• Feb. 21, 2011, media noche

Curiosamente me metí a leer un artículo de EL NUEVO DIARIO, titulado “Nicaragua necesita una nueva fuerza política”, escrito por el ciudadano Alejandro Bolaños Davis, el 23 de Noviembre del 2008  y Eureka, pero no me sorprendió. No es raro el actuar de la mayoría de los políticos tradicionales en nuestro país, digo mayoría y tradicionales porque, miren lo que dijo Davis: “En estas elecciones municipales recientes hemos cosechado lo que sembramos. Tanto los liberales de Alemán como el FSLN hicieron trampa desde el principio, despojaron al MRS y al PC de la posibilidad de correr, y estructuraron un plan electoral para que se las robase el FSLN. Nunca olvidaremos que fue el representante legal de la Alianza PLC-Vamos con Eduardo, Wilfredo Navarro, quien solicitó que se eliminase al PC y MRS de la contienda electoral, ni que la mitad de los magistrados del CSE (quienes articularon el plan fraudulento con el FSLN) son uña y mugre con Alemán”.

Como ven, acusa a Alemán y al PLC de participar en el fraude electoral para robarse la elecciones municipales del 2008 y véanlo ahora, -como él mismo dice en el escrito.- “uña y mugre del doctor Alemán”. Por ahí vi en una foto el otro día a mi buen amigo Alejandro Ruíz, saludando efusivamente al doctor Alemán en su cumpleaños. Alejandro perteneció a la ALN y fue  pieza clave de  la devolución de la personería al PC. En tanto Alejandro dejó a mi buen amigo Silvio Ruíz, quien es a la vez hermano de Alejandro en la ALN.

Pero no solo eso Silvio ostenta un puesto en la directiva del Banco Central, dirigido por Antenor Rosales, presidente del Banco Central, miembro del FSLN, y quien fue vecino cercano de los Ruíz en Estelí, ¿qué les parece?.

Así que haciendo matemáticas, Ortega del FSLN, socio de Alemán del PLC, Alemán del PLC ahora socio de los Alejandro del PC quienes a la vez tiene a Silvio en la ALN. (El secretario nacional del PLC), Francisco Xavier Aguirre Sacasa, señala que “estamos haciendo algunos ajustes al acuerdo de alianza”, firmado el pasado 20 de enero por los presidentes del PLC, Jorge Castillo Quant; y su homólogo del PC, Alejandro Bolaños Davis, (El Nuevo  Diario, 8 de febrero del 2011).

Pero sigamos con lo que escribió Davis: “Los ilusos que se unieron y corrieron y apoyaron la casilla uno de Alemán lo hicieron a sabiendas que éste es el principal aliado de Ortega”. Gran verdad, pero ahora su partido y seguidores son parte de esa plataforma. Sigue “¿Por qué no se opusieron al inicio cuando sus dirigentes del pacto despojaban a miles de ciudadanos del PC y MRS de sus derechos?” y más “Era de esperarse que uno de los dos socios del fraude le acabase robando al otro. Está en su naturaleza. Y así sucedió. El FSLN le termina “quitando” votos al PLC de Alemán sin mayor protesta de este último. Ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón, dice el refrán”.

Reproduzco exactamente lo escrito por Davis, para exponer como algunos políticos, son como el camaleón y sigue diciendo Alejandro Davis: “Lo que sí queda ampliamente demostrado al final de este proceso es que todos los liberales unidos (PLC, PLI, VCE), bajo la dirección de Alemán, no le ganan al FSLN mientras magistrados y diputados liberales continúen al servicio de los intereses de Ortega”.

Y verdaderamente su escrito no ha perdido actualidad y no dice mentiras (De esta experiencia debemos aprender que ni el “sandinismo” de Ortega ni el “liberalismo” de Alemán representan la solución para Nicaragua. Ambos son dictadores en sus respectivos partidos, nunca han sido ni han practicado la democracia, no la conocen; por ende, no pueden proveerle a Nicaragua la ansiada democracia. No pueden suministrar algo que no poseen en su naturaleza. Ambos caudillos están desacreditados. Ambos son corruptos y corrompen lo sano que queda en el país. Ambos hacen trampas contra el pueblo. Ambos se alían entre sí para robar, robarse entre ellos mismos, protegerse mutuamente y repartirse el poder entre ellos a cualquier costo.) Solo que ahora él y su partido PC, está en el mismo barco y serian 3, bueno digo 4 con la ALN, digo porque la presencia de Silvio Ruiz en ALN es en calidad de PC. ¿O no?

¿Los enredé, no creo verdad? Y continúa escribiendo Alejandro: “Montealegre, despojado de su partido y su alcaldía, si pretende formar parte de un liderazgo efectivo para salvar a Nicaragua del desastre, tendrá que enfrentar directamente a Alemán y su pacto con Ortega. No es únicamente Ortega, sino también Alemán el adversario en la lucha por la democracia en Nicaragua”,  me parece que Montealegre lo está haciendo ¿o no?

También en su escrito resalta que “el pueblo se encuentra hastiado de tanta corrupción, dictadura, violaciones a los derechos humanos, pobreza y enfrentamientos armados. En Nicaragua debemos conformar una nueva fuerza política que nos conduzca hacia la institucionalización de una verdadera democracia, para ser parte del mundo civilizado. Erradiquemos la creencia de apoyar al “menos malo”, y desarrollemos la consciencia de unirnos para crear la Nicaragua que todos queremos”. También es verdad solo que él y su PC,  quien sabe bajo que presiones o negocios esta, montándose tres años después en el vagón de Alemán.

Y para no aburrirlos, yo sé que no, finaliza diciendo en este escrito, que el mismo firma con su puño y letra; “a finales de los años ochenta los nicas conformamos una Unión Nacional Opositora para derrotar a la dictadura sandinista. Lamentablemente, después del triunfo, la ambición de Alemán en la Alcaldía de Managua desmoronó la unidad. Ahora debemos conformar una nueva alianza de fuerzas integrada por diferentes organizaciones políticas y sociales para derrotar a la dictadura del pacto Alemán-Ortega y facilitar el establecimiento de un proceso que fortalezca las libertades y la democracia”. Seguro, pero, ve me acordé en este momento del Triunvirato en la época de Somoza.

Y para darle como los toreros la última estocada, el actual presidente del Partido Conservador, finaliza escribiendo “sería magnífico que esta nueva fuerza política sea liderada por un conjunto unido por una visión y un programa de nación bien articulado de lo que queremos para Nicaragua, y nunca más alrededor de personalismos o “caudillos” desquiciados por poder y riquezas. Sería estupendo que las iglesias y los empresarios organizados se integren de lleno a constituir este Programa de Nación y actúen con beligerancia para apoyar este imperioso esfuerzo”. Pues claro que Alejandro Bolaños Davis tiene mucha razón, pero ¿podemos llamarle a este escrito, demagogia? o ¿politiquería barata? En conclusión todas aquellas personas que se vayan a meter al negocio de la política, debieran de ser consecuentes con los mensajes que nos mandan. La demagogia es una enfermedad. ¿Hasta cuando los nicaragüenses vamos a seguir consintiendo este tipo de políticos?

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus