• Feb. 5, 2011, media noche

El rol de los periodistas en torno a la despenalización del aborto terapéutico ha sido clave para que el tema siga con vida en las salas de redacción. Las autoridades de salud, hasta ahora han omitido las consecuencias que ha provocado la penalización del aborto terapéutico en las mujeres; de hecho la política de comunicación del sistema de salud ha sido apostar por el silencio; en consecuencia el trabajo articulado entre periodistas, medios y organismos de la sociedad civil ha sido clave para evidenciar la ausencia de políticas públicas en salud en relación a este asunto.

Uno de los hallazgos del estudio, La despenalización del aborto terapéutico: una mirada desde los periodistas en Nicaragua, destaca que el 53.28% de los periodistas han incidido en los medios para poner el tema en agenda. Este resultado sugiere que los periodistas si pueden ser agentes de cambio en las salas de redacción cuando se lo proponen; el dato confirma que los medios de comunicación no son instituciones cerradas, siempre hay espacio para hacer cambios positivos. La postura que ha asumido este grupo de periodistas debe servir de aliento para continuar propiciando la inclusión de otros temas relegados y actores invisibilizados.
 
Otro dato alentador es que el 46.62% de los periodistas también han tenido autonomía para seleccionar las fuentes de información; a su vez ha ampliado las voces de los actores claves y enriquecer el debate, y brindar una visión de conjunto en relación a las causas y efectos de la penalización del aborto terapéutico, uno de sus mayores logros ha sido trasladar la discusión del terreno teológico al científico jurídico pero sobre todo los medios han hechos énfasis que se trata de un tema de salud pública y derechos humanos.

El estudio también analiza cuál ha sido las políticas informativas asumidas por los medios a raíz de la penalización del aborto terapéutico. Luego de analizar el discurso de los medios ante, durante y después de la penalización del aborto terapéutico se pudo observar que El Nuevo Diario, Semanario Confidencial y Radio La Primerísima, continúan siendo los medios de comunicación con una política informativa coherente y de puertas abiertas para debatir el tema desde distintas aristas; además tienen el mérito de abordar este tema de forma sistemática no únicamente motivado por los avatares coyunturales.

La Prensa, ha dado un giro positivo en su política informativa en torno al tema. En los últimos cuatros años ha suplantado el término ‘feminista’ por organizaciones que trabajan a favor de los derechos humanos de las mujeres. En el pasado el término ‘feminista’ fue utilizado de forma peyorativa para estigmatizar a las dirigentes de movimientos de mujeres que han encabezado la lucha por el aborto terapéutico. Este cambio denota un avance sustancial que debe continuarse dando en la política informativa de este medio en aras de mostrar distintos ángulos sobre el tema a sus lectores.

Otros de los hallazgos del estudio revela que el 73% de los periodistas han abordado el tema sin previa capacitación. La falta de capacitación, ha dado como resultado que un vacío técnico, jurídico y científico en el contenido de los medios a la hora de abordar el tema. Este vacío solo ha contribuido a reforzar los estigmas y tabúes en torno al tema. A pesar que un estudio en 2007 de IPAS, también hizo una advertencia similar preocupa que después de casi cuatros años no se haya superado estos vacíos. Conviene a las organizaciones de la sociedad civil especializadas en el tema, llenar este vacío en los periodistas cuanto antes.  

El presente estudio es producto de entrevistas a periodistas de El Nuevo Diario, La Prensa, Hoy, Radio Maranatha, Radio Corporación, Radio La Primerísima, Radio Universidad, Brújula Semanal, Semanario Confidencial, 100% Noticias, Canal 23, y Noticias 12, y las agencias de prensa IPS y ACAN-EFE-, que han abordado el aborto terapéutico desde que su penalización. Precisamente uno de los objetivos de esta investigación fue reconocer el rol de los periodistas sobre el tema; preocupa que los periodistas que laborar en medios oficialistas no se animaron a participar.
 
En el actual contexto político ¿pueden esperar las mujeres que la Asamblea Nacional restituya su derecho que le fue cercenado con la penalización del aborto terapéutico? ¿La Corte Suprema de Justicia finalmente se pronunciará sobre los recursos inconstitucionales que emitió el Grupo Estratégico por la Despenalización del Aborto Terapéutico? ¿Pueden esperar que algún aspirante a la presidencia se pronuncie sobre el tema? Lo más probable es que ninguno de los actores mencionados muestre interés en el tema por que ninguna fuerza política quiera pagar un precio político ante la iglesia.

Ante este escenario el estudio sugiere  la reedición de la estrategia medios, periodistas y organizaciones de la sociedad civil. El nuevo contexto político plantea nuevos desafíos a medios y periodistas para redefinir sus agendas sobre el tema. Después de un quinquenio conviene que estos hagan una radiografía a la largo y ancho del país sobre las causas y efectos de la penalización del aborto terapéutico en las mujeres; demandar al sistema de salud un diagnóstico sobre el tema y estadísticas actualizadas por las muerte materna; conocer la voz de las mujeres que han quedado en la indefensión jurídica tras la penalización del aborto terapéutico; indagar la posición de las asociaciones de médicos y enfermeros sobre el tema.


*Investigación merecedora del segundo lugar en el Premio Nacional de periodismo Conchita Palacios, “porque la vida de cada mujer cuenta”, IPAS Centroamérica-Grupo Estratégico por la despenalización del aborto terapéutico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus