• Mar. 20, 2011, media noche

La primera marcha contra la reelección de Daniel Ortega luego de su inscripción inconstitucional se realizo el pasado domingo veinte de marzo en el municipio de Malpaisillo, lugar en donde históricamente el FSLN ha tenido el 70 % de los votos en las elecciones anteriores. En ese municipio el FSLN nunca ha tenido necesidad de hacer ningún tipo de anomalía, ya que ese porcentaje siempre lo tenía asegurado.

Creo que Lenin Cerna jamás pensó que en uno de los municipios que personalmente el atiende, un día la población fuera a marchar por  las principales calles y gritar a todo pulmón para que se escuchara en todo Malpaisillo: ¡¡¡ No a la reelección de Ortega!!! ¡¡¡Ortega y Somoza…son la misma cosa!!!y otras como ¡¡¡ En Malpaisillo…No hay culillo!!! y ¡¡¡ De que se van… Se van!!! Refiriéndose al FSLN.

Pobladores que sienten cierto temor expresar su descontento y que se encontraban en sus casas, al escuchar las consignas que a viva voz gritaban y coreaban los marchistas, abrieron las puertas de sus viviendas y decían a los manifestantes: “No tengan miedo, que no están solo hermanos”. “Viva Nicaragua Libre” gritaban.

Al ver a la población que esta en contra de la reelección del Presidente Ortega marchar por las principales calles de Malpaisillo, los miembros de los CPC y los CLS salieron en carrera en busca de los militantes y simpatizantes del FSLN a quienes lograron congregar para hacer una contra marcha.

La reacción de los CLS y los CPC fue tardía, los que están contra la reelección fueron más rápido y más capaces al tomarse las calles y salir primero que ellos a expresar sus ideas e inconformidad ante la violación constitucional. Allí vimos la inteligencia y la contra inteligencia natural de los lugareños, de la población que asistió a la marcha y eso juega un papel fundamental en la lucha cívica y pacifica que apenas inicia. A los CPC, el alcalde sandinista que disfrutaba de un juego de béisbol y a los CLS se les durmió el pájaro.

Fue una marcha encabezada por profesores, ama de casa, jóvenes estudiantes, trabajadores del campo de esa localidad quienes hicieron sentir su inconformidad y rechazo a las pretensiones reeleccionistas de Ortega. Ese malestar que pudimos notar en toda su dimensión en el municipio de Malpaisillo el domingo pasado; se palpa aun más en otros municipios que en la propia ciudad capital.

La lucha en las calles apenas empieza y veremos quien o quienes serán los que realmente ejercen o practican la vía cívica y pacifica, y /o quienes hacen uso de la violencia. La lucha esta en las calles pero se debe hacer con inteligencia y la batalla de las ideas debe estar a la altura de quien crea o piense que tiene la razón apegado a las leyes y la Constitución de la República.

El que utilice el método de la fuerza y la violencia lo único que estará haciendo es sembrar más el odio y el rencor entre los nicaragüenses. Eso no le conviene a nadie y perjudica más bien a Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus