• Mar. 31, 2011, media noche

Yo escribo mis sueños y mis presentimientos. En cuanto se refiere al Anticristo, siento que la mayoría de los cristianos hemos estado equivocados sobre como identificar a este personaje y su radio de acción, cuya meta es cumplir el gran sueno de Satanás: el de destronar a Jesús en la tierra como Señor y Salvador del mundo. Para que sus fieles y su Iglesia Santa, desvíen su mirada hacia el y lo adoren. Lo veneren y le rindan honor de rodillas. Su ideal más deseado y su venganza.

El anticristo será un ídolo falso para una humanidad ansiosa de paz y estabilidad. Algo que sustituya a un Dios derecho, con otro “Dios” más complaciente. A uno verdadero, por otro impostor, que confunda fácilmente a una población global ciega, que ya no le importe quien es quien.

Y a eso contribuyen muchas ideas erradas de los creyentes cristianos actuales, que consiste en atribuir neciamente, este personaje, a la figura del Papa de Roma, o a Roma misma (“un reino no puede buscar la división de si mismo” decía Jesús).

Dado que no tiene sentido acusar, por acusar, sólo por un rencor inculcado por siglos. Es como si otra persona dijera por ahí, que lo es Billy Graham, el gran evangelista cristiano, solo por que ha sido amigo personal y ministro de casi todos los presidentes de los Estados Unidos. Lo cual suena fatal.

Otro error es pensar que el anticristo sea, o vaya a ser, un sistema de naciones como la Unión Europea. Cuando la mayoría de esos países tienen origen y guardan los valores occidentales cristianos, por más que estén atravesando una corriente ateisante, y que libraran, en un futuro no muy lejano, una inevitable guerra de civilizaciones, contra la irracional civilización musulmana.

No,  la era y la aparición del anticristo nos van a llegar a través del desarrollo último de la Alta Tecnología, cuando ese saber llegue a su cumbre y sus atrevidas manipulaciones de ingeniería genética produzcan a los primeros seres humanos “enriquecidos” que se conviertan en una especie diferente de hombres mas desarrollados que el actual. Tres veces mas potente, o sea, 6.6.6. Con un cerebro dominante y capaz de un poder mental insospechado. Un nuevo Golem, no hecho de palabras, pero si de soberbia y de embriones selectos.

Un nuevo Frankenstein, pero de aspecto bello. Programado a la carta para ser “un ángel de luz”, y que cuando salga, hará saltar de felicidad y gozo a los teorizadores del Superhombre: a Nietzsche. A Hitler y a Himmler, en lo más profundo de su infierno. La cumbre del saber necio. Una tecnología científica que tendrá respuesta para todo, sin necesidad de una “teoría” de Dios.

El poder del Diablo-dijo alguien-fue limitado en la cruz, pero no destruido. Y que por ahora sigue acumulando fuerzas, tratando cada día de debilitar a la Iglesia de Cristo. A la que ha infiltrado con escándalos sexuales y divisiones, pero que sabe no puede destruir, por la potestad que le dio expresamente su fundador.

En su odio, Satanás quiere aniquilarla y convertirla en cenizas. Desaparecerla. Lo que casi va a lograr en tiempos de apostasía. Pero es cuando se las vera con Cristo mismo, quien es el que protege su Templo Santo y habrá de arrastrar a Satán con su palabra.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus