• Mar. 18, 2010, 10:56 a.m.
La fiebre futbolística alcanza su máximo este año. 32 equipos que representan lo mejor del mundo en este deporte se dan cita en Sudáfrica para ver quién levantará la copa. Una vez más, Europa y América empatados a nueve trofeos por continente, siguen apostando a engrosar sus cuentas, aunque hoy por hoy las tropas asiáticas han empezado a dar muestras de su calidad tal cual lo han hecho los aguerridos africanos.

Aunque no dudo que Sudáfrica será todo un espectáculo visual, más cerca de nosotros, en nuestro territorio también se libra una batalla visual entre los dos medios de comunicación “autorizados” (no podemos decir oficiales porque ambos lograron amarrar contratos de transmisión con la FIFA). Estos han comenzado a luchar para ver cuál logra tener más miradas encima.

Hoy, el reto va más allá de bajar la señal del satélite nítida y sin interrupciones. Los medios televisivos han comenzado a generar nuevas estrategias promocionales esperando sacar el máximo provecho al talento humano aunado a las capacidades tecnológicas de sus equipos de transmisión, producción y diseño.

Las propuestas van desde cápsulas documentales de los escenarios sudafricanos que albergarán la emoción del mundial, hasta presentadores que jamás han tocado un balón de fútbol en su vida y que ahora hacen maromas “virtuales” con un esférico.

Opiniones diversas circulan en las calles y algunos aprueban las maromas, otros las desaprueban, algunos se conforman con las cápsulas informativas relacionadas al mundial, otros añoran tener algo más que ayude a levantar la fiebre por este evento.

El nuevo reto
Y es que las nuevas tecnologías han penetrado todos los medios, por ello se han convertido en pieza clave para apoyar los esfuerzos por “vendernos” el mundial. Uno de los canales locales ahora nos anuncia que hay una página disponible donde podremos ver partidos clásicos de los mundiales anteriores e incluso los partidos de este mundial.

El internet, herramienta vital para la vida moderna y las comunicaciones ahora trae una nueva propuesta para las televisoras locales. La pasión mundialista no solamente se vive en los estadios sino a través de la red de redes donde hay “sitios” a los que podemos conectarnos para vivir esta emoción.

La pregunta es: ¿estaban preparados nuestros medios televisivos para esta nueva oferta?. Creo que a mediana capacidad. Bajar una señal de un satélite es algo que los medios han hecho durante las últimas décadas y lo han ido perfeccionando, pero empezar a ver el internet como el complemento en sus transmisiones es algo distinto, un campo al cual deben trasladar la misma creatividad que usan para sus promos y emisiones.

En este sentido, también es válido decir que el reto de las televisoras está en lograr que los servicios de internet cumplan con lo que ofrecen. De nada servirá tener mucha creatividad para promover el mundial en TV e Internet si el ancho de banda no es el adecuado, si la velocidad de descarga no es óptima y si la conexión está constantemente fluctuando al punto que preferiremos seguir haciendo “zapping” antes que seguir esperando que la barra de carga esté totalmente llena.

Este magnífico evento deportivo viene a poner nuevamente a prueba la calidad del talento humano y tecnológico de los dos canales autorizados, que ahora deberán mostrarnos algo más para que decidamos quedarnos con alguno de ellos.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus