• Sept. 23, 2010, 2:19 p.m.
Cuando se analiza la agenda de los medios en relación a la educación superior en Nicaragua, se constata que estos únicamente fijan su atención en determinados eventos: asignación del 6%, violencia estudiantil, elecciones de UNEN y elección de nuevas autoridades. Los hechos anteriores tradicionalmente se han constituido en temas dominantes. ¿Realmente con esta selección de temas los medios de comunicación están informando sobre el verdadero quehacer de las universidades en Nicaragua? ¿A qué obedece esta agenda tan reducida? ¿Será que las universidades al margen de estos hechos no tienen nada que aportar en relación al debate nacional?

Uno de los grandes temas ausentes en la agenda de los medios ha sido la acreditación y evaluación universitaria, a pesar que se trata de un elemento transversal en la educación superior. En parte este vacío obedece a que las universidades no han sabido plantear el tema como un asunto clave para el desarrollo del país; el discurso de las universidades muchas veces luce huérfano de argumentos, como si se tratara de un asunto de moda o pura retórica de relaciones públicas.

Evaluación y Acreditación de las Universidades Nicaragüenses se trata de un texto clave que podría ayudar a medios y periodistas ampliar su mirada sobre la evaluación y acreditación. Una investigación que refrescaría el enfoque y agenda de los medios sobre el tema.

Esta reciente investigación bajo la autoría del doctor Benjamín Cortés, rector de la Universidad Evangélica Nicaragüense, analiza las debilidades y desafíos que atraviesa la calidad de la educación superior, no desde el discurso interesado de las universidades, sino desde el análisis científico. El doctor Cortés se quita su sombrero de rector para ponerse el lente del investigador examinando la situación de la evaluación y acreditación desde latinoamérica, el Caribe, Centroamérica hasta centrar finalmente el problema sobre la realidad de las universidades nicaragüenses.

Por tratarse de un estudio descriptivo, resulta rico en datos cualitativos y cuantitativos sobre la calidad de la educación superior, brindando a medios y periodistas suficientes luces de cómo armar una agenda sobre este tema.

La acreditación y evaluación hasta ahora ha sido abordado por los medios de forma coyuntural y con un enfoque político. Recientemente el tema ocupó las portadas cuando el Presidente Ortega vetó al Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA); y su posterior debate en el seno de la Asamblea Nacional. Lo graves es que prácticamente la voz de la academia en torno a este debate ha sido invisibilizada en los medios; el tema desde mayo prácticamente salió de agenda.

La reflexión del Rector de la Universidad Evangélica Nicaragüense Martín Luther King, no es gratuita. Cuando compara algunos indicadores de la calidad de la educación entre las universidades públicas y privadas, constata que las universidades públicas aventajan a las privadas en proyectos de investigación, bibliotecas y formación de los docentes.

A manera de ejemplo, señala que en 2006, las casas de estudios estatales habían aportado 2,387 proyectos de investigación, mientras que las privadas apenas sumaban 1,140 investigaciones; un escenario similar se dio en la formación del personal docente de planta, de estos 139 tienen doctorados, 1,037 maestrías, 311 especialidades, 837 licenciados y 43 técnicos superior sumando 2,414; mientras que en las privadas solo 58 docentes tienen doctorados, 520 maestrías, 48 especialidades y 1402 licenciaturas.         

Cortés insiste en que solo el proceso de acreditación y evaluación puede reducir esas brechas entre las universidades privadas y públicas. Para ello el tema debe ocupar el primer nivel de importancia en los gobiernos de turno. Cómo lograr colocar la evaluación y acreditación en el primer eslabón de la agenda país, cuando un país como Nicaragua, afectado en su desarrollo democrático por Dictaduras político-militares, constituye el principal factor que impide la construcción de la evaluación, señala el autor. En la última década los gobiernos de turno, han relegado el tema a un segundo plano.

Las premisas de Cortés van más allá de la retórica. Con una metodología de rigor científico pedagógico su propuesta se viene a convertir en el principal texto teórico sobre la evaluación y acreditación en Nicaragua; su lectura crítica sobre el tema debe constituirse en un manual de referencia para medios y periodistas que estén preocupados por enriquecer sus conocimientos sobre el tema; interesados en reenfocar y ampliar su agenda sobre el quehacer de las universidades; el texto brinda las pautas sobre cuales son los estándares de calidad de la educación superior.

Cuando todavía la suerte del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA) es un capítulo pendiente, Cortés ha tomado la iniciativa presentando esta obra completa a la comunidad universitaria, actores políticos, sociedad civil, y medios de comunicación uno de los debates más completo y complejo sobre el futuro de la educación universitaria.

¿Un texto de doble vía? por un lado desafía a medios, sociedad civil, gobierno y sector privado a que retomen el tema y amplíen su visión sobre la evaluación y acreditación; y por otro, plantea la necesidad de que las universidades rindan cuentas a la sociedad; independientemente de los resultados de este proceso sus hallazgo no deben continuar como documentos de archivos en las oficinas de Planificación de Evaluación y Acreditación.

 ¿Estarán las universidades dispuestas a divulgar sus diagnósticos sobre la evaluación y acreditación independientemente de sus resultados? ¿O continuaran estas abriendo sus puertas a medios y periodistas de manera discrecional, únicamente cuando los resultados son a su favor? Lo cierto es que la ausencia del tema en la agenda de los medios, es una responsabilidad compartida entre ambos actores, medios y universidades.

Ante este dilema ¿quién debe dar el primer paso para colocar la evaluación y acreditación como un tema toral en la agenda universitaria, los medios o las universidades? ¿Deben las universidades replantearse su estrategia de comunicación sobre el tema?  

adrianuriarteb@gmail.com
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus