• Jul. 10, 2010, 1:34 p.m.
Dedicado a Carlos Pellas

Recientemente en el campus de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), se congregaron profesionales e intelectuales de diversas áreas con motivo de la conferencia sobre “Desarrollo Económico en la Economía Global y Fuerza Laboral”, dictada por Federico Zaragoza, Ph. D. y Vice Chancellor for Economic and Workforce Development del Alamo Colleges en Texas.

Milagro en San Antonio
Zaragoza explicó cómo él y su equipo de académicos habían hecho posible un milagro en San Antonio. La reducción de la industria militar en esa localidad, uno de sus fuertes económicos, supuso el aumento de la masa de desempleados. La mala noticia provocó tristeza colectiva, pero no brazos cruzados.

Los académicos y líderes locales comenzaron, juntos, a idear nuevos caminos animados por su visión de progreso. Con estadísticas en mano y una firme voluntad, explicó Zaragoza, adquirieron el compromiso de profundizar la participación de San Antonio en la economía global. Confesó el expositor, que al inicio sabían lo que querían, pero no estaban muy claro de cómo lograrlo.

Enfocaron sus esfuerzos en atraer a fuertes inversionistas que fueran capaces de generar una actividad económica que diera empleos bien remunerados, lo que permitiría mejorar la calidad de vida de los habitantes de la localidad. Quebraron paradigmas, reorientaron estrategias y trabajaron duro en estadísticas con motivo de convencer a un fuerte inversionista en particular: Toyota.

La formula consistió en mostrar lo mejor de San Antonio, mediante cifras comprobables y objetivas, a los directivos de esa empresa de vehículos. Además, la presentación de planes de trabajo y compromisos de los centros académicos locales de formar al recurso humano en áreas específicas requeridas por Toyota.

Los números, los compromisos y la visión convencieron. Hoy en día esta empresa emplea de forma directa a 1800 personas. Algo similar ocurrió con la industria médica y turística, que genera anualmente 160 millones de dólares.

También en Nicaragua
Los participantes del evento, entre ellos el autor de este artículo, orientados por una magnífica matriz facilitada por el conferencista, conformaron grupos de trabajo para identificar áreas de inversión y formular propuestas para la creación de empleos bien remunerados, en el contexto de la economía global.

Surgieron propuestas serias e innovadora enfocadas en las siguientes áreas: telecomunicaciones, producción y comercialización de yuca en el Pacífico del país, y, dinamización y crecimiento en el área de la pesca. Valdría la pena conjuntar esfuerzos entre los diversos sectores nicaragüenses para crear líneas sólidas de trabajo para enfrentar con responsabilidad la tasa de desempleo en Nicaragua, aprovechando la posición geográfica privilegiada de Nicaragua, su atractivo turístico y su nivel de seguridad, que aunque resulta cuestionado, continúa siendo bajo en comparación con las naciones vecinas.

Antes del punto
No hay duda que Nicaragua constituye un atractivo para la inversión extranjera, no solo por sus lindas montañas, sino por su mejor recurso: sus habitantes. Y que universidades serias y comprometidas con el desarrollo, como Upoli, están listas coadyuvar en la formulación de programas de inversiones que propicien empleos dignos a los nicaragüenses.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus