• Jun. 4, 2010, 4:45 p.m.
Las costumbres terminan siendo ley, pero con el paso del tiempo las leyes cambian. Las costumbres no. Las costumbres son como las tradiciones, o más bien, las tradiciones se sirven de las costumbres.

Un medio masivo de comunicación con el paso del tiempo se convierte en una costumbre que sigue la sociedad. Es una actividad cotidiana leerlos por las mañanas, escucharlos durante el día, verlos por las noches. Esa costumbre que nació en un pueblo, ciudad o país, la persona (adulta) la traslada a donde vaya. Bajo ese principio muchos medios de comunicación se han mantenido desde su invención.

El primer medio fue la prensa escrita (los papiros, el libro), y siglos después apareció la radio y dijeron que esta terminaría por destronar al patriarca de los medios. A mediados del siglo pasado surgió la televisión y se repitió el mismo juicio. 50 años después se dijo lo mismo con Internet, y aún así la prensa escrita continúa conservando el mismo principio. ¿Por qué? Porque con el paso del tiempo crea una costumbre, una necesidad. Internet no destronará a la prensa escrita ahora, y quizás nunca.

Rectifico. No me atrevo a decir nunca porque al paso que avanza la tecnología y los nuevos inventos que surgen cada año, es palpable una gran revolución en la prensa escrita. Esta evolución ha puesto en crisis a muchos grandes medios que basaron su tradición en la prensa escrita.

Pero los que lograron evolucionar, han sobrevivido. Existen varios ejemplos de ellos para citar, como los grupos Times, Impre (el mayor medio de prensa escrita de habla hispana en Estados Unidos), Televisa, Clarin, Prisa, etc.

Desde mediados de la primera década de este siglo, los medios de comunicación en general entraron en crisis debido al avance de Internet y se pronunció aún más con la crisis económica mundial. Estas crisis han obligado a los medios a reinventarse haciendo uso de las tecnologías para modernizar su proceso. Así vemos cómo en las tres distintas etapas de su evolución, la prensa escrita ha ido usando estas tecnologías. En la “Era Tipográfica”, la de Gutenberg, duró cerca de 400 años (Canga Larequi, 1988) y todo el proceso era manual hasta que apareció la prensa de vapor en 1814. La Era Mecánica fue impulsada por la linotipia desde 1884 durando cerca de un siglo hasta 1960 que aparece la “Era Electrónica” con las computadoras.

Pero, desde mediados de los ’90 se inicia una revolución completa que podría denominarse como la “Era de Internet”. Esto obligó, en un principio, a que los medios se expresaran e hicieran uso de la red para llegar a un grupo de lectores donde el papel no podía llegar. Y tener omnipresencia en el mundo entero.

En el transcurso de 15 años solo han existido pequeños cambios, pero muy dinámicos. Encontramos en 1995 a unos medios estáticos que solo se limitaban a emitir en Internet las mismas noticias impresas y con cambios cada 24 horas. La única novedad era estar en la red y la pérdida de lectores de la edición impresa, pero con la capacidad del medio de traspasar las fronteras.

Los dueños de medios no encontraban aún la forma de cubrir los costos de expansión o no comprendían el verdadero alcance que en un futuro cercano tendría su medio. Tuvieron que conformarse con ver en el cibermedio una expresión similar a la parte física: vender publicidad para sobrevivir (la forma continúa manteniéndose, pero con la ayuda de consorcios al otro lado de la “aldea”, como los Google AdSense que generan ciertos ingresos).

Vino posteriormente una etapa más dinámica por la competencia de captar más lectores. Pero a mediados de la primera década del Siglo XXI y con la integración de sistemas operativos a los teléfonos celulares e Internet, más los medios audiovisuales, enriquecieron y se obligó al salto de una siguiente etapa de un medio mucho más dinámico capaz de automatizarse con scripts y programación más sofisticados.

El blog solo fue una forma de vox populi. Expresión popular que se le anexó al medio tradicional ya digitalizado. Muchos medios independientes nacieron y murieron por la limitante de espacio en la nube que significaba mantener un blog. Millones han abandonado sus proyectos para asociarse a otra nueva ola.
Al acercarnos al año 2010, y más precisamente entre 2007 y 2009, inició otro nuevo auge que mantiene al mundo en constante debate, entre implementar o negar las redes sociales porque invade la privacidad de los usuarios.

La juventud, los mayores usuarios de estas redes a como lo fueron con el inicio de Internet con los chatroom, IRC, foros, buscadores, blogs…; no parece inmutarse ante el nuevo auge y están dispuestos a agotar y explotar el recursos a como mejor les plazca.

Pero la juventud conoce poco de tradición y costumbres, porque las reglas son para los adultos. En su desenfreno son capaces de levantar revoluciones, de vanguardizar diferentes frentes. Así lo han sido con la tecnología desde la “Generación X”. Sin embargo, no todo lo que se ve y hace, es lo más correcto. Y no porque está de moda es lo que hay que seguir.

De los auges casi siempre salen gananciosos. Por ejemplo, de los navegadores ya nada o poco queda de Mosaico y Netscape. Sobrevivió Internet Explorer por la imposición de Microsoft en el mercado. De los IRC, casi no queda nada de mIRC e ICQ (aunque este último se reinventó a finales del año pasado) que fueron los primeros en crear la comunicación instantánea por Internet; pero se sobrepusieron Yahoo, Messenger y Skype. De los motores de búsqueda ya casi queda nada de Wandex, Aliweb, WebCrawler, Lycos, Excite, Altavista; pero soibrevió Yahoo! y más tarde Google hizo lo suyo hace 10 años y se impuso como el mejor buscador.

De los blog… bueno, hay cantidades de proveedores aún por ahí, pero están siendo desplazados por las redes sociales. Algunos sobrevivirán, porque han evolucionado de la mano de grupos de desarrolladores.

De las redes sociales se mencionan muchos, aunque en los que más se insisten son en Facebook y Twitter, dos con quienes los medios de comunicación compiten entre sí como generadores de noticias, donde el usuario deja posteado, sea en texto o videodocumentado un comentario, un mensaje y que de por sí solo se convierten en noticia.

De ellos, alguno o los dos podrían ser más usados por ser de características distintas. Uno es “sígueme” y el otro es hacer “fans” o ambos casos. Las redes sociales son indispensables. Lo han sido siempre. Sirven para conocer a otras personas con fines similares, para comunicarse o simplemente estar al día de los movimientos de unos y otros, entre otras muchas operaciones. Surgieron con la idea de tener conectados a múltiples personas con algo en común. Con un simple clic se comparte una información y alguien más puede ver lo que se ha elegido. Sin comentario los demás usos como compartir fotos, etc.

Nos interesa el ángulo del medio, donde podemos concluir que el medio como tal continuará sobreviviendo en tanto mantenga su estructura y limitándose a explotar las herramientas que constantemente surgen en Internet.

Mañana podrá ser la nube (ya lo es). El teléfono celular (ya lo es), las tabletas y hasta la televisión misma (ya lo son). Ya el medio impreso está llegando a los demás medios y es ahí donde radica su mayor oportunidad de expandirse. El medio está obligado a fortalecerse en Internet, porque es su mejor carta de presentación, su mejor publicidad. Los elementos que debe de incluir, sin separarse de su tradicional enfoque, forma y estructura, es herramientas efectivas tales como la de tecnología móvil y tv (es una tendencia), las redes sociales como enlace de comentarios y fuentes de noticias (vean el ejemplo de CNN que dedica en cada segmento un espacio a comentar los comentarios que sus televidentes dejan en Twitter y Facebook).

El dinamismo de las actualizaciones de sus noticias sin perder la estructura de la edición del día son elementos claves para mantener un ranking. El archivo histórico, aunque un poco costoso, es de especial interés porque justifica la tradición y seriedad del medio.

Se puede hacer uso de los Gadgets, pero no abusar de ellos. Los RSS parecen pasar de moda, aunque se mantienen. Las noticias por correos y los script para otorgar elementos gratuitos o espacios del medio a otros sitios web es fundamental porque amplia la presencia. Los tag o etiquetas son básicas para el posicionamiento en los sistemas de búsqueda.

La sobriedad en el diseño (limpio) hace del medio la elegancia sin perder la actualidad. Muchos elementos en la portada pierde el interés. Ejemplos como voanews.com, wjs.com, es una moda, una tendencia a seguir. Si notan, hay videos aparte o en la misma noticia que refuerza el escrito. Podrán ver que no pierden la tradición y costumbre del medio.

El otro elemento es cómo obtener rentabilidad del medio o al menos cubrir el costo de mantenimiento. Eso será tema para mi próximo comentario.

El autor de este blog es editor de la página dominical INFORMATICA.   
vayala@elnuevodiario.com.ni
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus