• Feb. 4, 2010, 10:08 a.m.
En medio de los dolores, ansiedades y esperanzas nunca exterminadas de nuestra nación nicaragüense, empiezan a sonar ya los anuncios de un acontecimiento de milagro: el Festival Internacional de Poesía de Granada.

“Si la Patria es pequeña, uno grande la sueña” decía nuestro Rubén, y próximamente, del 14 al 21 de Febrero, nuestra Patria acogerá un centenar o más de poetas magníficos que, llegados de todos los ámbitos del planeta -desde la dolida Haití, hasta la lejana Nueva Zelanda- se congregarán en Granada para vivir con nosotros y compartir con nuestro aire, las palabras nacidas dentro de la atmósfera más profunda del alma humana, esa de donde surge la poesía.

Por una semana, Granada se convertirá en la capital de la poesía del mundo, como gusta decir el presidente del Festival, Francisco de Asís Fernández. Ciertamente, en esa ciudad, de día y de noche, parques y plazas serán visitados por miles de nicaragüenses y visitantes extranjeros, que, gracias al poder de la belleza del lenguaje, se trasladarán a esos remotos o punzantes sentimientos que anidan dentro de sus pechos para reconocer sus sueños y sus nostalgias. Es impresionante vivir la experiencia de comunión que se produce en los recitales, sentirse íntimamente vinculado a un público multitudinario, donde están representados todos los estratos sociales, y que, ante la magia de la poesía, calla y escucha y se recoge para encontrarse a sí mismo.

Vivir y participar del Festival de Poesía de Granada es entregarse a una fiesta de amor a nuestra humanidad; una fiesta donde cada poeta se revela y celebra lo más ancestral y permanente de nuestra naturaleza: la capacidad de amar, de llorar, de enloquecer, de burlarse de los avatares de nuestra existencia.

Este año vendrán poetas de la India, de Nueva Zelanda, de Gales, de los Emiratos Árabes, de Palestina, de Senegal, de China, del Japón, de Australia, de Finlandia, de Suecia, de Francia, Italia, España y de todos los países de América Latina. Llegará el gran poeta norteamericano Amiri Baraka, poeta incorregible y desafiante, llegará desde su trabajo con refugiados en Haití, Ghaston de la Fleur, de Cuba, Luis Lorente; llegará Leevi Lehto, un poeta de Finlandia que inventó un programa en Google para hacer poesía, llegará de Israel, Sabina Messeg, y de Palestina, Ghassan Zaqtan, llegará de China, Chen Li, uno de los poetas jóvenes más controversiales y celebrados de esa gran nación. Y de América Latina, el chileno Raúl Zurita, Bernardo Reyes, de Colombia Jotamario Arbeláez; poetas quechuas, poetas que representan la poesía indígena más antigua de nuestra América, y por supuesto, los mejores poetas de Centroamérica y de Nicaragua, acompañarán a este grupo internacional para invadir Granada y el aire de Nicaragua, de sus decires, sus anhelos, su cantar a la vida y al mundo.

La poesía de los poetas internacionales será traducida por jóvenes estudiantes de teatro de la UAM, pero podremos oír cómo suena en su idioma original.  Como es tradición, este año también se celebrará el entierro de las desgracias con un carnaval donde participarán todas las expresiones más coloridas del folklore nicaragüense y donde los poetas leerán sus poemas en cada esquina de la ciudad.

Es importante poner en nuestra agenda la asistencia a este Festival. No cuesta nada. No se paga por entrar y hacer el viaje de Managua o de cualquier otra ciudad, a Granada bien vale la pena.

La cultura del mundo toca a nuestra puerta. Aprovechemos esta magnífica oportunidad de entrar en contacto con la belleza, con esa vocación profunda por la poesía que anida en cada corazón nicaragüense.

Visitá la página web del Festival: www.festivalpoesianicaragua.com
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus