• Jun. 12, 2009, 1:12 p.m.
La CRM es un programa de 5 años que se ejecuta gracias a una donación de 175 millones de dólares del Gobierno y pueblo de los Estados Unidos a través de la Corporación Reto del Milenio (MCC), cuyo programa fue suspendido a raíz de los resultados electorales de las elecciones municipales de noviembre del 2008. Una decisión que a pesar de tener una voluntad acertada, no debe de obsesionarse excesivamente con la idea que persigue.

Las elecciones del 2008 quedaron atrás. Pero la miseria y necesidades de los nicaragüenses no es historia: es un hecho verídico… real. Por lo tanto, No se debe permitir que el poder y la gloria sean sólo el reflejo del éxito de una ideología inhumana, pues de nada sirve el poder y la gloria cuando la pobreza material es poca comparada con la pobreza cautiva del alma.

No es que se avalen las faltas acaecidas durante las elecciones pasadas. Sin embargo, es justo señalar que los errores más grandes son aquellos que se cometen en venganza ya que en Nicaragua no existe cosa imposible..., sino personas incapaces de reconocer que la política no debe ser un medio legal de hacer terrorismo procurando doblegar a unos y, beneficiar a otros, sin importar que la cooperación internacional retire su apoyo a la clase humilde y trabajadora de la Nación.

Muchos aseveran que cuando cometemos un error debemos levantarnos y seguir hacia adelante. ¿Porqué no? Por qué no hacerlo cuando los únicos errores que cometemos en la vida..., son las cosas que nunca hacemos y de las cuales no aprendemos. No podemos olvidar que son los pueblos de una misma sangre los que conforman una patria común y que el único símbolo de superioridad que debemos conocer es la bondad. No obstante, no puede existir bondad alguna donde no haya conocimiento de ella, pues muchas veces hay que ser pobre para conocer el lujo de saber que las cosas hechas con amor, traen felicidad y paz.

Ante todo, los órganos cooperantes deben considerar que la decisión de retirar la cooperación internacional a Nicaragua en pro de la democracia no afectaría a los gobernantes nicaragüenses, sino a sus habitantes. Por lo tanto, antes de ratificar tal decisión, las entidades donantes debieron guardarse de dos excesos: el espíritu de desigualdad, que los conduzca  a la aristocracia, y el espíritu de igualdad extrema, que los conduzca al despotismo; ya que la pobreza no viene solamente por la disminución de las riquezas, sino también por la multiplicación de los deseos.

Hoy, no nos ilumina la luz; pues a veces la oscuridad suele ser nuestra única iluminación. Sin embargo, tal vez brote de la sombra una gota de alegría que se transforme en un mar de esperanza para quienes necesitan del aporte que podría seguir brindando a Nicaragua la Cuenta Reto del Milenio y, la cooperación dedicada de la Unión Europea.

lamordida.zerimar@gmail.com

Foto tomada: www.cuentadelmilenio.org.ni
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus