• Ago. 16, 2011, media noche

Hoy en día algunos economistas hablan de “mayor recaudación de impuestos” pero yo les digo a los ciudadanos nicaragüenses, tengan cuidado cuando escuchen esas palabras. Estas palabras son las que usan algunos porque se dieron cuenta que suena mejor que decir “subamos los impuestos”.

El otro día escuche a un economista diciendo que había que aumentar el IR para mejorar Nicaragua. Me quede esperando para ver si se reía, pero después me di cuenta que no era un chiste. Él hablaba en serio. No lo pude creer, aquí está un economista diciéndoles a los nicaragüenses trabajadores, que tienen que ceder más de su dinero al gobierno.  Para qué?

Estamos claros, si le damos más dinero al gobierno, ellos siempre van a tener en que gastarlo. Sirva o no sirva (aunque ellos siempre van a justificar que si sirve), ellos viven de eso.

Lo que me sorprendió de este economista fue como pensó al revés. Ya todos sabemos que el precio de TODO está subiendo. Desde la gasolina, hasta la electricidad. Esto directamente afecta el precio de alimentos y la canasta básica en total. El costo de la canasta básica casi se ha cuadruplicado desde que Ortega asumió el poder mientras los salarios se han quedado iguales. Ahora, este señor dice que necesitamos dar más de nuestro merecido salario al gobierno. Si esto pasa, vamos a estar como dice la canción “hay mucho mes al final del dinero”. La solución aquí es BAJAR los impuestos, no aumentarlos.  Si le dejamos más dinero en el bolsillo del consumidor, en el bolsillo del trabajador, ellos gastaran ese dinero de una manera más eficiente que el gobierno.

Seamos claro en algo, el gobierno no tiene dinero, la GENTE tiene dinero. La única razón por la cual el gobierno tiene dinero, es porque te meten la mano en tu bolsillo (si no, vas preso). Después hablaron sobre incrementar el impuesto a los negocios. Los negocios no pagan impuestos, lo paga la gente. El edificio Pellas no puede pagar impuesto, pero el trabajador y los consumidores si, y eso es exactamente lo que pasa cada vez que hay un impuesto sobre un negocio. Ese nuevo impuesto cae directamente sobre la espalda del consumidor o el empleado. Al final, hasta perjudica la cantidad de empleo que puede ofrecer ese negocio y negocios llegan a perder clientes incluso quebrar.

Sin lugar a dudas, la pobreza no se soluciona imprimiendo dinero y dándoselo a personas. Para eso, Nicaragua hubiera sido el país más rico del mundo en los 80s. Claro, paso lo opuesto. La “justicia social” que suelen usar para justificar el bono solidario, no va a sacar esas personas (empleados del estado) de la pobreza. La única manera que un país puede crear riquezas, es con la creación de productos o servicios competitivos. Eso es lo que el gobierno debería de ayudar a crear, productos y servicios! Cómo? Eliminando o bajando ciertos impuestos y eliminando la burocracia ineficiente.  De esta manera estarán apoyando a emprendedores, jóvenes, innovadores, empresarios y más importante de todo, a pequeñas empresas. Sin embargo, que incentivo hay para crear un negocio si todo es impuestos y burocracia?

Cuando veo a economistas tratando de justificar el alza en impuestos para que “todos” estemos mejor, siempre espero que alguien se ría de esa falacia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus