• Mayo 30, 2011, media noche

Ojala y el título hiciera referencia a una nueva línea de buses de transporte público, como el que pensaban implementar en la capital y que iba a ser “parecido” al Transmilenio de Bogotá, pero que fue finalmente descartado por el Gobierno actual sin mayor explicación, aún cuando ya varios organismos internacionales habían desembolsado dinero para su realización.

El título se refiere más bien a esa búsqueda frenética de los managüenses, buseros y taxeros incluidos, de vías alternas para rodear las celebraciones del Día Internacional del Trabajo, el estadio virtual (ahora ubicado contiguo al edificio Pellas, gracias a –inserte el nombre del santo o figura religiosa de su preferencia-), reparaciones de vías principales, conciertos, despedidas de contingentes (¿?) y una larga lista de etcéteras.

Eventos, actividades y reparaciones sólo promocionados en algunos medios, los oficialistas, siguiendo esa especie de autocensura que practican las instituciones y estructuras partidarias cuando se trata de los medios “de derecha”, que básicamente son todos aquellos que no son oficialistas. Esto hace que si un ciudadano no ve ninguno de los canales con línea editorial oficialista, como yo por ejemplo, se tope de repente con una red de desvíos que hasta ese momento desconocía por completo. Quizás es parte de una estrategia de marketing, no lo sé.

Y antes de que se le suba “la chicha” a alguien, me gustaría aclarar que no tengo nada en contra de las actividades de celebración que realiza este Gobierno. No es el primero ni será el último en utilizar ese tipo de “fiesta” para que la población admire “el músculo” y la capacidad organizativa de un partido político, aunque eso implique gastar mucho dinero, en un país que no le sobra.

Sí me gustaría proponer una especie de reflexión, en la que nosotros, ciudadanos nicaragüenses que pagamos impuestos podamos al menos proponer y luego exigir un gasto más racional del dinero (ya sea de nosotros, de nuestro benefactor Chávez o de quien sea).

¿A qué me refiero? Si se trata de restituir el derecho de los jóvenes al deporte, no veo cómo gastar dinero en poner una pantalla gigante, sonido, estructuras, camisetas, etc, sirva para eso. Los partidos Real Madrid - Barcelona, y luego la final de Champions League Barcelona – Manchester United, valga la aclaración, se podían ver en Canal 4 en cualquier televisor del país. Ahora, si usáramos ese dinero para construir un par de canchas (como la que construyeron por el Conchita Palacios), pues igual y sí estaríamos más cerca de restituir ese derecho. Ídem para las otras actividades de celebración de alegría y paz.

Lo otro es la coordinación de las autoridades y dirigentes, o la falta de ella, que hace que esto de andar buscando formas alternas de transitar por la ciudad sea toda una odisea. Cómo es posible que un partido político que gobierna el ejecutivo y la alcaldía de la capital, y que se enorgullece tanto de su organización y disciplina a todos los niveles de su estructura, puede dar tal sensación de desorden y caos. Tal vez me lo dicen.

¿A qué me refiero?. Si se corta Carretera a Masaya por un evento X o Y a la altura de la Plaza de las Victorias (también llamada Plaza del Fraude por un porcentaje de la población, en los que no me cuento porque para empezar no es ninguna plaza), y por reparaciones programadas está cortada otra calle por el hotel Holiday Inn, y también un carril en la calle que va de la Laguna de Tiscapa a Plaza España, nos deja todo el “centro” de la ciudad inaccesible, filas gigantes y cientos de personas enviando un status por Twitter usando #MGAtráfico, en ese ejercicio novedoso de realidad aumentada.

Como a nosotros los nicas nos gusta crear teorías de conspiración todos los días, pues no falta quien diga y piense que esta falta de coordinación es una estrategia para molestar a los managüenses de carro y de a pie. Yo como soy un poco más simple, me gusta llamarle a las cosas por lo que son, es decir falta de coordinación a secas. A ver si nos “regalan” para este año electoral un poco más de orden y menos caos, y así obtenemos la restitución de nuestro derecho a transitar por la ciudad.

Para leer más sobre el autor puede visitar www.periodistaenpijama.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus