• Ene. 8, 2008, 12:40 p.m.

Estamos de acuerdo de que todo el mundo tiene que defenderse para obtener ingresos y en este caso los medios de comunicación con la necesaria pauta publicitaria, sin embargo una relativamente reciente práctica nacional televisiva es la de introducir publicidad, no en pausas del programa, sino durante la presentación del programa.

Esto no es exclusivo de la televisión nacional, algunos canales en la TV de pago también lo hacen pero de manera rápida al salir de las pausas, lo que reduce la molesta invasión en la atención del televidente.

La práctica originalmente se aplicó en los noticieros, donde además de la observar las imágenes de la noticia presentada, una cinta en la parte baja de la pantalla nos refleja un sumario del noticiero, sino tips de información recién obtenida.

Sin embargo en Nicaragua las televisoras y su publicidad están abusando, aparte de tener sus bloques de espacio publicitario intermedios en pausas del programa, en ocasiones dejan un espacio en “L” con continua publicidad durante todo el programa, mientras que en otros igualmente sostienen una cinta con una lista de “chat” que ingresan al canal, gente buscando aventuras amorosas, que además de interrumpir la atención del público uno se espanta con la cantidad…. no de errores, sino “horrores” ortográficos que me recuerdan haber visto la novedosa palabra “Hamigos”, entre tantas otras degeneraciones escritas de nuestro idioma.  

Aparte de ser un campanazo para el Ministerio de Educación para que se preocupen por su mala enseñanza en materia de ortografía, los canales deberían tomar en cuenta que resultan ofensivos tanto esos “horrores” como la invasión a la que nos vemos sometidos ante, durante y después del programa que intentamos ver.

Reitero que es válido que los medios de comunicación se defiendan económicamente, pero siento que esta práctica es una agresión al espectador que intenta distraerse por momentos ante la pantalla chica nacional.

Hablando únicamente de los programas extranjeros, de por sí la calidad de lo que se presenta no es de lo mejor, y si es atractivo casi siempre ya fue exhibido en la TV cable, en el caso de algunas películas, telenovelas y series. Así, mientras “24” estaba en su tercera temporada, Nicaragua iniciaba con la primera. Otro ejemplo no casual fue la recientemente exhibición por la mañana del largometraje “Peter Pan” en el canal 13 y la misma película se pasó por la  noche en un canal nacional anunciándola como si fuera muy exclusiva. Supongo que lo era para quien no tiene acceso a canales extranjeros.

Esto debería poner a pensar a los propietarios de los canales, pues cada vez más están empujando al televidente a preferir la TV de pago, que en cierta medida tiene menor carga publicitaria, no interrumpen tan descaradamente al espectador, sus programas son más novedosos, con mayores opciones en programación y que poco a poco les está ganando la publicidad porque la gente los está prefiriendo ya sea por conexión legal o ilegal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus