• Mar. 19, 2009, 3:18 p.m.
Una vez más estoy esperando una ruta para ir a buscar empleo, viviendo entre altos y bajos y cada vez las olas se hacen más grandes. Las variaciones del camino son más difíciles para vivir en la bella Nicaragua donde nací, hasta el paisaje está cambiando.

Un país donde las ideologías daban para vivir, más bien ha sido una forma de manipular al pueblo nicaragüense, pero la diferencia con el pasado es que las oportunidades no son para la mayoría de los nicaragüenses y en tiempos anteriores hasta revoluciones hemos sufrido. Digo hemos por nuestros parientes, pero en este momento está lejos de ocurrir, por estar el pueblo reprimido. Con esta realidad nacional y política la vida cada día es más competitiva y, por si fuera poco, la crisis mundial complica las oportunidades económicas y por ende laborales.

Por otra parte, ahora pertenecer a un partido político o a una determinada corriente ideológica en Nicaragua, implica ganar enemigos y pocos amigos o ninguno de lo últimos. Y hablando de la ideología que se encuentra en el poder, esa nos engaña a todos con sus falsas promesas. Yo siendo joven aún no sé para dónde agarrar, a quién seguir. Si lo que le ofrecen a un joven es un pago para maltratar, golpear a otros, lo incitan a delinquir, nos ocupan para actos vandálicos, siendo todo esto incorrecto, que muchas veces por no tener trabajo accedemos por el pago.

Este gobierno se ha llenado la boca de mentiras y nosotros las creemos, nos dicen cosas que nunca lograrán cumplir. Hoy los jóvenes nos encontramos sin alternativa, sólo nos dan las plazas de obreros, como es el área de la construcción o en la zona franca donde perdemos la juventud sin lograr nada, nos usan como autómatas para una operación determinada y luego nos desechan.

Deseamos una oportunidad
Hoy las ilusiones de los jóvenes se encuentran heridas, la depresión consume a la juventud, y en unos casos las adicciones se apoderan de nuestra vida por desilusión de no lograr un espacio o una oportunidad. ¿Dónde están los padres de la patria proveyéndonos empleo o el gobierno central como dice nuestro alcalde?

Nuestro Presidente sólo está presente como imagen pero no para desarrollar políticas públicas para la juventud, por eso tenemos que migrar y lograr el sustento fuera de nuestra Patria, que la dejamos húmeda con nuestras lagrimas y aún con la esperanza de que un día cambie la situación en Nicaragua que podrá prosperar, pero cada día está más débil y pobre.

Los jóvenes no queremos creer en bonitas palabras deseamos una oportunidad, demostrar que sí podemos construir Nicaragua, pero nos miran como esclavos, y cansa tocar miles de puertas, pidiendo una oportunidad, hasta cuando nosotros vamos actuar. Debemos luchar por ser libres, quitarnos las cadenas de los tiranos, luchar para que nuestra voz sea escuchada, que ningún gobernante nos manipule, tenemos que defender la justicia y mirarnos con igualdad, con fraternidad y no con odio.

Digamos no a la agresión y al pago para maltratar a los demás. Nos han quitado la capacidad de ser nosotros mismos, debemos de sacar nuestras ideas para exponerlas, nada hacemos con malas actitudes con decir sí señor. Hay que difundir nuestras ideas pero para lograr la Paz, para construir la Nicaragua que queremos, porque nosotros no perduramos físicamente, sólo las ideas destello de la inteligencia son las que trascienden a otras generaciones.

Digámosle a nuestros gobernantes que nos hagan buenos ciudadanos porque seremos los futuros adultos y ellos no gozarán de una buena vejez en Nicaragua, por haber creado a malas personas, destructivos, deben de educarnos, culturizarnos como a sus hijos para que Nicaragua no sea como en la actualidad.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus