• Abr. 7, 2009, 3:05 p.m.
¿Campañas mediáticas?, uno de los últimos lemas del danielismo, para defenderse de las denuncias de los medios que proclaman la libre expresión. Primero tenemos que partir del análisis de lo que es una campaña mediática. Muchos por años usan esta definición, pero sin saber a ciencia cierta lo que expresan. Mediática se refiere nada más que al uso de los medios para difundir una noticia o llevar adelante cualquier proyecto de propaganda, educación o cualesquiera. Ahora bien este término está siendo usado por los "izquierdistas globalizados" para definir lo que ellos llaman la red de medios capitalistas que controlan la comunicación e información. Algo que no es mi interés discutir ahora, pero que tengo mis propias concepciones diferentes de los "dogmáticos globalizados".

En Nicaragua, es bastante difícil que alguien pueda hacer una similitud en cuanto a esta definición usada por los fanáticos, aquí los medios de comunicación no son tantos, ni está demostrado que están al servicio o actúen de una manera coordinada, o representen grupos de poder. Y cuando haga este análisis; me refiero a la piedra que los "orteganos neosomocistas" y todos los que conforman o alguna vez han conformado modelos corruptos de gobierno en nuestro país, han tenido que enfrentar. Son los mismos medios de comunicación que apoyaron y que siempre mantuvieron la denuncia en aras de las ansias de libertad del pueblo nicaragüense.

Partido gobierno-político
En contraposición a esta definición, es bastante paradójico, que el partido de gobierno, tanto como partido político ya tradicional y como clase económicamente representativa de ese mismo partido, acumule medios de comunicación, tan o más importantes en números, de los que ellos acusan de mediáticos. Si se hace un análisis bastante profesional encontraremos que los medios llamados "mediáticos", han tenido un comportamiento mucho más profesional que esos medios del estado-partido. Prueba de ello es que de no ser por esos medios, la corrupción que representa el modelo "neosomocista" del PACTO no sería conocida, mucho menos representar el impacto de lucha y resistencia que tiene en nuestra sociedad.

Estamos claro que no denunciarlo hubiera traído al país más tranquilidad y paz pero nada que represente una verdadera democracia, porque solamente los cementerios están llenos de esa paz y esa tranquilidad. Estos medios al igual que en la dictadura somocista han representado la voz y denuncia de los atropellos, robos y corrupción que sufre la nación a manos de grupos delincuenciales que se han hecho con el poder.

Y en una reedición de ese pasado, igualmente encontramos la existencia de medios como los otroras NOVEDADES o RADIO X, que estaban al servicio del régimen dinástico y que de una manera única y descarada no dudaban en usar una propaganda masiva y controlada, para, como Poncio Pilatos, lavarse las manos manchadas con el crimen y la corrupción. Como en toda hipótesis, la pretensión del estado-partido de querer establecer slogan para convertirlos en verdad, se topará con antitesis que retarán sus propagandas. Y no serán simples fanáticos los que puedan discutir la validez de éstas, ni periodistas resentidos o simpatizantes que se presten al juego del régimen. Las pruebas de lo que representan los medios de comunicación en nuestro país, está contenida en ellos mismos, y sólo hace falta aplicar las leyes del conocimiento científico, para evaluarlas y saber quién es quién.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus