• Feb. 13, 2009, 6:30 p.m.
A través de los tiempos se ha dicho que “El error es parte del éxito”, pero cuantas cosas tenemos que pasar para alcanzar ese anhelado éxito. Desde insultos hasta humillaciones públicas, Todo por tratar de encajar en el mundo empresarial o simplemente para conseguir dinero y mantener los gastos de casa.

Soy universitaria y las cosas que se enseñan en las aulas de clase, si bien te ayudan, no te muestran completamente el mundo real, fuera de esas cuatro paredes, no le pides ayuda a tus profesores ni tus amigos, eres tu y el mundo laboral que tienes frente a ti, así que depende de ti conseguir lo que quieres o fracasar. El campo laboral en nuestro país es reducido, la economía mundial y de nuestro país ha venido decayendo en los últimos años. Antes los latinos soñábamos con irnos a Estados Unidos y cumplir el afamado “sueño americano”, pero la crisis habitacional, petrolera y automotriz, bajó el ritmo económico de esa gran potencia y Nicaragua por ser un país subdesarrollado ahora sufre los estragos, estamos en un vaivén económico, cuando no sube el combustible lo hace la canasta básica.

Por este y muchos otros factores, cada vez son mas los jóvenes que abandonan sus estudios para conseguir dinero, o antes de finalizar su carrera ya cuentan con un empleo de medio tiempo. En cambio otros, se gradúan y su frustración comienza desde el momento en que les cierran las puertas, por el simple hecho de no tener experiencia, definitivamente que subestiman nuestra capacidad, nos juzgan sin tener ningún tipo de precedentes.

En mi caso, aun me falta un año para terminar la carrera, pero el principal temor entre mis amigos y compañeros es no poder encontrar trabajo cuando salgamos de la universidad. En nuestro país no nos dan la oportunidad por ser jóvenes, creen que somos inmaduros o simplemente pensamos en el bacanal, pero no es así para todo hay tiempo, todo es mantener el equilibrio.

¿Quién dijo que triunfar es fácil?
En la vida siempre nos vamos a encontrar con obstáculos, unos más fáciles de vencer que otros, cuando inicias a trabajar, tratas de esmerarte para ser reconocido, nadie entra a una empresa como jefe, la mayoría de las veces se comienza desde un puesto inferior. Un amigo me dijo una vez, “no te preocupes vas a ver que vas a seguir mejorando, yo cambié de cargo varias veces en la misma silla”, no le entendía y le dije ¿Cómo?, entonces el me aclaro que había comenzado en el puesto menos importante que ofrecía la empresa y con dedicación y esfuerzo fue escalando hasta llegar a donde estaba.

Nada es imposible ni inalcanzable, para alcanzar nuestras metas vamos a pasar por miles de experiencias, unas gratificantes y las otras no tanto, pero si mantenemos el ritmo entusiasta y perseverante, lo conseguiremos, hay que pensar en positivo para que las acciones que nos sucedan sean de la misma manera, es decir, “buenas”, cuando ingresemos a un lugar a trabajar no nos entristezcamos cuando nos llamen la atención por que eso mis queridos amigos es parte del crecimiento personal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus