistencia técnica que promueve el organismo Alemán de cooperación Social Técnica Alemana, por sus siglas (DED), en territorios como Waslala, Boca de Sábalos, Rancho Grande, Siuna, Bonanza, entre otros municipios bellos de mi Nicaragua, fue notorio conocer y ver, que familias que estaban en extrema pobreza – por diversas razones-  reacentuaron su trabajo en la producción de este importante recurso.

Así por ejemplo cerca de 3 mil productores de Waslala están produciendo cerca del 60 por ciento del cacao que se exporta a países poderosos como Alemania, Suiza, Estados Unidos, etc. A esto hay que sumarle el resto otras 11 comunidades de Boca de sábalos, en Río san Juan, quienes están comercializando a tres mil dólares la tonelada de cacao e incluso comunidades como Bonanza, Siuna, Rancho Grande y Rosita, también están aprovechando esta oportunidad, que se notaba en otros tiempos en los recursos forestales y mineros.  
 
Otro punto interesante es, que increíblemente estas cosechas no provienen de grandes plantaciones que corren el riesgo de convertirse en monocultivos, sino de pequeñas parcelas que asocian tecnología ambiental. Así por ejemplo la mayor parte del producto para el mercado viene de pequeñas plantaciones no más de 2, 3,4 manzanas, siendo la fuente de la renta principal para las familias pobres.
 
Otro ejemplo son los datos que maneja el centro del trámite de las exportaciones de Nicaragua, CETREX, quien señala que nuestro país logró exportar 1,4 millones de dólares durante los primeros 6 meses de este año 2008, contra 647 mil dólares exportado en el  mismo período del 2007.
 
Pero… ¿qué significa eso para los seis mil pequeños productores de quiénes están a cargo actualmente este rubro? Significa que de las 10 mil manzanas (6.700,00 hectárea) destinadas al cultivo del cacao, existen otras más que pueden ser habilitadas para el famoso “cacao orgánico”, en cuyo apetecido producto, empresas internacionales como RITTER, encuentran calidad en el grano, olor, sabor, fineza y color adecuado, pagando así, hasta tres mil dólares por tonelada.
 
Lo anterior indica que un productor con 2 manzanas de cacao, puede generarle por cosecha hasta 400 dólares. Recordemos además que el cacao se cosecha constantemente durante todo el año, bajo las condiciones adecuadas y el apoyo técnico.
 
Tras o anterior, no está lejano que estas oportunidades como el cacao, puede ser un rubro -que de activarse con todos los fierros-, puede sacar de la pobreza a miles de campesinos, quienes están viendo menguadas sus cosechas y sus recursos a consecuencia de muchas causas, sean estas ambientales, políticas o coyuntura económica mundial. Lo único que falta es voluntad política y empresarial, para estimular el cultivo, la producción y, la tecnificación ambientalmente sostenible.
 

El autor es periodista de la Red de Comunicación Ambiental
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus