• Nov. 20, 2009, 1:11 p.m.
He recibido con alegría la noticia de que el presidente Obama recientemente ha llenado un cuestionario enviado por la bloguera cubana Yoani Sánchez, quien desde Cuba, hace algunos años se ha convertido en uno de los estandartes jóvenes que cuestionan el derrotero de la Revolución y luchan expresamente por aires de libertad en la isla.

Un cuestionario similar le ha sido remitido a Raúl Castro, pero desafortunadamente, como así han optado varios gobernantes en el mundo, incluyendo al nuestro, ven insustanciales este tipo de canales, como así el debate, el diálogo, las entrevistas o sencillamente el pensamiento o el cuestionamiento desde ángulos diferentes. (Apelar desde un pulpito entre una masa a la que han llevado ellos mismos ante sí, es siempre la visión más cómoda y legitima para dejar registro de sus decisiones: democracia directa, califican ellos).

El cuestionamiento de la falta de libertad en Cuba y el que no se renueve el Comité Central del Partido Comunista desde hace más de una década, cada día toma mayor acento entre su propia juventud. “El ruido de los cañonazos ceremoniales no permite que se escuchen los golpes con los que la nueva generación está llamando a la puerta, por la que entrará como una tromba a desmontarlo todo. Arrasando -de paso- con este olor a flores secas que sentimos por todos lados”, expresó Yoani recientemente en su blog.

Los jóvenes integrantes del teatro itinerante ONVI (Alamar Express) también hacen el mismo reclamo en las calles de La Habana con intervenciones performáticas o happening. “Creemos que estamos trabajando dentro de las mismas metáforas de la Revolución, pero construyendo un hombre nuevo, (…) porque no sólo depende de que el mundo de haya abierto a Cuba y Cuba al mundo, sino que el cubano se abra a su interior, a su espacio de libertad”, expresa uno de los miembros de OVNI, quienes constantemente terminan sus presentaciones en las cárceles del régimen.

Por su parte, Frank Delgado, la antítesis poética del Silvio Rodríguez más revolucionario, también hace de las suyas como uno de los líderes contestatarios al castrismo dentro del género de la Nueva Trova Cubana. Canciones como “Si el Che viviera”, “Isla Puta”, “Carta de un niño cubano a Harry Potter” o “La Guerrillera Frustrada”, empiezan a ser temas de culto entre la chavalada caribeña, que poco a poco va perdiendo el hechizo del proyecto revolucionario que ha marcado ya el destino de varias generaciones.

Las banderitas que claman por libertad en Cuba se levantan cada vez con más fuerza desde los mismos estudiantes universitarios, como se observó recientemente en uno de los encuentros televisados entre miembros del partido con estudiantes, y por error de edición fue transmitido en cadena nacional. Los jóvenes manifiestan que como revolucionarios tienen el deber de cuestionarlo todo, y que la Revolución misma, debe también pasar por ese cuestionamiento.

Se dice que cuando un pueblo quiere…quiere; están de más los diques de contención que impone el poder sobre sus súbditos, la fuerza es un mecanismo material que se desgasta si no se renueva, y es muy vulnerable, en principio ante las ideas, y más aún, ante las nuevas. Por tanto, no hay beneficios sociales que se justifiquen si no existen garantías de libertad de acción y libertad de conciencia.  

http://emilapersola.blogspot.com/
http://www.facebook.com/emila.persola
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus