• Ene. 30, 2010, 3:14 p.m.
Muchas personas cuando se refieren a reservas ecológicas nos hablan de bosques, estoy de acuerdo. Creo que son conceptos similares, por eso cuando hablamos de bosques oímos algunas expresiones como: “Los bosque son el pulmón del mundo”… así dicen, desconozco quien inventó esta frase pero, a un montón de gente le gustó y ahora la repiten. Sobre esta frase quiero dar mi opinión. Creo que es una frase fácil de asimilar pero con grandes contrariedades en sus definiciones. Considero un error querer cambiar la definición de estos dos conceptos (bosque y pulmón) por el simple hecho de que la frase luzca comprensible y melódica. Para explicarme mejor primeramente voy a definir un bosque y luego los pulmones, hablaré de sus funciones y explicaré el error de la frase.

Empecemos a conocer sobre el bosque. El bosque es un conjunto de cosas vivientes donde todas interactúan o se relacionan entre ellas y también lo hacen con el ambiente físico, o sea, con el agua, el aire, el sol, y otros. A esta relación de cosas se les llama ecosistema. Los bosques son ecosistemas, dentro de este ecosistema viven las plantas, las plantas tienen la función de absorben un gas venenoso llamado dióxido de carbono que luego con la ayuda de la luz solar se transforma en oxígeno, las plantas nos regalan oxígeno por el cual vivimos, esta función la realizan las hojas a través de la fotosíntesis.

Ahora vamos a conocer lo que son los pulmones. Los pulmones son dos órganos que se encuentran en la cavidad torácica en un espacio que se denomina espacio intrapleural. Los pulmones están formados por dos unidades: una por donde corre el aire compuesta por la tráquea, bronquios y bronquiolos y la otra unidad es la alveolar capilar que se encarga del intercambio gaseoso. La función de los pulmones es absorber el oxígeno del ambiente y llevarlo a las células del cuerpo para su funcionamiento, luego estas células expulsan como producto de desecho dióxido de carbono, un gas tóxico para el mismo ser humano.

Si comparamos ambos conceptos tendremos un mejor juicio sobre este tema. Primeramente no se puede hablar del bosque y pulmón como la misma cosa, porque la función que realizan ambos son totalmente distintas. Establecer similitud en estos dos conceptos es demostrar un total desconocimiento sobre el medio ambiente. No estoy de acuerdo con esa comparación, sinónimo o parentesco que le quieran dar al bosque.

Si establecemos una explicación más sencilla diríamos que, el bosque es una fuente de oxígeno y los pulmones, son órganos que roban oxígeno y producen dióxido de carbono, un gas venenoso.

De acuerdo con todo lo explicado podemos puntualizar tres errores que se cometen al decir esta frase:
Primer error: Todo organismo vivo que respira por pulmones tiene dos pulmones, no uno, como dice la frase, no se debería de hablar de un pulmón sino de los pulmones.

Segundo error: Tampoco se debería de igualar el bosque o cualquier reserva ecológica con los pulmones, porque los bosques o reservas ecológicas son fuentes de oxigeno y los pulmones realizan funciones contrarias a las de un bosque.

Tercer error: Es una falta de respeto al ecosistema, al hacer tan aberrante comparación.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus